La Tecla Fértil

Chávez, gestor de un ideario político primario

El pensamiento político y el análisis económico son indispensables para mantener las teorías marxista bajo una constante descripción de la realidad. De allí, la importancia de los ministerios encargados de la minoría, para darle al presidente, la colaboración suficiente para que pueda ejercer a cabalidad su ejercicio de gobierno.

Lo importante en el género humano es su conciencia y acción de crítica, ya que cada acto de nuestro ciclo de vida constituye una acción exacta de nuestra visión política y, debemos tener el carisma para entender los factores antropológicos de nuestro pueblo, teniendo presente su carácter. Estamos reflejado en el Nuevo Mundo, donde existen factores culturales, históricos y sociopolíticos muy específicos, en nosotros ha predominado sobretodo el elemento carismático de la España cristiana que se ha fusionado con el perfil de las religiones sureñas y negroides que han dado origen a un politeísmo cristiano enmarcado en una fusión negroide- indígena que se ha potenciado y redimensionado en los caracteres mágicos del catolicismo y el protestantismo británico.

Chávez, en la búsqueda del hombre nuevo americano del Sur, en su contexto histórico buscó en los anales de la historia política una cultura del disciplinamiento en orden del trabajo y de su vida en general, pero existe otra cultura que descubrió y nos está dañando políticamente, la de los blancos peninsulares, que en ese hacer desde la colonia se conformaron en una especie de clase sacerdotal conformada por magistrados y funcionarios públicos, cuyo fin era controlar los blancos criollos, los pardos, mestizos, negros y los indígenas.

Todavía, los revolucionarios, esperamos una repuesta por el Estado Amazonas y la oposición aún más. Más allá de una posición política e ideológica, exigimos un estado de derecho.

Los cargos oficialistas en Venezuela, jamás han sido hereditarios. Son revocables por el voto popular e incluso son susceptibles de todo juicio. Incluso, Carlomagno supo respetar en su imperio ottomano la preminencia de los civiles en el poder o en el ejercicio de cargos móviles de niel estadal, los emperadores romano- germánicos, también respetaron a los ciudadanos que ejercían un poder civil.

Por otro lado, la educación en Venezuela esta completamente fracturada, la están desacelerando para no darle legitimidad y domesticar el carisma de algunos dirigentes vecinales y someterlos al ala militar y conformar una dictadura silenciosa y legitimar al poder ejecutivo en una sola dirección, que avalará en el tiempo, el caudillismo militar bajo la guía de un solo civil, la del presidente Nicolás Maduro Moros, dejando muy atrás la función legitimadora, racionalidad y tradicionalidad de la Asamblea Nacional, subestimada por un Tribunal Superior de Magistrados, cuyos perfiles jurídicos, hoy, son totalmente desconocidos.

Guaicaipuro, Tamanaco, López de Aguirre pasando por José Leonardo Chirinos, Gual y España, Bolívar, Miranda, Zamora, Rómulo Betancourt, reflejaron en cierto modo un caudillismo necesario para la época, pero, hoy, la tecnología y el descubrimiento del ciudadano a su perspectiva de poder le dieron derecho a una autoridad civil como militar y que nuestro Comandante legitimó en la Constitución Bolivariana dándole un carácter democrático, como lo expresa dicha ley de carácter republicano y que nos dio derecho a una nueva patria y que, ahora en una encerrona de unos presuntos pregoneros del bolivarianismo nos quieren montar en una perfecta encerrona y no se encaran en servirle al pueblo, que se ahoga en las colas por falta de alimentos.

En la revolución emprendida por Chávez Frías, todos estamos claros, exigimos seriedad en los asuntos de Estado y cumplimiento de la Constitución, no hay tiempo para oscurantismos, como lo expresa el profesor y hombre de historia, Vladimir Acosta. El militarismo anclado en el poder civil viene silenciando a hombres útiles como Giordani, Navarro, Osorio. Esa gran gente, como Marea Socialista, un género que describe la verdadera gesta histórica y que nos moviliza hoy, leamos, apreciada ministra Iris Valera a Vladimir Acosta y a Britto García y no sigamos apoyando al Estado Delictivo que controla las zonas urbanas y los alimentos en el país, es falso que es un Guerra Económica. Constituye un solo factor, al lado del presidente Maduro Moros, hay hombres que representan a Fedecamáras y a los industriales.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 828 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a224024.htmlCd0NV CAC = Y co = US