Diosdado con "El Mazo Dando" y moliendo café

El compatriota Diosdado Cabello, quien pese todo el bombardeo del cual es víctima, le tengo un particular afecto, quizás porque suelo solidarizarme con las personas que como él, son objeto de difamación y ataques sin prueba alguna; hasta que me prueben lo contrario. Conste que jamás he tenido contacto personal con él de ninguna naturaleza. Y en el derecho se dice, en buena ley, que todo el mundo es inocente hasta se pruebe lo contrario. Además, Diosdado es de esos dirigentes del PSUV, hasta como el segundo de abordo, que tiene la extraña conducta que siéndolo de un partido que se define como de izquierda no tiene ínfulas de "teórico" que se las sabe todas. No cae en la tentación de repetir a Chávez, parecer una copia de aquel particular y talentoso dirigente, largarnos frecuentes disquisiciones teóricas que dejan huecos por todas partes y en el menos de los casos se le ven las costuras. Tampoco alardea de conocimientos históricos, literarios o filosóficos, apelando al viejo truco de leer una vaina ahorita, memorizar lo sustancial y largarlo apenas alguien o una cámara se le ponga por delante. Más bien luce campechano, es él, como un auténtico muchacho del Furrial. No estoy diciendo, para que no se me tome como adulante, que soy "cabellista" -¿Está bien dicho?- ni espero que algún día tome el control del chavismo como pareciera que hacia eso "tira la cabra al monte", sino que personalmente me cae bien. Quizás, además, por no hablar asumiendo poses o fingir de lo que no es y por ser muy dado a la ironía me agrada. Aunque alguien pudiera decir, en lo que estaría de acuerdo, muchas veces se pasa de mordaz. Pero resulta que en la Cumaná de mi tiempo, ciudad donde nací y quedé marcado para siempre, ¡a mucha honra!, ese llegó a ser un estilo de moda, irónico y mordaz, ¡Cómo nos agradaba ser así! Pese también sabíamos que, quienes eran objeto de nuestra mordacidad, generalmente se sentían muy ofendidos. Uno de mis más apreciados y queridos amigos, tanto como mi hermano, Moisés Moleiro era, diría yo, particularmente mordaz e irónico y muy de mi gusto.

Pero Diosdado, que parece como demasiado frontal, poco diplomático y de malas pulgas, al momento de hablar contra quienes le adversan o discrepan, tiene lo que llamo la virtud de hablar con sencillez, sin apelar a ese enredado lenguaje mal llamado "teórico" de muchos izquierdistas que creen que para identificarse como tales hay que usar palabras claves, mágicas y como sacadas de una librería exótica que la mayor de las veces, sobre todo cuando se les apretuja, nada dicen ni siquiera a quienes las pronuncian.

Diosdado es tan mal diplomático como Maduro y Ramos Allup, de esos que llaman a la paz pero blanden el hacha verbal de la guerra. Hasta su programa tiene un nombre como muy coherente con lo que he dicho.

De un tiempo para acá me ha sorprendido incorporando a su vocabulario palabras como socialismo, imperialismo y otras parecidas o en la misma tónica, como para identificarse con una gente que le haría falta en un futuro que hasta podría parecerle estar a la vuelta de la esquina. Es más, en estos días, en su programa, dijo una cosa que jamás había sospechado, según la cual en sus tiempos juveniles, creo antes de ingresar a la Escuela Militar, estuvo vinculado a grupos izquierdistas de aquellos que aún persistían en aquel disparate que llaman, en este momento no sé si la expresión es apropiada, "lucha armada". Una vaina tan disparatada de la cual se exhiben héroes, que yo llamaría víctimas, pero nadie quiere discutir.

Estoy ahora haciendo un largo trabajo, terminará siendo, por su extensión, un libro, que sé nadie publicará, donde me planteo la interrogante de "¿Por qué Chávez optó por Maduro?, en el cual plantearé lo que no es nada original y menos un secreto bien guardado, que pudiera haber un pacto, donde por cualquier "circunstancia sobrevenida", sería Cabello el sustituto. Para decirlo en el argot beisbolístico, Diosdado es por ahora "el prevenido al bate". Por eso, si quiere tener éxito, debe romper con la imagen que tiene del hombre militar o de los militares y entrar en el mundo civil y de los dirigentes y militantes políticos de la revolución. Pienso que su nuevo lenguaje, sin dejar de ser irónico y hasta mordaz, tanto que sólo eso le concita el odio de sus adversarios y de quienes son objeto de su palabra, ahora pudiera estar tratando de tender puentes entre quienes le hacen veneración al lenguaje simbólico, mientras hacen lo que salga. Pienso que por eso optó por meter en su morral esas palabras, nombre de algunos personajes que al ser pronunciados como con veneración hacen creer a muchos que lo que se diga es verdad irrefutable y una tarjeta, santo y seña, para llegar a Dios.

Como eso pudiera estar buscando Diosdado y no le faltan razones, creo conveniente darle por lo menos un consejo. No se deje enredar por esa clase que suelo llamar "horizontalizada" que forma como una enorme plaza de concreto alrededor de quienes tienen poder. Cerciórese bien de las cosas para que, sus oyentes y hasta sus posibles simpatizantes, no se sientan defraudados.

En el título puse café, justamente porque el ejemplo que ahora voy a manejar para aconsejarle, tiene que ver con la infusión que el venezolano desde el fondo de la historia toma o consume como algo de primera necesidad. Digo esto último, porque muchas veces la "crema" social, pretendió convertirlo en producto de lujo para aplicarle altos impuestos. Claro, ahora, no sé a ciencia cierta si debería pagar IVA, pero creo que lo cobran al consumidor, pero el comerciante no lo paga, se nos volvió de lujo, por efectos de, nada más y nada menos, la mal llamada "Ley de la Oferta y la Demanda"; aunque se pudiera decir para sentirnos cómodos, que eso pasa por "obra y desgracia" de la guerra económica.

Resulta que usted compatriota, camarada, amigo, no sé cómo prefiera llamarme, este miércoles 15 de junio, promovió, no diré, hizo propaganda, porque sería precisamente mordaz, un café según producido por el grupo conocido como "Alexis Vive", del cual sé muy poco, con precio de Bs. 1.500.oo medio kilo. Por vainas de maestro de escuela, diré aunque parezca innecesario, que eso significa que de ese café el kilo se vende a Bs. 3.000.oo. Justamente, en la mañana, en un mercado público – debo repetir que hago el mercado de mi casa – compré café artesanal en ese mismo precio. Pero ese no es el asunto que motiva mi nota.

Los altos dirigentes del gobierno y del partido, como los de la oposición misma, están obligados a enterarse de muchos pormenores y no hablar de asuntos sin antes informarse convenientemente porque su palabra tiene mucho significado y suele generar hasta conflictos u obligar a aclarar lo que otro dejó oscuro. Resulta querido compatriota, averigüe, cerciórese, hace apenas unos dos o tres meses, el SUNDEE reguló el precio del café a Bs. 694.oo el kilo; tal anuncio, lejos de lograr que el precio "especulativo" del mercado tornase al nivel respectivo, más bien lo catapultó al precio que ahora tiene. Cuando dije "especulativo", así entre comillas, lo hice porque eso fue lo que, según el organismo oficial, le obligó a tomar aquella medida.

Claro, ya he escrito sobre eso, el SUNDEE, como acostumbra, optó por hacerse el loco y dejar que los distribuidores hiciesen lo que creían conveniente. De donde uno no sabe, aunque sus sospechas tiene, que organismos oficiales mienten, por eso pese a regular, luego se callan, ignoran lo que sucede. Cuando usted se atreve a anunciar el precio del café del cual hablamos, el cual según las regulaciones del SUNDEE sería especulativo, uno termina por creer definitivamente que ese organismo le está mintiendo al país y al gobierno. Pone precios "regulados", como solemos decir en lenguaje coloquial, al "ojo por ciento" y de esa manera provoca ocultamiento de productos, escasez y, en consecuencia "baila pegao" con los especuladores .

Lo del precio del café del grupo "Alexis Vive", revela que el costo, que tampoco debería serlo si hubiese la producción debida en este país, no es el que calculó la SUNDEE y siendo así, usted que habló de ese precio, debería promover se averigüe cómo procede ese organismo. Esos malos procederes hacen daño.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1824 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a229624.htmlCd0NV CAC = Y co = US