La lección de "Carrizal" y "Nirgua"

El nuevo Consejo Nacional Electoral –CNE- vivió su primera prueba de fuego. Convocó las elecciones en los municipios “Carrizal” (Estado Miranda) y “Nirgua” (Estado Yaracuy) y resultaron triunfadores José Luís Rodríguez, candidato de Acción Democrática, y Luís Vásquez Fuentes, candidato de la organización política Tupamaros con el apoyo de otros factores del Chavismo. Así fueron reconocidos y proclamados por el máximo organismo del Poder Electoral.

Los adecos del Municipio “Carrizal” ganaron las elecciones. Ratificaron a su candidato como Alcalde y, sin proponérselo, derrotaron la política abstencionista del cogollo de su propio partido. Con cuál argumento le pueden decir al país que este CNE no es un árbitro confiable, si acaba de reconocerlos y proclamarlos como triunfadores en las primeras elecciones que le correspondió dirigir. Este triunfo electoral se les convierte en una derrota política.

Las leyes, normas, estatutos y procedimientos utilizados en las elecciones del Municipio “Carrizal” son las mismas que se utilizaran en las Elecciones Presidenciales. El Registro Electoral y el árbitro serán los mismos. ¿Cómo puede, entonces, el adecaje decadente explicar su antidemocrática política abstencionista y su campaña contra el CNE?

Las elecciones del Municipio “Carrizal” sirvieron para demostrar que el cogollo adeco no quiere ir a las Elecciones Presidenciales porque no tiene candidato, ni votos. No tienen ninguna posibilidad de ganarle a Chávez y prefieren buscar el atajo antidemocrático para garantizar la bendición financiera del gobierno Norteamericano. También sirven para evidenciar la capacidad, transparencia y neutralidad del CNE.

Quedó al descubierto que con su antidemocrática convocatoria abstencionista el cogollo adeco solo pretende mantener la falsa imagen de segunda fuerza política nacional sustentada en el número de Alcaldías que aún controlan para presentarse, en el 2.008, a las elecciones de Gobernadores y Alcaldes con un retrato electoral no tan deteriorado como realmente están. La realidad política nacional revela que en esta oportunidad desaparecerán como fuerza electoral y tendrán que salir a recoger firmas para volver a ser, legalmente, un partido inscrito en el juego democrático o refugiarse en el Municipio Carrizal.

En cuanto a los resultados del Municipio “Nirgua” podemos darle muchas lecturas y todas concluirán en que hubo una respuesta contundente a las pretensiones hegemónicas del MVR. La victoria de Luís Vásquez Fuentes, como candidato de los Tupamaros y otras organizaciones del Chavismo, debe interpretarse como el primer tañido de una violenta campanada que le advierte al MVR que ellos no son los dueños exclusivos del Proceso. Que hay otras fuerzas políticas comprometidas con la Revolución Bolivariana que condensan mucha Calidad Revolucionaria y Eficacia Política.

Nirgua demostró que cualquier pretensión hegemónica dentro del Chavismo solo sirve para fomentar la división de fuerzas y esfuerzos. Nirgua convoca a la unidad del Chavismo y a respetar la autonomía y el perfil propio de cada organización. Nirgua demostró que la Revolución Bolivariana es incompatible con el burocratismo, la ineficiencia y la corrupción.

La mayor lección de “Carrizal” y “Nirgua” está en reivindicar el carácter institucional, democrático, transparente y eficiente del CNE. Constituye una derrota política para la antidemocrática convocatoria abstencionista del cogollo adeco y deja una advertencia a las pretensiones hegemónicas del MVR.

Afortunadamente y para tranquilidad del país, la gente aprendió a diferenciar entre la irresponsabilidad e incompetencia de Alcaldes y/o Gobernadores y la batalla que libra el Presidente Chávez por garantizar la continuidad de los cambios necesarios. Quizás por eso, mientras la imagen de Alcaldes y Gobernadores se deteriora, el compromiso popular con Chávez crece indeteniblemente.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3698 veces.



Darío Morandy


Visite el perfil de Darío Morandy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: