Situación de las Cárceles Venezolanas

Donde la Revolución no ha podido llegar


Tras 17 años de la Revolución Bolivariana dirigida por el comandante Hugo Chávez, que significó un cambio rotundo para la política venezolana, Chávez reivindicó al más necesitado y estuvo al lado de su pueblo hasta el último instante de su vida, sin embargo, hay cosas que no logró cambiar ni él ni su sucesor Nicolás Maduro Moros.

Hoy en día las cárceles venezolanas están hechas un infierno. Los problemas dentro de los recintos carcelarios empeoran debido a una ineficiente política carcelaria planteada por el Estado, problema caracterizado por los altos niveles de delincuencia, lo que ha valido para institucionalizar entre otras dolencias, hacinamiento, aflicción, violencia, ocio, enfermedad, incomunicación, anarquía, coerción, corrupción, tráficos de drogas, de armas, mafias, e inclusive prostitución. El abogado, criminólogo y padre del penitenciarismo Venezolano Elio Gómez Grillo expresaba lo siguiente:

¨El Estado Venezolano mantiene a sus presos, hacinados, ociosos, retrasados judicialmente y extorsionados por la espantosa corrupción administrativa y la mafia penitenciaria. Viven en condiciones deplorables, donde están ausentes las mínimas condiciones sanitarias y aún humanas exigibles, sometidos a un régimen alimentario deplorable y sin la indispensable asistencia médica. El preso en esas condiciones se dedica a drogarse, envilecerse sexualmente, armarse y matarse. Nuestras cárceles continúan siendo infectos depósitos, almacenes ruinosos de hombres y mujeres sometidos a un régimen cloacal, sobreviviendo en condiciones infrazoológicas, sin derecho no solo a la libertad, sino también sin derecho a la vida, al trabajo, al estudio¨. GÓMEZ, E.G. 2009
La crisis carcelaria viene aumentando consideradamente según el Observatorio Venezolano de prisiones, Venezuela alberga una población reclusa de: 55.007 privados de libertad y teniendo una capacidad instalada de 19.000. Por lo tanto, el excedente supera la cifra de: 36.007 reclusos, determinando un hacinamiento de: 190%. Desde 1.999, han muerto 6.313 personas y otras 16.318 han resultado heridas en diferentes cárceles del país. (Informe del 2014).

El Misterio del Poder Popular Para el Servicio Penitenciario (MPPSP), ha puesto en marcha planes para evitar el desastre de los recintos penitenciarios, pero sin resultados favorables a la vista y no acordes con la gran población reclusa, la destrucción de centros penitenciarios que alojaban un número considerable de privados de libertad, y la apertura de centros penitenciarios de menor capacidad, que han simbolizado la ineficiencia del sistema actual y medidas sin resultados favorables a la vista.

Es absolutamente necesario un cambio en las políticas carcelarias de Venezuela, no podemos permitir que en la sociedad civil se presenten más violaciones de derechos humanos. El estado debe garantizar la vida, seguridad e integridad física y mental de todos y cada uno de los ciudadanos, aun cuando estos se encuentren privados de libertad.

El privado de libertad tiene que estar en un lugar donde trabaje y estudie, eliminando los tiempos de ocio que genera la violencia entre ellos, eliminar la anarquía y las organizaciones delictivas que operan dentro de los recintos penitenciarios, conjunto con la corrupción de funcionarios y la más importante la descentralización y la clasificación (si es primario o reincidente).

El sistema penitenciario actual refleja el mal funcionamiento de la sociedad y gobierno en general, demostrando su decadencia moral en las prisiones venezolanas, donde la ingobernabilidad es la norma y la reinserción social una utopía.

Víctor Caballero.
Estudiante de Ciencias Políticas y Jurídicas
Universidad católica del Táchira


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2081 veces.



Victor Caballero

Politólogo colombo-venezolano

 victorcaballerobaez@gmail.com

Visite el perfil de Víctor Caballero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: