"El Acidito"

Funcionarios se aprovechan de la revolución y el hambre del pueblo

Cuando el gobierno se encuentra inmerso en una guerra económica sin cuartel que nos ha llevado a una grave crisis a todos los venezolanos, vemos de forma repudiable como funcionarios supuestamente afectos al proceso revolucionario estén no solo jugando con el hambre del pueblo, sino beneficiándose descaradamente de ello.

Afortunadamente han sido detenidos por los organismos policiales: El presidente, la administradora de la estatal Corporación Venezolana de Alimentos (CVAL) y la presidenta de la Red de Abastos Bicentenario, Héber Aguilar, Bárbara Figueroa y Bárbara González, respectivamente; así como también el jefe de la Oficina de Seguridad y Transporte de la CVAL, Carlos Saavedra. Quienes, presuntamente, sacaban provecho individual de la venta, desviando la mercancía que debía llegar al pueblo a determinadas redes de comercio privados.

Los funcionarios en referencia fueron imputados por los delitos de peculado doloso propio y otros por peculado impropio. Tales delitos se encuentran tipificados en la Ley Contra la Corrupción, y estarán inmersos en ellos, cualquier persona que se apropie o distraiga, en provecho propio o de otro, los bienes del patrimonio público o en poder de algún organismo público, cuya recaudación, administración o custodia tengan por razón de su cargo; de igual forma se aplicara a dichas personas, aun cuando no tengan en su poder los bienes, se los apropie o distraiga o contribuya para que sean apropiados o distraídos, en beneficio propio o ajeno, valiéndose de la facilidad que le proporciona su condición de funcionario público.

Para evitar que traten de desviar los recursos que tengan en su poder, el tribunal acordó la prohibición de enajenar bienes inmuebles, aseguramiento de bienes, y bloqueo e inmovilización de las cuentas bancarias de los imputados.

Nos complace enormemente esta aprehensión, y exhorto a los organismos de investigación y jurisdiccionales a realizar un seguimiento en Nueva Esparta porque se rumora entre nuestra gente que hay locales comerciales privados trabajando con productos del gobierno; vale decir carne, pollo, entre otros.

De igual manera solicitamos sea investigada la situación del suministro de cemento y cabillas a la Isla, que llega por lo "caminos verdes", a precios exorbitantes y lamentablemente las personas necesitadas, ante la escases, tienen que acceder a comprar lo que puedan a esos precios.

Camaradas: Maduro y Mata Figueroa, duro contra esos delincuentes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1488 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a222237.htmlCd0NV CAC = Y co = US