La guerra, el fascismo y la anarquía creciente

Hay que estar pendiente y vigilante en nuestras amplias fronteras marinas, igualmente de las: terrestres, asimismo atender el espacio aéreo. Esto es una tarea normal, constitucional y obligatoria en tiempos de paz y con mayor razón en nuestra época de amenazas externas.

Cualquiera de nosotros, sencillos lectores de algunos medios y portales sabemos que las poderosas fuerzas económico-político-financiera norteamericana y sus satélites europeos, ejecutan acciones devastadoras en buena parte del mundo, para garantizarse la continuación de sus viejas hegemonías, como consecuencia: ciudades destruidas y asesinadas sus poblaciones, y, amenazas de extender el camposanto a todo el planeta.

En las primeras décadas del siglo XX, hubo unas cuantas guerras, dos famosas a las cuales se les dieron connotaciones de mundiales, pero eran conflictos bélicos muy lejanos, al menos lejanos de nuestros territorios, apenas hubo algunas incursiones de submarinos alemanes por nuestras costas, pero en nuestra memoria histórica quedan como anécdotas.

Lo que no hay que olvidar, y no es un simple hecho anecdótico, son las motivaciones que condujeron a tales confrontaciones, que no eran otra cosa, que las contradicciones inter-capitalistas, las apetencias hegemónicas de los barones del capital. Los alemanes utilizaron en su II guerra el argumento de su supervivencia mediante la tesis del "Espacio vital", cuestión que les obligaba necesariamente a la expansión: dominando, neutralizando o destruyendo a posibles amenazas vecinas.

Hoy día la cosa es un poco más grave, pues la defensa de los EE.UU, pasa por la ocupación del mundo. La confusa destrucción de las Torres Gemelas, en Nueva York, les vino como anillo al dedo, para colocar su enjambre de artefactos bélicos en todos los mares y territorios de casi todo el planeta. Así se cumple con la misión filosófica más alta norteamericana "La defensa del Mundo Libre". Abandonó Supermán la historieta, su empleo de reportero en el Daily Planet y, ya no tuvo que hacer de Clark Kent y se transfiguró en ser atómico omnipresente, ahora sí, en todo el Planeta Tierra.

Las fuerzas del capital, encubren sus acciones depredadoras de la humanidad con formulaciones políticas, (ensamblajes teóricos) como fue el caso del nazi-fascismo, fundamentados en posiciones racistas, anticomunistas, clasistas y homofóbicas.

Estas ideas fascistas, ha resultado a través de los tiempos el ensamblaje político ideal, para la organización de grupos partidarios como fuerzas de choque, pues , tiene caldo de cultivo en la sociedad capitalista, con su escuela abierta de valores que transversaliza a la sociedad, y que solo requiere que alguien toque la tecla emocional respectiva, para que logre futuros fascistas, militantes que pueden integrar cualquier organización, política con plataforma ideológica: social demócrata, socialcristiana , pseudosocialista u otras.

Esta introducción viene a cuento, puesto que las guerras ya no son tan lejanas, y, si bien es cierto, que los habitantes de la tierra estamos en la mira imperial de misiles geoestratégicos, que son palabras mayores, no opinaré sobre ello, puesto que mi imaginación no califica para especular en esos niveles.

Lo que sí pienso, es que en estas fases de agresión contra Venezuela, llámese: Guerras de Nueva Generación: Mediáticas (acuerdos de medios nacionales e internacionales para el montaje de ollas y desinformación), Terrorismo interno en todas las modalidades (Guarimbas, asesinatos selectivos, organización y financiación de grupos delictivos, cobro de vacunas en algunos barrios, urbanizaciones y comercios. Guerra Económica, baja producción planificada en las empresas privadas, incompetencia en las empresas del Estado (voluntaria o inducida) manipulación monetaria, corrupción empresarial y gubernamental. En todo esto hay situaciones que son totalmente inherentes a nosotros, y no podemos escurrir el bulto con posturas acríticas, pues ya no hay tiempo para el ocultamiento y la tapadera, pues está en juego no solamente los logros sociales del proceso bolivariano, sino la vida de miles de ciudadanos de llegar al poder agrupaciones fascistas, y, lo que acarreará entre otras cosas, el desmantelamiento de la Patria.

En este tiempo sería mortal paralizarnos, y distraernos ante la posible invasión imperial, obviando asuntos internos que requieren nuestra mayor atención, y que forma parte de nuestra cotidianidad y que estamos en capacidad tangible de enfrentar.

No tenemos dudas que El Viejo Estado Venezolano presenta visos de obsolescencia, reproduce el modelo capitalista políticamente clientelar y corrupto ¡¡pero existe¡¡ y tenemos que tomar de él lo mejor que tenga, para dar la pelea, sin fanfarronería y aspavientos, en las cosas que nos corresponda hacer y en el marco de nuestras capacidades y posibilidades.

En estos días entrevistaron al ministro de agricultura sobre la siembra en este ciclo de invierno, y éste alto funcionario hablaba con mucha propiedad sobre el asunto, y se refirió a los Silos y la adecuación y preparación de ellos para el acopio por venir. El periodista acucioso y preocupado como todo el mundo por la grave escasez de alimentos insistía en fechas de la cosecha, y amablemente y con aplomo respondía el ministro, que no sería responsable dar fechas, y que mejor era esperar los resultados.

Con esta declaración se abre una ventana, al ejercicio prudente de las responsabilidades gubernamentales y a un lenguaje creíble generador de confianza, puesto que lo usual en algunos altos funcionarios, son los excesos verbales y promesas, acciones de impacto político y ninguna consistencia, donde abundan las frases hechas o lugares comunes. No hablaré de nadie en particular para no incurrir en algún irrespeto pero ¡ojalá¡ algunos altos funcionarios cuando los entrevisten, también nos respeten a nosotros. El mayor logro que los funcionarios pueden aspirar en sus funciones es posicionar credibilidad entre sus conciudadanos, y, los ciudadanos apreciaremos esa cualidad.

Simón Bolívar nos legó numerosos documentos, cartas proclamas, partes y otros donde hablaba de las penalidades, objetivos, dificultades, luchas y avances, muchos de esos documentos son desgarradores, pero era la Patria que se construía. Por ello, nuestra Patria siempre será Bolivariana.

Hugo Chávez, elevó el 4 de febrero de 1992, a la mayor dimensión política el valor ético de la responsabilidad personal y colectiva en representación de la rebelión derrotada, estableciendo una impronta de reciedumbre rebelde y esperanzadora con él "Por Ahora". Con el cual la población se identificó.

En mayo de 1940, en un momento difícil de la II Guerra Mundial, al asumir la responsabilidad de Primer Ministro Sir Winstón Churchill, un hombre de extrema derecha, expresó en el parlamento británico: "No tengo nada que ofrecer sino sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor".

Los venezolanos, estamos viviendo una alargada y delicada situación que está haciendo mucho daño y es algo que no debemos enmascarar, ni hacer alardes sofistas. Ni apelar a un lenguaje balsámico, pues la realidad es dura, y va a requerir decisiones duras. Sectores amplios de nuestra población están siendo maltratados y acorralados tanto por la cuestión económica, como por la inseguridad y la incertidumbre generalizada. A esto se agrega la percepción de un Estado que se muestra débil y confuso en algunos temas de interés económico nacional. .

Somos bastantes los ciudadanos, que leemos, que oímos, que vemos, que preguntamos, que recordamos a Chávez y la matemática, que nos comunicamos con otros desde la horizontalidad, que vamos a la panadería que no tiene pan, pero sí tortas, o que vamos a la carnicería y vemos comprar alas de pollo y patas, y no precisamente para los perros, pero que además, hemos visto en un mercado popular a niños pidiéndole al vendedor de pollos que les regale la piel eliminada de los que prepara para sus clientes. La derecha sabe de todo esto, y más de uno se frotará las manos.

La percepción que existe de la ausencia del Estado(Nacional-Regional-Municipal) se acrecienta, y aparece la palabra ANARQUÍA (*) en el léxico ciudadano, ¿Cómo es eso del aumento inclemente cuasi diario de los precios de alimentos y de todos los bienes, quién los autoriza?¿Cómo explicar por ejemplo? la inacción sanitaria sobre expendios de alimentos sin control, carnes, pollos, frutas entre otros en locales improvisados en los pueblos y carreteras como en la Venezuela rural de fines del siglo XIX y comienzos del XX, sabemos que esto genera un circulo vicioso, enfermedades, hospitalizaciones y costos para la Nación.

¿Quién controla la calidad del agua y los altos precios de los botellones de agua, que las familias y las instituciones están obligadas a comprar? ¿Quién controla y supervisa a Hidrocentro, que en San Joaquín amenaza con suspensión del servicio y el cobro de la reinstalación (Bs 557,57) pero te lleva el recibo un día antes o el mismo día del corte? ¿Quién podrá impedir que sustraigan los cables de CANTV, con tanta frecuencia, por lo que hay urbanizaciones con cuatro meses sin servicio? ¿Quién se ocupará de conseguir vehículos adecuados para recoger los desechos sólidos, en vez de los camiones de estacas, donde los jóvenes recolectores tienen que sumergirse en la basura? ¿Qué organismo cultural, político o económico de la Nación, aboga por los paneleros de San Joaquín, Etc., etc,etc…

Pero esta anarquía cotidiana, y débil desempeño del Estado es tan mortal como los misiles y con efectos perversos, puesto que un misil destruye ciudades y sus habitantes, pero esta guerra larga con la inseguridad, bachaqueo, especulación empresarial y comercial, complicidades civiles y no civiles, en una especie de "dejar hacer, dejar pasar" (Cuando la horrible cara del hambre se asoma y los números no dan) golpea y puede ser un factor de degradación de EL ALMA VENEZOLANA.

Pero se puede combatir y es obligante hacerlo, el país dispone de hombres y mujeres con posturas éticas ajenos a vocinglerías y que no estarían dispuestos y dispuestas a que en nuestra nación se entronice el Fascismo.

LA REVOLUCION ES CULTURAL

(*) No se trata de la Anarquía político-filosófica del siglo XIX.

.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1156 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a228628.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO