Gobierno Socialista y Navegantes del Magallanes

Toda mi vida he sido magallanero y revolucionario, mis difuntos padre y madre también lo fueron y me sirvieron de escuela. Me consta que desde esta doble condición se crece con una sensibilidad especial. Una capacidad de análisis predictivo sobre los escenarios, tesón de lucha, y una lealtad total hacia los ideales.

Pues era el noveno inning del tercer juego de la final de la temporada de béisbol 2015-2016, Navegantes del Magallanes estaba a dos outs de poner la serie en tres triunfos a su favor contra ninguno de los Tigres de Aragua y de esta manera prácticamente asegurar la conquista del campeonato porque de un tres a cero adverso casi nadie ha revivido en el deporte de la pelota.

Pero el manager de Magallanes no quiso cambiar al pitcher cuando este recibió sendos batazos que significaron dos hits. De inmediato yo salté frente al televisor y protesté: "este hombre está ciego, no ve lo que todo el mundo ve, sino cambia al pitcher, nos van a voltear el juego". Dije también: "este error nos va a costar este juego y la temporada entera". En la vida los errores se pagan caro y así fue esta vez.

En redes sociales muchos Magallaneros manifestaron mi mismo sentimiento de angustia pero todo fue inútil, el exceso de confianza o soberbia del Manager y su pequeño círculo de colaboradores pudo más que las reglas de la lógica y el grito de los fans; mantuvo al mismo lanzador en ese fatídico noveno episodio. Se la puso "bombita" al equipo aragüeño y de inmediato conectaron más batazos que produjeron el empate para a la postre en extra inning lograr la victoria final.

Los siguientes cuatro juegos fueron de dominio total de los Tigres ya alzados y siempre arriba en el marcador frente a un Magallanes deprimido que apenas era la sombra de ese gran equipo de los dos primeros juegos de la serie final. Resultado definitivo: Tigres Campeón.

Mientras se iba construyendo esta nueva derrota magallanera, me resultó inevitable comparar coincidencias entre deporte y política; es un ejercicio que hago con frecuencia porque serenamente permite identificar fallas ancestrales del ser humano que se repiten en todas las áreas.

La primera coincidencia político-deportiva es la autosuficiencia del dirigente, esta ocurre cuando el que manda rechaza la advertencia de sus seguidores respecto a una realidad que se derrumba frente a él. Prefiere seguir adelante para demostrar que es "indestructible" pero fracasa y sufre una derrota que perjudica a muchos. Algo así paso con la tesis de la guerra económica, no bastaba denunciarla, o subestimar sus efectos, era obligatorio resolverla para evitar la derrota electoral en la Asamblea Nacional. Con guerra económica, las victorias electorales siempre serán para la oposición.

Otra coincidencia es dar más importancia al mensajero en vez del mensaje, es decir, si el dirigente recibe un mal consejo de un jalamecate o miembro de su cónclave siempre le hará caso; y también siempre hará oído sordo al buen consejo de aquel que le habla desde la calle dignamente sin arrodillarse.

Concluyo que hay una relación entre el gobierno socialista y Magallanes en lo que respecta a mis afectos y estrategia. Sé que hay millones que todavía sienten lo mismo que yo.

Apoyamos a estos equipos (gobierno socialista y Magallanes) por la esperanza que ellos simbolizan como institución, no por sus individuos. Los vemos equivocarse y perder pero los seguimos respaldando, al mismo tiempo les exigimos rectificar.

Al gobierno lo apoyamos por que promete alcanzar la meta de una sociedad igualitaria (el socialismo) y políticamente entendemos que el gobierno es un instrumento necesario para la revolución.

A Magallanes lo respaldamos por la identidad deportiva, la historia y la preferencia que escogimos. Si estos jugadores, managers o directivos no dan resultado, otros vendrán a tomar las riendas. Los hombres pasan pero la identidad, las instituciones y las grandes metas permanecen; seguiremos siendo revolucionarios y magallaneros.

Que nadie se equivoque: sólo el pueblo es insustituible.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3456 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: