La Asamblea Antinacional y la Quinta Ola

Luego de dos meses de haberse instalado la Asamblea Nacional con la mayoría de la oposición 112 diputados de la MUD (algunos de Amazonas en observación judicial) y 55 del chavismo (GPP y Psuv) todo parece indicar que estamos ante un callejón sin salida.

Mientras las colas que fueron la bandera de la oposición para llegar al parlamento se mantienen in crescendo, ahora la mayoría parlamentaria de la MUD se hace la loca y cínicamente reconocen que sólo fue una estrategia electoral en el marco de la campaña y nada más, en ningún momento hubo la intención de engañar al electorado.

Hasta ahora ningún debate ha sido de importancia para los venezolanos. En base a su mayoría los diputados de la MUD sólo han centrado su atención en dos leyes: Ley de Propiedad de la Gran Misión Vivienda Venezuela (ponerle cuotas bancarias a los damnificados) y la Ley de Amnistía, para liberar a los políticos presos y darse el perdón ellos mismos (Leopoldo López, Antonio Ledezma, Daniel Ceballos, etc.)

Tal como lo establece la Constitución, las Leyes aprobadas por la Asamblea después de sus respectivas discusiones, deben ser llevadas para el Ejecútese (Art. 214) al Presidente de la República Nicolás Maduro; si es anticonstitucional, el paso siguiente será ir a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y si no, se aplicará el artículo 216 con la total responsabilidad de la Asamblea Nacional.

Las tendencias quedaron definidas en las primeras de cambio cuando el Gobierno del Presidente Maduro presentó a la Asamblea el Proyecto de Decreto de Emergencia Nacional, para enfrentar la "guerra económica" y el cual fue rechazado por la directiva del Parlamento y su presidente Ramos Allup.

En la posición de los parlamentarios de la MUD no se ha querido ocultar su verdadera intención y ahora con un desfile de invitados emperifollados a sus sesiones, han descartado la presencia de pueblo en el hemiciclo y sus defensores desde el mismo día de la instalación, esgrimieron su defensa desde los EEUU.

"Washington.- Estados Unidos expresó preocupación por lo que calificó como interferencia del Gobierno venezolano en la Asamblea Nacional del país, la que se reunirá el martes para su primera sesión con una mayoría opositora en más de 16 años.

"Estamos preocupados por los intentos del Gobierno venezolano de interferir en el ejercicio de las funciones por mandato constitucional de la Asamblea Nacional recién elegida", dijo a periodistas el portavoz del Departamento de Estado John Kirby, informó Reuters.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, respondió diciendo que su país no aceptaría el "imperialismo".

"¿Qué tiene que ver el Departamento de Estado y el Gobierno de Estados Unidos con la instalación de la Asamblea Nacional mañana? Ese es un asunto nuestro", dijo Maduro durante un discurso transmitido por televisión en la tarde del lunes.

En una carta dirigida al presidente Barack Obama, Robert Menéndez, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, dijo el lunes que estaba profundamente preocupado por los intentos del Gobierno de Maduro por "revertir los resultados" de las elecciones a la Asamblea Nacional". (http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/160105/eeuu-gobierno-venezolano-esta-interfiriendo-en-nueva-asamblea-nacional)

Desde un primer momento todo ha estado claro. La Revolución Bolivariana dejó de tener una Asamblea para la defensa de los intereses del pueblo venezolano, al cual incluso le está prohibido entrar al parlamento así como a los comunicadores populares.

El coro de sordos ha encontrado las respuestas de los parlamentarios bolivarianos ante sus desafueros, pero es como ir contra la corriente. El pueblo que votó por la oposición en realidad no ha manifestado su solidaridad con sus políticas entreguistas y antinacionales de sus diputados.

No obstante en la calle, a espaldas de la Asamblea por la cual incluso votó la gente, sólo ve la indiferencia ante un desabastecimiento que se incrementa y unas colas que cada vez son interminables y agotan la paciencia de los venezolanos.

El pueblo ya sabe quién ha sido su verdugo. La burguesía parasitaria que se cansó de exprimir los dólares del Estado, con la complicidad de quienes se los concedieron, ahora esperan seguir viviendo de la gallinita de los huevos de oro pero ya es demasiado tarde.

La realidad nos demuestra hoy que Venezuela debe reencontrase consigo misma y entender que ya no debe vivir de una política de puertos sino ser más productiva.

La conducta generalizada nos llevó a todos (nos incluimos) a asumir una cultura paternalista y a vivir del chorro de petróleo. Si bien tenemos las reservas más grandes del mundo en el subsuelo, hoy también el imperio nos castiga con una estrategia de baja de los precios del barril en el mercado internacional, cosa que no es casualidad pero pudiera variar.

Todo parece coincidir con la llegada de un parlamento que lamentablemente no puede hacer negocios, ni con la burguesía parasitaria ni con el Estado bolivariano, chavista y socialista porque la botija está vacía (se lo dijo Ramos Allup al Presidente Maduro).

Aunque el juego pareciera trancado, el pueblo sabio y paciente busca su propia salida. No todo está perdido; si bien una gran mayoría clama por la paz y por la solución de sus problemas, también espera una explicación y una motivación para encontrar juntos las soluciones.

El gran reto de la Revolución Bolivariana está en seguir la ruta que ya ha sido trazada por el Comandante Chávez en el Plan de La Patria. Los errores deben ser enmendados y los culpables de corrupción y derrochadores de dólares deben ser castigados, estén donde estén.

Los que no tienen como responder ante el compromiso adquirido con el país para la compra de alimentos, medicinas, bienes y productos de primera necesidad y recibieron dólares preferenciales como el presunto capo mayor (Lorenzo Mendoza), deben responder ante la Ley porque es un robo descarado al Estado y al pueblo venezolano.

Igualmente, quienes en representación del Estado tenían la responsabilidad de asignar las divisas, deben también responder con mayor razón, por ser los administradores del tesoro nacional y para ellos pidió el Libertador Simón Bolívar la pena de muerte.

Hoy el pueblo debe buscar salvar la Revolución Bolivariana y no debe quedarse en la casa sino salir al combate, como lo decía Alí Primera en su canción y además porque somos ejemplo para América Latina.

El rio y el huracán bolivariano debe desbordarse de pasión revolucionaria y declararse en rebelión; porque tenemos una Asamblea Anti-nacionalista, una burguesía parasitaria que busca liberar a los asesinos y fascistas, un imperio que quiere como siempre meter sus garras sobre nuestras riquezas y además, también busca enfrentarnos unos a otros como lo afirman en su filme "la Quinta Ola"… ¡Amanecerá y veremos!




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1178 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a222685.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO