La búsqueda de divisas por turismo y el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar en Maiquetía

Es indudable que la fuerte y sostenida caída de los precios internacionales del petróleo ha significado un duro golpe para los países productores agrupados o no en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), situación ocasionada por un incremento en la oferta de este recurso en los mercados internacionales de compra-venta de energías. Diversos son los factores que explican la presencia de una cantidad de millones de barriles diarios de petróleo que sobrepasa holgadamente la demanda requerida para el consumo energético mundial. Por un lado la explotación de petróleo por medio de la fracturación (fracking) de grandes bloques subterráneos de lutita en los EEUU, que ha permitido elevar su producción por encima de 9 millones de barriles diarios, al costo de ocasionar graves consecuencias y daños ambientales en sus espacios territoriales, además de llevar a la quiebra a una gran cantidad de empresas petroleras que no pueden compensar los altos costos de extracción por este método con los bajos precios de venta actuales. También influye en esta caída la venta a través de Turquía con muy bajos precios de importantes cantidades del recurso energético robado en los territorios de Siria e Irak por parte de los grupos criminales y paramilitares, quienes cuentan con gran apoyo de las potencias agrupadas en la OTAN y gobiernos islámicos sunitas, que intentan apoderarse del poder en esas naciones no alineadas. Igualmente la postura oficial de países productores con gran volumen y peso en las decisiones, como es el caso específico de Arabia Saudita quienes no aceptan regular y/o bajar la producción actual influyendo de manera decisiva en el mantenimiento de la baja de los precios petroleros desde los 96 $ BDP que promediaba el año 2014 hasta los 40 $ actuales. Otro factor importante tiene que ver con los efectos de la contracción de la poderosa economía China, la crisis económica que afecta gran parte de países integrantes de la Unión Europea, así como los retrocesos registrados en los PIB de importantes economías regionales como Brásil y Argentina, todo lo cual significa menor demanda de energía y en particular del petróleo. A este dramático panorama debemos agregar el incremento progresivo de la producción por parte de Irán, país que ejecuta acciones para la venta de sus cuotas anteriores y mercados, después de concretar negociaciones para que los EEUU y sus aliados de Europa y otros países asociados suspendieran las medidas de bloqueo a una parte importantes de sus ventas internacionales, derivada de las presiones para evitar que esta nación logre desarrollar energía nuclear autónoma.

Para la mayoría de venezolanos que dependemos de los ingresos obtenidos por la venta internacional del petróleo, que representan el 97 % de las divisas que sirven para cancelar compromisos internacionales de la República (deuda externa), compra de bienes y servicios en el exterior (importaciones) y conversión en bolívares para cubrir TODOS los gastos del Estado y alimentar la dinámica económica nacional pública/privada de compra-venta, créditos, financiamientos, avales, etc., estas son muy malas noticias para el presente y futuro de nuestra estabilidad personal, familiar, corporativa y nacional.

Frente a estas dificultades propias de un país minero que vive fundamentalmente de la Renta del Petróleo, donde sus liderazgos anteriores y actuales no han sido capaces de estructurar inversiones productivas nacionales e internacionales, así como diseñar un programa rigurosos de ahorros que permitieran conformar colchones o amortiguadores para evitar los duros golpes cuando se produzcan las cíclicas contracciones o caídas de las dinámicas económicas mundiales (Historia de la Economía Mundial. Grandes, medias y cortas duraciones), así como las también cíclicas caídas de los precios de las materias primas y en particular del petróleo. Por cierto desde hace muchos años existe una amplia producción de conocimientos referidos a estos temas que son de fácil acceso para su estudio y evaluación. En Venezuela se pueden realizar pesquisas (indagaciones/proyectos de investigación) de la Historia de la Economía Nacional desde comienzos de la estructuración definitiva de la República de Venezuela (1830-1840), cuando comienzan a caer los precios del café que era el principal producto de exportación venezolano. Se combinaron la presencia de nuevos oferentes (vendedores) del producto y un estancamiento de la demanda europea de este producto y los efectos negativos de esta situación se hicieron sentir en nuestra dinámica económica, social, política e institucional, alterando la débil estabilidad de la naciente Nación Independiente que venía de separarse de la República de Colombia y del escenario dramático del asesinato del principal líder independentista sucesoral Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre y la de la muerte del abandonado/traicionado Libertador Simón Bolívar.

Cuanta falta le hace al país la presencia de disciplinados, agudos y estudiosos profesionales de la Historia Económica Mundial y de Venezuela, dotados de sus respectivas perspectivas ideológicas, doctrinarias y teóricas con las cuales fundamenten sus visiones y propuestas. Lo lamentable es la clara ausencia de un debate verbal, escrito, televisado, radiado, telematizado y con una vocación pedagógica sobre estos grandes temas. Lo ideal sería lograr superar el debate de los "tira piedras" y lanzadores de "potes de humo" y construir un escenario de confrontación de ideas de la Economía Política fundamentadas en las lecturas críticas de los grandes referentes teóricos, superando las visiones dogmáticas y ahistóricas, que asumen la defensa de las ideas políticas como parte de una estructura religiosa, inamovible, atemporal, especializada en las citas referenciales de autor, libro, página y fecha para tratar de mostrar su apego a una visión religiosa del conocimiento y abandonando el estudio de las realidades concretas de las culturas o etnias y sus particularidades geo-históricas. No se debaten las formaciones económicas sociales y los proyectos que cada sector defiende abiertamente. Estamos ante grandes extensiones de hectáreas propicias para el sembradío invadidas por la paja y el monte improductivo.

Frente a estos graves escenarios de nuestra dinámica económica nacional, hemos observado a los altos funcionarios del Gobierno Nacional, encabezados por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, el Vice-Presidente Ejecutivo, Ministros, Diputados, Gobernadores y algunos Alcaldes, todos ellos miembros del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), anunciándonos que se desarrollarán esfuerzos especiales para diversificar el ingreso de divisas internacionales por medio de actividades como el turismo. En lo particular me parece una buena decisión buscar obtener divisas internacionales incentivando diversas iniciativas que ayuden a compensar la brusca y sostenida caída de los precios del petróleo.

En el caso específico de las actividades turísticas, es importante comenzar por organizar en forma efectiva, eficaz y eficiente las áreas que se relacionan directamente con esta actividad. En el caso del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar ubicado en Maiquetía (estado Vargas) es importante comenzar corrigiendo rápidamente las fallas que rodean su funcionamiento y operatividad, porque este es el principal escenario de entrada y salida de los aspirados y esperados turistas de las más diversas regiones del mundo. En el mes de abril utilicé las instalaciones de este importante aeropuerto internacional y me parece oportuno realizar los siguientes señalamientos derivados de mi experiencia directa y personal, con la finalidad de sugerir corregir fallas y consolidar aciertos:

1.- En relación a los taxis que bajan hacia el aeropuerto desde cualquier línea establecida en Caracas, no existe una tarifa regular o bandas de tarifa que permita a los usuarios manejarse en un promedio de precio. El precio actual desde Caracas hasta el aeropuerto internacional oscila entre Bs. 5.000,oo y 7.000,oo.

2.- Los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana destacados en sus instalaciones cumplen con sus responsabilidades de vigilar, chequear y seleccionar a distintos viajeros para proceder a revisiones selectivas. Esto puede resultar molesto para algunas personas, pero hoy es una necesidad y una rutina en la mayoría de aeropuertos del mundo.

3.- El área de chequeo migratorio para salir y entrar funciona normalmente con los picos inevitables cuando confluyen diversos vuelos y en consecuencia mayor presencia de pasajeros que origina retardos. Eso ocurre en todos los aeropuertos internacionales actualmente.

4.- Los baños ubicados en la parte interna del aeropuerto, después de pasar el chequeo migratorio, funcionan con agua, papel y mantenimiento adecuado. Existe allí la presencia de algún empleado que espera que cada usuario le obsequié algún dinero por cumplir con su trabajo. Eso no ocurre en otros aeropuertos del exterior con estos servicios, porque las personas que realizan el mantenimiento lo hacen de manera institucional y con sus respectivos sueldos e identificación corporativa.

5.- Las tiendas de venta de comidas y otros víveres ubicadas en los pasillos interiores funcionan normalmente y ninguna vende agua potable, solamente ofrecen jugos y aguas saborizadas con precios altos.

6.- Existen varias máquinas expendedoras de agua potable en los pasillos interiores del aeropuerto que están llenas de botellas a precios regulados, pero ningún funciona aún cuando están encendidas. Tienen todo el dispositivo y la guía para introducir el dinero y no funcionan al introducirles el dinero establecido.

7.- En el pasillo que transcurre entre las tiendas y las áreas de espera de las puertas de abordaje, se registra un extraño deterioro en todo el piso de cerámica. Grandes quiebres en el piso entre las piezas de cerámica y entre las líneas de unión que se ha venido acentuando en menos de 1 año, dificultando el rodaje normal de las maletas de mano y ocasionando caídas de las mismas al caminar por este pasillo. Parece un problema de calidad de los materiales utilizados y fallas en el mantenimiento de estos pisos.

8.- En el área destinada institucionalmente para contratar los taxis para salir del aeropuerto y trasladarse hacia Caracas u otra región, los viajeros se acercan a una oficina ubicada allí para administrar y coordinar estas actividades. Sin embargo, la misma no funciona y las personas ubicadas allí ocasionalmente informan que la contratación del servicio de taxis debe realizarse hablando directamente con los dueños de los vehículos. Estos conductores ofrecen el servicio por precios que oscilan entre Bs. 10.000,oo y 16.000,oo hasta Caracas.

9.- Mientras los viajeros que acaban de llegar en un vuelo internacional negocian el precio arbitrario establecidos por los taxistas, sin mediar ningún tipo de conversación o requerimiento de permiso un grupo de alrededor de 4 personas, cuyas edades oscilan entre los 20 y 35 años se aproximan y toman agresivamente las maletas ubicadas entre viajeros y el taxis, las introducen en la maletera y luego comienzan a presionar a los dueños del equipaje para que paguen a cada uno una buena cantidad de dinero. Cuando los viajeros reclaman que no han solicitado estos "servicios", se resisten a cumplir con estas exigencias de pago bajo presión, estas personas asumen una actitud amenazante y en muchos casos cuando los viajeros sacan dinero para darles alguna cantidad, son víctimas de acciones de arrebatones y estas huyendo los ladrones hacia el urbanismo construido en años recientes al lado del aeropuerto internacional. Los taxistas comentan que algunas de estas personas andan regularmente armados y además viven al lado de las instalaciones aeroportuarios y por esta circunstancia ellos no pueden denunciarlos por temor a sufrir graves consecuencias en su seguridad personal y laboral.

10.- Finalmente quisiera sugerir a las autoridades nacionales, regionales y locales relacionadas con la operación y ubicación/protección del principal aeropuerto internacional venezolano, realizar una revisión intensa del estacionamiento de vehículos para largas estadías, buscando un mejoramiento intenso de este servicio y la seguridad en sus instalaciones para proteger a los usuarios y sus bienes dejados en resguardo a cambio de un pago por horas de uso.

 

Historiador – Profesor de la UCV

Germilio.yeco@gmail.com


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1926 veces.



Germán Yépez Colmenares

Historiador - Profesor de la UCV

 germilio.yeco@gmail.com

Visite el perfil de Germán Yépez Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a227851.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO