¿Golpe de Estado?

Dos hechos de gran importancia se conocieron recientemente. Desde el periódico the New York Times se afirma sobre la posibilidad de un golpe de estado en Venezuela. El asunto no sería de cuidado si el país de origen de este diario no fuesen los Estados Unidos, todos los gobiernos de ese territorio, desconocieron y desconocen al Comandante Hugo Chávez y Nicolás Maduro como Presidentes de la República Bolivariana de Venezuela, sometiendo a la nación, al sabotaje económico y golpe de estado en el año 2002.

Se une a esta afirmación del New York Times, la extensión hasta el año 2017 del decreto presidencial de Barack Obama, declarando a Venezuela "una amenaza inusual y extraordinaria" para la seguridad de la nación más poderosa del planeta. ¿Se puede creer semejante cosa? La verdad, es una verdadera ironía geopolítica.

El referido comentario en la declaración del consejo editorial de ese periódico de Nueva York, está aderezado de contornos peligrosísimos que permiten prever una reacción del sector opositor contrario a la vía constitucional.

La imposibilidad de tener asegurado el triunfo en un referéndum o la utilización de la enmienda constitucional, hace más factible para la derecha radical, utilizar los caminos del asalto al gobierno por medio de un golpe de estado.

El conocido jefe militar del comando sur de las fuerzas de Estados Unidos John Kelly, dejó sus palabras incluidas en la estrategia internacional contra Venezuela:

"Si hay alguna crisis humanitaria importante, es decir, un colapso de la economía, al punto que necesiten desesperadamente alimentos, agua y cosas como esas, entonces podríamos reaccionar a eso, sólo si nos lo piden la ONU, la OEA o la FAO…" Esa fue la declaración realizada el 28 de octubre de 2015 en CNN.

Quiere decir que en concordancia con ello, la Asamblea Nacional, dictamina que nuestra nación venezolana vive una crisis humanitaria. ¿Mera coincidencia?

¿Hay realmente un plan orquestado para deponer al presidente venezolano del poder?

El tiempo hablará y las circunstancias irán haciendo más claro el panorama político, la cuerda está tensa , el objetivo de los que dominan la Asamblea Nacional es destituir al primer mandatario nacional sea como sea y el apoyo internacional a la conjura derechista tiene sus padrinos en los gobiernos de Argentina con el Presidente Macri, parte del parlamento de Brasil, Barack Obama Presidente de Estados Unidos, Álvaro Uribe, Mariano Rajoy Presidente de España entre otros.

Se van agudizando los acontecimientos y el gobierno nacional debe rectificar en algunos aspectos y profundizar en otros, sobre todo de carácter productivo y social. La búsqueda de recursos financieros otorgando concesiones mineras alternas al petróleo, no puede convertirse en otro rentismo sin término. Venezuela debe despegar a su diversificación productiva de manera acelerada, el timbre de alerta sonó el seis de diciembre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1298 veces.



Orlando Balbás

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: