Escenarios de la oposición y el Gobierno Bolivariano en el marco de la actual coyuntura

De acuerdo a las observaciones que he venido realizando, quiero permitirme compartir algunas impresiones junto a todos y a todas ustedes. Pienso que hemos entrado en unos meses clave en la actual coyuntura política, económica y social la cual vivimos. Los meses de marzo y abril del presente año, desde mi modesto punto de vista, serán decisivos y definitorios y ya paso a explicar los por qué.

El 9 de marzo de este año, se cumplirá un año del "Decreto Obama", en el cual declaró a nuestro país una "amenaza inusual y extraordinaria" en el marco de sus políticas de seguridad nacional. También debemos destacar que el Presidente Obama visitará Cuba el próximo 20 de marzo, luego de que durante más de 88 años, mandatario estadounidense alguno no pisará el territorio de la Patria de Martí y Fidel.

Igualmente, Obama merodeará por los lados de la Patria Grande, específicamente los días 23 y 24 de marzo en Argentina donde será recibido por el presidente derechista, Mauricio Macri. Coincide la visita de Obama a Argentina con el recuerdo de la represión de las dictaduras vividas en Argentina desde 1978 hasta 1983, por lo que el "recibimiento" que le será dado por parte de los movimientos políticos y sociales progresistas y de izquierda tornará el panorama muy interesante por esos días.

En el caso del mes de abril, la clave está en que el 19 de abril del presente año, se cumpliría 3 años de la juramentación de Nicolás Maduro como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela luego de vencer en las elecciones presidenciales sobrevenidas del 14 de abril de 2013. En este caso, se cumpliría la mitad del mandato constitucional y la posibilidad de activación de un referendo revocatorio, de acuerdo al artículo 72 de nuestra Constitución.

Pero, continuando en el frente de la política interna, quiero destacar las declaraciones dadas por el presidente de la encuestadora DatinCorp, Jesús Seguías, quien para tanto para CNN en español como para el programa "Palabras más, Palabras Menos", conducido por la periodista María Alejandra Trujillo por Radio Caracas Radio 750 AM, que la victoria opositora este 6 de diciembre fue gracias al voto castigo en contra de Nicolás Maduro. Asimismo invitó a la oposición a analizar con ojo crítico los resultados.

Igualmente, destaca el analista cuya encuestadora fue la más acertada en cuanto a sus pronósticos electorales del resultado de las parlamentarias del 6 de diciembre de 2015, que la oposición sólo creció un 4,4% y el chavismo, luego de casi dos meses y medio de los referidos comicios, habría crecido un 5%. (Destacado y subrayado del articulista).

Lo que si destaco, es que este analista, que no es precisamente afecto a las ideas revolucionarias, cuando daba este tipo de informaciones de interés para nuestro pueblo, Radio Caracas Radio 750 AM lo corta abruptamente y lo saca del aire. Y nos preguntamos: ¿Dónde quedó el derecho a la libertad de expresión de Seguías y Datincorp?

También pienso que el momento político nos obliga a aprovechar que ante los erorres en la redacción en la Ley de Amnesia Criminal, donde se busca favorecer a cerca de cinco mil delitos que van desde tráfico de drogas de menor cuantía hasta el uso de adolescentes en la comisión de delitos, además de meter "a los que pusieron el billete", pues debemos contraponerles el recientemente aprobado Plan Nacional de Derechos Humanos el pasado 27 de Febrero, en el marco de la conmemoración de los 27 años del "Caracazo" y día nacional de los Derechos Humanos en nuestro país, aún con las observaciones que hice en mi último artículo. Se nos presenta una oportunidad de seguir continuando con la ofensiva política y revolucionaria, para seguir atacando las propuestas de ley de la Asamblea adeco burguesa con los propios elementos que ellos nos han están suministrando para ello.

Ahora, les invito a que observemos un poco, algunos escenarios en el marco de la coyuntura y de parte de las estrategias, tanto para la oposición venezolana como del lado del Gobierno y la Revolución Bolivariana. En el caso de la derecha venezolana, la oposición tiene graves problemas, pues tiene en su haber varias opciones para que "Maduro y su modelo abran paso a una nueva Venezuela", pero no se ponen de acuerdo, puesto que consideran que las opciones constitucionales y legales para "salir" de Maduro están bloqueadas y el diálogo no lo ven posible.

Dentro de las opciones que ellos estarían manejando serían las siguientes: La renuncia, la enmienda o reforma constitucional, referendo revocatorio, y la Asamblea Nacional Constituyente. Recientemente se han agregado la del "abandono del cargo", la calificación de extranjero, y algunas variaciones de las anteriores. (Resaltado del articulista).

Igualmente, ellos están evaluando el artículo 233 de nuestra Constitución, que establece los supuestos de la falta absoluta del Presidente o Presidenta de la República y la forma de cubrir esa vacante. Invito a los lectores y lectoras a que se lean este artículo con extremo cuidado.

Pero esas opciones, de acuerdo a la óptica opositora, tienen su pro y sus contras. Por ejemplo, en el caso de la renuncia del Presidente Maduro, lo descartan de plano, puesto que el Primer Mandatario no tiene las más mínimas intenciones de presentar la misma. Algunos hasta se han planteado la posibilidad de un referendo consultivo no vinculante, sobre la renuncia de Maduro, obviando que ya hay jurisprudencia de la Sala Constitucional al respecto.

En el caso de la enmienda o la reforma constitucional, hay que hacer las siguientes precisiones. Ambas están dirigidas a cambios que no modifiquen la estructura y principios fundamentales del texto constitucional. La segunda es mucho más amplia que la primera. Ambos mecanismos pueden ser perfectamente invocados por el Parlamento. En el casi de la propuesta de enmienda, se aprueba por mayoría absoluta, y la reforma requiere de los 2/3 de los 167 diputados y diputadas originales, o de los que quedaron al retirarse los diputados de Amazonas. La oposición argumentará la segunda opción, pero probablemente pudieran haber recursos de nulidad de esta propuesta de enmienda o de reforma por el asunto de la retroactividad de las leyes, eso sin contar que ambos mecanismos deben ir a referendo popular, y será en definitiva el pueblo el que decidiría si aprueba o no las modificaciones constitucionales propuestas.

En el caso del referendo revocatorio, deben esperar la mitad del período constitucional que se cumple el 19 de abril del presente año. Requieren recoger las firmas del 20% de los electores y electoras inscritos e inscritas y para que tenga validez, debe haber una participación de por lo menos el 25% del electorado. Es decir, la oposición debe recoger cerca de 4 millones de firmas y obtener 7.587.532 o más votos a favor para revocar al Presidente. Es importante destacar que existe la Resolución N° 070207-036 del CNE, donde las firmas y las huellas deben ser recogidas en tres (3) días, cuando así lo defina el Poder Electoral.

Luego, en un plazo de 15 días debe dictaminar si las firmas son válidas y suficientes (para ellos esto trae los recuerdos de la Lista de "Súmate", mal llamada "Lista Tascón"). Y el referendo se realizaría en 90 días. O sea, que se requerirían de unos cuatro a seis meses a partir de abril de 2016. Además que ellos consideran que "hay una brecha de un año entre la mitad del período de Maduro (10 de enero o 19 de abril de 2013) y su sustitución por un nuevo presidente a ser electo; que en el caso de ser revocado, y si es después de los cuatro años del período constitucional, además que asumiría el Vicepresidente Ejecutivo, que en este caso es Aristóbulo Istúriz (actor clave en esta coyuntura del que nos referiremos con mayor detalle luego) completaría los dos años del período constitucional.

El caso de la Asamblea Nacional Constituyente, sólo Leopoldo López y su partido Voluntad Popular se inclinan por esta opción. Para que la oposición la convoque, requeriría recoger el 15% de las firmas de los electores y electoras del Registro Electoral; los Concejos Municipales en cabildos, mediante el voto de las 2/3 partes de los mismos; mediante acuerdo de las 2/3 partes de los diputados y diputadas de la Asamblea Nacional, o el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros.

El gran problema que esto representa es que, como a la derecha no le dan los tiempos dentro de los mecanismos constitucionales y como lo prometió Henry Ramos Allup de "salir en seis meses de Nicolás Maduro", lo que la da una fecha tope hasta el 5 de julio del presente año para esa "salida", los hará desesperarse al extremo de abrirle paso a la opción violenta. Pienso que la derecha, de momento, no tiene el músculo suficiente para una insurrección con militares, aún cuando hay que advertir que vienen haciendo un trabajo de captación en dicho sector. Pero si tienen la fuerza de paramilitares y mercenarios, por lo que pueden planificar acciones terroristas (voladura de estaciones eléctricas, sabotajes de servicios públicos vitales, atentados a dirigentes políticos afines o adversos al proyecto bolivariano para generar conmoción y justificar cualquier aventura) o incluso acabar con la vida del Presidente Nicolás Maduro. Debemos estar atentos y extremar nuestras atenciones y cuidados.

No olvidemos que los EEUU está quebrada su economía. El dólar es una moneda de papel, es decir sin respaldo, y en los próximos años su déficit fiscal puede alcanzar más de 220 billones de dólares, de esto ya he escrito en artículos anteriores. Y si a eso le agregamos que después del primer semestre de este año se puedan recuperar los precios del petróleo y a finales del mismo las Reservas Internacionales, de acuerdo a declaraciones dadas el día martes por el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, estaríamos hablando de la posible consolidación de Nicolás Maduro al frente de los destinos del país.

Ahora esbozaremos los escenarios y parte de la estrategia de las fuerzas sociales y políticas que respaldan al Gobierno y Revolución Bolivariana.

En primer lugar, sin dejar de lado la crítica en contra de la ineficiencia, la ineficacia, contra lo mal hecho, contra la corrupción, se ve a un Gobierno Bolivariano haciendo esfuerzos por atender los problemas de nuestro pueblo. El lanzamiento de la Agenda Económica Bolivariana y de los 14 motores para la reactivación económica, demuestran una visión estratégica para afrontar los actuales problemas de nuestro país. Y sin negar errores que puedan cometerse en la implementación de los mismos, hay un esfuerzo importante del Gobierno Bolivariano por tener una gestión que resuelva los problemas que afectan a miles y miles de persona en su cotidianidad. El éxito o fracaso de estos motores dependerá en los mecanismos de implementación, evaluación y seguimiento del incumplimiento de las instrucciones que se impartan desde el Ejecutivo Nacional.

Es en ese marco, donde observamos que la certificación del arco minero en Guayana (donde se ubicarían las segundas reservas de oro, más diamantes, coltán y otras riquezas) permitiría al país diversificar en su generación de divisas, y de ir paulatinamente superando el modelo rentístico petrolero que ha regido durante más de un siglo en nuestro país. De hecho, ha habido reformas a la Ley Orgánica del Banco Central de Venezuela, para poder ingresar este tipo de riquezas como parte de nuestras reservas internacionales.

Igualmente las burlas al Plan de los 100 días de Agricultura Urbana y periurbana, además de ignorancia, revela que es una decisión acertada. Es un intento que viene desde la gestión del Comandante Eterno y Supremo Hugo Chávez para que nuestro pueblo pudiera estar en capacidad de producir sus propios alimentos. Con la activación y siembra de rubros de ciclo corto, en poco espacio pero con la máxima producción, se buscará solventar paulatinamente y golpear al acaparamiento y la especulación de un derecho humano tan fundamental como lo es la alimentación de nuestro pueblo.

Las políticas implementadas por el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, en cuando a las Operaciones de Liberación y Protección del Pueblo (OLP) y la Operación al "Ataque al Gorgojo", va en aras de combatir el flagelo del paramilitarismo, el "bachaqueo" y la lucha a muerte contra el terrible flagelo de la corrupción. No es gratuito que en virtud del éxito de esas políticas, los medios y actores de la derecha, ataquen por mampuesto, tanto al Ministro Gustavo González López como a la Ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, por su abnegación y dedicado trabajo en el combate a la criminalidad, al paramilitarismo y por el establecimiento de un sistema penitenciario que contribuya a la regeneración de los privados de libertad, no son casuales ni fortuitos.

Pienso que en el marco de esta coyuntura, la figura del Vicepresidente Ejecutivo de la República, Aristóbulo Istúriz ha sido fundamental. Su experiencia y capacidad política, de persuasión, además de su presencia mediática y la direccionalidad que le ha estado dando al impulso y activación de las políticas públicas que se han venido implementando le dan un rol estelar. Además, que en un supuesto negado para esta Unidad, pero supuesto al fin, la derecha lograra desalojar de la Presidencia de la República, la primera opción para suplir esa falta sería la de este actor afín a la Revolución Bolivariana. Algunas de estas consideraciones ya las hacía cuando evaluaba los escenarios de la derecha, ya descritos párrafos más arriba.

Por último, la aprobación por parte del Ejecutivo Nacional de 21.235 millones de bolívares para los estados y municipios del país, pese a la crisis económica y la sentencia N°9 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia sobre los alcances de la actividad contralora del Gobierno y la Administración Pública de la Asamblea Nacional son también elementos favorables para afrontar la actual coyuntura. De hecho, en el día de hoy, en la Asamblea Nacional adeco burguesa, será objeto de debate en el día de hoy.

En conclusión, si observamos con detalle el panorama, sin duda estamos atravesando terribles y graves dificultades, pero perfectamente pudiéramos aplicar una matriz FODA, donde podamos observar con sentido de la realidad las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de los actores en disputa para la construcción de la nueva hegemonía en nuestra sociedad.

Depende de cómo se desempeñen y muevan sus fichas los actores políticos, económicos y sociales de bando y bando en el marco de la coyuntura, inclinará la balanza hacia alguno de los contendientes en esta disputa. Así que la paz o la desestabilización y la violencia que pueda ocurrir en nuestro país dependerán de esto.

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1937 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a223905.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO