contribuyendo a la destrucción de nuestra economía.

Desde el Táchira alimentan al dólar negro, inflan al dólar Dicom y piden más gasolina para negociarla en la frontera...

Yo no sé si pueda existir una comisión de gente decente, correcta, patriota y conocedora de los problemas fronterizos, que venga a constatar lo que está sucediendo en la frontera colombo-venezolana de Táchira-Norte de Santander, en la que se inventan y reinventan mecanismos para acabar con el país, primero, dejando salir cada vez más bienes esenciales y muchos de ellos subsidiados (entre ellos, medicamentos), y ahora, según lo anuncia el propio gobernador del Táchira, vendiendo gasolina a Bs. 200 el litro, "en una frontera" cuyo mercado potencial (y real) ES Colombia… y cuente con el poder suficiente para hacer los correctivos necesarios…

Eso, ¿ qué quiere decir ?

En San Cristóbal, capital del Táchira y demás ciudades del estado reaparecieron y con más furia, las colas para abastecer de gasolina a los vehículos. Son ahora más largas y tediosas, que en los peores momentos de antaño, cuando vino un funcionario de PDVSA y luego de imponer un mecanismo de venta fronterizo, se acabaron las colas en las bombas de San Cristóbal y demás ciudades grandes de este estado.

Lastimosamente a las dos semanas de haberse creado el exitoso mecanismo, cerraron la frontera, y el fulano "modo", dejó obviamente de funcionar.

Apenas días después de imponer los nuevos (y absurdos, a mi manera de ver) precios de la gasolina en Venezuela (de Bs. 1 la de 91 octanos, y de Bs. 6 la de 95 octanos), volvieron las colas a las estaciones de servicio en el Táchira. No sé si en otros estados sucede lo mismo. Estas nuevas colas han aumentado ostensiblemente, y éste es un hecho que nos lleva a inferir que:

- O no está llegando suficiente combustible a las estaciones del Táchira.

- O volvió a crearse el mecanismo de extracción de gasolina, a pesar de que se dice que la frontera está cerrada, y de que el presidente, mediante decreto, dizque la cerró.

- O los dueños de esas graciosas concesiones, las de las estaciones expendedoras de combustibles (que hace tiempo han debido fenecer), están sumados de frente a la guerra sicológica y económica, y que por la vía de ladillar a la población, crean sus propios mecanismos morrocoyunos de expendio de gasolina… y demás artilugios, y las cierran y abren de acuerdo a órdenes "superiores", transmitidas de escalón a escalón desde el imperio y desde los cenáculos de la oposición de derecha…

- O, todas las anteriores…

Y cuando el gobernador del Táchira, quien no tiene competencia constitucional para imponer precios de los combustibles, aparece en los medios anunciando -como una gran vaina-, que se está vendiendo gasolina "en la frontera" a Bs. 200 el litro… ¿ qué quiere decir esto ? :

- Que se está "aceptando" que la gasolina puede seguir saliendo hacia Colombia, porque de hecho está pasando, a pesar de que según decreto presidencial la frontera está cerrada… y nuestras "autoridades" resguardan "celosamente" al país…

- Que la están vendiendo en bolívares, a pesar de dirigirse (o beneficiar) a una región, desde la cual se inició el pecado original de destruir la paridad legal, aquella que teníamos (razonable, acordada y establecida mediante convenio bilateral) de nuestro bolívar con el peso colombiano, y desde la cual -también- se prendió la mecha de la creación del súper erosivo ‘dólar today…’

- Que si la "venden" en bolívares, y precisamente dirigida a "esa región", se renovarán los esfuerzos para (desde allá) seguir debilitando nuestra moneda, y, en consecuencia, comprarnos la gasolina cada vez más barata… (!), escoñetando más y más nuestra economía nacional… (!)

- Que si la venden a Bs. 200 el litro, eso ES una "ganga", y ES un súper negoción tanto para los "próceres" que inventaron ese (nuevo) mecanismo, como también para aquellos que la vienen a comprar para revenderla en Colombia, puesto que a dólar negro (dólar-Cúcuta o dólar Today), ese litro de gasolina (a 200) estaríamos vendiéndolo a apenas 15 centavos de dólar, mientras que el litro de gasolina se vende en Colombia a 66 centavos de dólar… (!) ¿ Es que acaso se desmontó el ingratamente recordado "Clan Parada", para montar un nuevo "Clan" que va a beneficiarse escabrosamente a costillas del país en estos tiempos de guerra… ? ( ¿ Cuál será el principal apellido que tiene este nuevo "Clan" de ladrones … ? ).

- O, finalmente, que quieran establecer (si acaso no es para "sacarla" hacia Colombia) una discriminación inexplicable, mediante la cual los habitantes de las ciudades de San Antonio, de Ureña y demás poblados circunvecinos, dueños de vehículos, deban pagar 200 bolívares el litro, por una gasolina que a los demás venezolanos nos cuesta uno o seis bolívares el litro, de acuerdo a su octanaje… (!). Y eso, preguntamos: ¿ a cuenta de qué ? ¿ Es que acaso pretenden seguir dibujando, diseñando, creando, la "Alepo" venezolana, con gran apoyo de la población que ya está bastante arrecha de tanta calamidad concentrada, para que comience en cualquier momento la guerra civil al estilo Siria y, de acuerdo con las recomendaciones imperiales, y las no menores contribuciones de apátridas locales de toda laya, que en el Táchira se encuentran ‘de a tres por locha’ ?

Hace unos meses propusimos un esquema de venta en dólares de nuestra gasolina hacia Colombia, vendida en nuestra estaciones de servicio (Safec) "internacionales", a razón de 50 centavos de dólar el litro, para que el diferencial de 16 centavos de dólar pagara con suficiencia la intermediación, que en este caso iría a los dueños de vehículos que vendrían desde Colombia a llenar sus tanques, pagando nuestra gasolina en dólares. Con eso comenzaríamos a cuidar y recuperar el valor de nuestro devaluado bolívar, y podríamos "jugar" monetariamente, a través de casas de cambio oficiales y de la banca oficial, a esa recuperación…, pero como suele suceder con nuestro gobierno: oídos sordos, ojos cerrados, entendimiento escaso…

El gobierno le hace el juego macabro a la oposición, e incluso al imperio agresor, contribuyendo a la radicalización de la población del estado más opositor del país, creando las condiciones para que desde aquí, al mejor estilo de la ciudad fronteriza de Alepo, en Siria, comience la agresión armada en contra del país nacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3095 veces.



Manuel Rugeles


Visite el perfil de Manuel Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social