Miguel Molero un embustero

La lectura de tres artículos me motiva a establecer una relación directa dentro del panorama socio-político actual de Venezuela, sumida como está nuestra nación en su profunda crisis económica. El primer texto, titulado "Firmas por espejitos - Por: Antonio Herrada", el jueves 26 de mayo en aporrea, argumenta la posibilidad del asesinato de nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez Frías, mediante el empleo de un arma letal de vanguardia derivada del uso de la nanotecnología. Expone, además, un cuadro sintético del objetivo imperial de cercenar el sistema democrático venezolano, mal sonante para los gringos y sus lacayos, por eso del "socialismo del siglo veintiuno", y por aquello de "la revolución bolivariana".

Antonio Herrada precisa en estas líneas ese arco de acción que, con el apoyo de los partidos de oposición y la artillería mediática de los grandes medios privados, se proponen fracturar y aniquilar el estado de derecho del país, la propia constitucionalidad y el ejercicio del poder tal como ha sido obtenido por las fuerzas chavistas hasta hora: mediante el voto. Para ello, la Asamblea Nacional constituye un fuerte armado para el saboteo, una base militar disfrazada, un bunker de gánsteres dispuestos a acabar con todo con la única finalidad de llegar a Miraflores, saltando los propios lapsos constitucionales que fijan los elecciones presidenciales para 2019. El objetivo primario, en tal caso, no es superar la crisis material, económica y social de los venezolanos sino cortarle la cabeza al Presidente de la República, sin descartar matarlo al estilo Hugo Chávez, nanoarma mediante:

"La guerra psicológica dirigida por EEUU ha afectado la psiquis de muchos venezolanos, con el objetivo de culpar de todo los problemas que existen en el país al gobierno, utilizando los medios de la derecha nacionales e internacionales diariamente, con el apoyo de las redes sociales difundiendo rumores malsanos en contra del presidente Maduro, logrando una efectividad mayor a las que se utilizan cuando se quiere satanizar un personaje en una novela, el cine, una serie de televisión o de radio, convirtiéndolo en el villano de la película, induciendo odio hacia esa persona y sus allegados, hasta el punto de quererlo asesinar o desearles la muerte."

El segundo artículo parece un manifiesto o un documento sacado del laboratorio de la CIA y su bodega doméstica, la MUD. Lo firma el señor Miguel Molero, quizás un nombre falso, un seudónimo, pero que amerita un buen análisis. El objetivo de este texto es crear una directriz de opinión, por vías mediáticas, de que ya Henry Ramos Allup debe estar en Miraflores despachando y gobernando a los venezolanos tal como lo hizo Pedro Carmona Estanga, El Breve. Para ello, el señor Molero, a quien promocionaremos con el epíteto de El Embustero, expone un perfil de Ramos Allup como el tipo más probo de la política venezolana de los últimos cuarenta años y el más apropiado para dirigir el destino de la nación, vendiéndolo como el Cristo redentor, quien junto a los Cuatro Fantásticos del cine opositor (Capriles, Leopoldo, la Machado y Julio Borges) harán caída y mesa y limpia en la economía nacional, y adiós crisis que te apagaste. Llegó Papá Noel y todos somos felices. Este texto del señor Molero, el embustero, es realmente idiotizante. Extraigo también un párrafo:

"En el complejo debate político que se escenifica hoy en Venezuela, destaca el liderazgo de Henry Ramos Allup. Lo que está ocurriendo nos lleva a un punto de inflexión de la tragedia a la que nos condujo Hugo Chávez con su liderazgo carismático perverso, lo cual mantiene atrapado a los venezolanos en una crisis humanitaria (…) Hugo Chávez acabó con las políticas sociales de la democracia (educación, cultura, infraestructura {viviendas, hospitales, escuelas, liceos, universidades}) que permitió que venezolanos de los extractos sociales más bajos, pudieran ingresar a las mejores Universidades del país (que fueron reabiertas) para hacerse de una profesión. Pero lamentablemente las políticas populistas y clientelares, montadas en una concepción lumpen-proletaria del "comandante eterno" que copió pesimamente las lecciones de Carlos Marx sobre la lucha del proletariado, terminó por conformar un partido político (PSUV) que tiene su base social infiltrada por una buena cuota de delincuentes, mientras que en la superestructura de su dirección política, existe una "burguesía corrupta" que se ha enriquecido impunemente con los recursos fiscales del país". Fuente: http://www.analitica.com/opinion/henry-ramos-allup-2/

El señor Miguel Molero, el embustero, niega que ese mismo Hugo Chávez que él dice que acabó con todo, fue quien mandó a construir el Puente Orinoquia y el nuevo Teleférico de Mérida, puso en circulación los miles de autobuses Yutong que hoy día representan el gran alivio para los más pobres, redujo el analfabetismo, creó importantes misiones sociales que hasta la campaña electoral previa al 6D el mismo combo golpista de Ramos Allup reconoció como fundamentales para el país y que le darían apoyo, aunque en la práctica han desvirtuado ese compromiso pre-electoral; creó Chávez los módulos de asistencia médica primaria de gran provecho para las comunidades, conocidos como Módulos de Barrio Adentro, impulsó la inserción escolar, creó miles de cooperativas, créditos para taxistas, pescadores, agricultores, pequeños y medianos empresarios, asfaltó carreras que antes el señor Teodoro Petkoff llegó a cuestionar que existieran en tan deplorables condiciones en un Estado petrolero; publicó más de cien millones de libros y puso a leer al país mientras Ramos Allup se chupaba una mandarina en su confort doméstico, sin hacer nada por los pobres de Venezuela, y para usted de contar.

La desfachatez de Miguel Molero, el embustero, tiene en las siguientes líneas su corolario: "En este escenario lúgubre, aparece la figura de Henry Ramos Allup que es un político alejado de la practica el vedetismo político, su discurso no es alambicado, pues no busca el aplauso, ni la iluminación de las cámaras televisivas para actuar, pues su discurso es directo, es decir, no obedece a un guión previamente elaborado. Henry es un político, que no rehúye al debate, por cuanto su discurso no está pensado en función de réditos electorales. Esto lo han visto los venezolanos por lo cual aparece hoy, como el político que mayormente genera confianza en la gente".

La ovejita de Acción Democrática es casi un santico. No mata una mosca, según nos lo vende Molero, el embustero. Su Ramos Allup no recibe órdenes de nadie, menos de la CIA y el Pentágono ni de la cúpula de la MUD ni de los lacayos del imperio. Su pobre telefonito y su correo electrónico de seguro no lo conectan con nadie de la derecha internacional ni con especialistas en tumbar gobiernos. Por otro lado, el señor Molero, el embustero, despacha de un solo plumazo a este chavismo que tanto les hiede, que hace parecer a nuestras mujeres como feas y desarregladas, como chusmas barrialeras y sucias, y niega tajantemente todos los logros de esta democracia inclusiva, protagónica y criolla, con estas frases pagadas en dólares, sin duda: "El chavismo acabó con la movilidad social que inauguró en Venezuela la democracia y que nos permitió a muchos venezolanos desarrollar nuestras capacidades, habilidades y talento, situación ésta que contribuyó a fomentar la integración social".

Miguel Molero, el embustero, tiene una gran tarea pendiente con los millones de venezolanos que ejercemos el voto en Venezuela, y es tratar de convencernos a todos de que las siguientes líneas, expuestas por él con su fe ciega en Ramos Allup, son creíbles y van hacer posible sus sueños de verlo investido de Presidente Constitucional de Venezuela: "Henry probablemente no tenga el atractivo carismático de un Carlos Andrés Pérez o el carismático atractivo perverso de un Hugo Chávez, pero tiene el cerebro y las neuronas necesarias para entender que este régimen hay que combatirlo persistiendo en la reconstrucción de la instituciones democráticas, donde se respete el Estado de derecho y el debido proceso como diría un constitucionalista distinto a Hermann Escarrá"…

El tercer artículo lo escribe un gran poeta de Venezuela y hermano de luchas en la vida y la literatura, Gabriel Jiménez Emán, este 6 de junio pasado, con el título de "Pan nuestro de cada día", publicado en aporrea.org. Expone Gabriel ahí las razones históricas que conllevaron al país a esta situación de extrema penuria, por cuanto se redujo sistemáticamente la vinculación del hombre y la mujer venezolanos con el campo y el trabajo productivo, a la par del crecimiento demográfico, para que las empresas trasnacionales no sólo manipularan nuestras materias primas para obtener jugosas ganancias, sino para para sembrarnos un estado de dependencia absoluta a sus sistemas de venta y comercio, induciéndonos un patrón de consumo importado que ya forma parte de la psiquis colectiva. Lo cito:

"Los venezolanos nos acostumbramos por décadas a apropiarnos de todo aquello que deseábamos o podíamos, basados en nuestra riqueza petrolera, y a todas las bondades que se derivaron de ella en viejas épocas, mientras éstas duraron. Por más de sesenta años descuidamos el trabajo de siembra, pesca y ganadería, dejamos de convertir nuestras tierras, lagos, mares y ríos en reservorios de riqueza para nosotros mismos, o aprovechando nuestras bellezas naturales para desarrollar nuestro turismo. Nos afincamos más en dar "empleos" burocráticos, administrativos o empresariales en empresas privadas grandes o pequeñas, y al comercio directo de bienes importados: ropa, calzados, productos de higiene y alimentos, dejando de lado nuestras propias capacidades para producirlos (…) Descuidamos nuestros cultivos, nuestra cocina tradicional y nuestras costumbres para sustituirlas por productos extraños o patentados en otros países. Pero no sólo eso. Les ofrecimos en usufructo nuestras tierras a estas empresas para que ellas las cultivaran, emplearon la mano de obra nuestra y sembraron en ella arroz, maíz, tubérculos, legumbres, hortalizas y frutos de la tierra para que éstas nos las devolvieran en paquetes, bolsas o latas, convertidas en gaseosas, chucherías, empaques atractivos de productos masivos que requieren de conservantes químicos, glutamato, colorantes, sabores artificiales, azúcar química, sacarosa y sales dañinas; lo mismo que la llamada comida rápida, contentiva de grasas saturadas e harinas industriales; hamburguesas, perros calientes, pizzas, pollos grasosos y féculas que a la larga producen enfermedades crónicas".

Ese es el verdadero secretico, señor Miguel Molero, tan embustero, para hacer una buena lectura de la crisis actual de Venezuela. Insisto que la crisis es más económica que política. No se trata del socialismo vs el capitalismo, no se trata del gobierno contra la oposición. Hasta se puede plantear una fórmula sencilla y viable: Que la oposición tenga paciencia para esperar el lapso ordinario del referendo, previsto legalmente, sin los espavientos de las marchas opositoras y el guarimbeo mediático, para el 2 de enero de 2017. Que se aprovechen estos meses para impulsar dentro y fuera del país cualquier inversión privada que contribuya activar la producción nacional. Que el gobierno corte cabezas dentro del gajo de corruptos que deambulan por Miraflores, y que Maduro no se deje adular tanto por las pirañas que están matando al gobierno desde adentro. Lastima que no se puedan señalar nombres, so pena de ser enjuiciados y metidos presos por acusaciones sin pruebas, pero sabemos quienes son los corruptos. También la Asamblea Nacional puede contribuir con el gobierno a cortar las cabezas de la corrupción, porque resulta intolerable que el ladronismo político nos tenga sentados de culo como estamos ahora. Igualmente, hay que tener sensatez y comprender que nuestra Constitución y demás leyes relativas a los procesos electorales establecen las normas a seguir, queramos o no, y hay que respetarlas. Piensen, ustedes los políticos, en el pueblo al que tanto le deben los puestos que ocupan, y ayuden a resolver la hambruna y las enfermedades. Turisteando en los escenarios internacionales con el lloriqueo de que hay que sacar a Maduro como sea, ustedes no resuelven esta crisis. Tampoco se resuelve con los vanos argumentos de Miguel Molero, el embustero. Ni Mandrake El Mago arreglará esto si no se asume un plan integral de trabajo productivo, no burocrático, no de oficina, no de verborreas, no de corbatas, no de robos ni usufructo, no de bla blas. Si bien no hay dólares para robar e "invertir" en el país, hay suficiente voluntad para salir a adelante si ambas partes ayudan a enderezar el barco, y luego que se batan a votos, a ver quien gana la pelea. Ayuden al pueblo y el pueblo los ayudará.

Isla de Margarita, junio de 2016



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1252 veces.



José Pérez

Profesor Universitario. Investigador, poeta y narrador. Licenciado en Letras. Doctor en Filología Hispánica. Columnista de opinión y articulista de prensa desde 1983. Autor de los libros Cosmovisión del somari, Pájaro de mar por tiera, Como ojo de pez, En canto de Guanipa, Páginas de abordo, Fombona rugido de tigre, entre otros. Galardonado en 14 certámenes literarios.

 elpoetajotape@gmail.com

Visite el perfil de José Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a229140.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO