El fin de la humanidad

La posición de Estados Unidos de Norteamérica, contra la república islámica de Irán, Rusia y China, es la más genuina demostración del abuso de poder y de una conducta fascista contra la paz del mundo, gracias a los genuflexos gobiernos europeos, de Asia, América Latina y del Medio Oriente, que se han hecho cómplices de un plan dirigido al exterminio de la humanidad, por la simple ambición del dominio económico y geopolítico del imperio.

El estado forajido más peligroso del universo se propone mediante el uso de la fuerza militar imponer una dictadura financiera a todo el planeta, lo cual de una u otra manera conduce a la aceleración de la carrera hacia el desastre de la humanidad, ya que los abusos de la superpotencia con apoyo de sus cómplices pudieran ser respondidos por sus víctimas acorraladas con el uso de la fuerza en legítima defensa, lo cual daría origen a una conflagración nuclear que sería la última en nuestra historia universal.

Del otro lado está el supuesto de que países, como Irán, China, Rusia y Corea del Norte, en esa parte del mundo, y Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, Brasil, Nicaragua, El Salvador, Uruguay y Argentina, en América, aceptaran pacientemente la bota imperial, sin rebelarse, vendría igualmente el fin del planeta por la supra explotación de los recursos naturales y la emisión de gases contaminantes, como consecuencia de la industrialización expansiva, irresponsable sin ningún control, lo que traería como consecuencia el efecto invernadero, que acabaría con la vida en el planeta.

La provocación de USA, no tiene límites, está forzando a China, Irán y a Rusia a una confrontación, en la cual difícilmente habrá un ganador. Irán, en una demostración de querer vivir en paz, acaba de cumplir con todas las pautas que le impuso el imperio y sus lacayos de la Unión Europea, para el desarrollo de su programa nuclear, lo que obligó a occidente a levantar las sanciones que de manera injusta castigaban a este trabajador y pacífico pueblo que solo aspira a que le permitan vivir en paz, en su territorio, con su cultura y costumbres milenarias, que jamás han exportado, ni tratado de imponer a nadie por la fuerza, como si pretende hacerlo Estados Unidos de Norteamérica, con el resto del mundo. No obstante el gobierno de Barack Hussein Obama, para complacer, el lobby sionista, a pocos minutos de anunciarse la suspensión de las sanciones, contra el país persa, anuncia nuevas sanciones, pero esta vez, por el programa de misiles, que no es diferente al de Israel, de Arabia Saudita y demás potencias del Medio Oriente.

USA se propone imponer al mundo su perverso sistema, con costumbres y cultura de la muerte y la expoliación, como valores. Claro, eso tiene su explicación, el imperio del norte nació bajo la égida de las mafias y no de espadas libertarias, como las de Bolívar y San Martín. Basta con echar un vistazo a la Otra Historia de Estados Unidos de Howard Zinn, para caer en cuenta que se trata de un país que nació al amparo de las mafias y sobre los escombros de un pueblo sometido al más cruel exterminio. Es una nación que no tiene historia como la de los pueblos de América del Sur, con líderes que lo dieron todo por la liberación de su patria, a cambio de nada.

Allí no hubo tal movimiento por cuanto los líderes que intentaron librar la lucha de independencia con ideales y principios fueron aplastados por las mafias de usureros que amasaron grandes fortunas a la sombra del crimen y la explotación humana, que luego las utilizaron para hacerse presidentes y senadores. En otros escenarios se dedicaron al oficio de titiriteros; con sus fortunas compraban y apoyaban a políticos, a quienes colocaban a su servicio desde las alturas del poder, como en el caso de las empresas mineras, de ferrocarriles, navieras y otros ramos, cuyos dueños se apoderaron del espectro político, para arrasar con los sindicatos y los líderes obreros y socialistas que surgieron al calor de las luchas de liberación.

La numerosa población aborigen, que fue sometida a la persecución y la exclusión, arrinconándola, hasta llevarla a la rebelión para luego justificar su exterminio y el robo de sus ricos territorios, cayó masacrada bajo la fusilería de las mafias ferrocarrileras, navieras y de los sicarios que tenía allí la corona británica para el cobro de peaje y llenar las arcas de la "Noble Familia Real".

Así vemos, como no es nada nuevo lo que hace USA, actualmente con la Federación Rusa, Irán y China, en cuyo predios está expandiendo a la OTAN, como una provocación, al igual que lo hace en Suramérica con sus bases militares, que países como Venezuela y Brasil, están rodeados por el asiento de criminales, entrenados para matar, violar y cometer toda clase de tropelías, durante sus invasiones. La pregunta es: ¿Podrán USA y sus aliados de la UE, repetir lo ocurrido con los con los pieles rojas, cherokes, píes negros y otras naciones en el norte, con los países de la Europa oriental, América del Sur y Asia? Obvio, que no. Un simple razonamiento nos indica que de estallar un conflicto nuclear no habrá vencidos, ni vencedores. Tenemos que parar al criminal planetario y evitar que corone sus propósitos, porque sería el fin de la humanidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1205 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: