Urgente: Misión Milagro Cerebral para Washington

Los ocupantes de la Casaoscura en Washington, necesitan con carácter de urgencia la Misión Milagro, pero "cerebral". Las cataratas las tienen en la masa encéfalica. Están enfermos, desesperados por el éxito que cada día logra el Presidente Chávez, esté dónde esté, vaya a dónde vaya.

Es que definitivamente, Chávez los tiene locos. Imagínense, justo el día antes de la visita oficial de Chávez a Libia, Sean McCormack acusa a nuestro Presidente de NO luchar contra el terrorismo y al mismo tiempo, simultáneamente, Condolencia Rice anuncia que Washington removió de su lista de terroristas a Moammar Gadhafi. (No entremos en detalles con los gusanos cubanos terroristas protegidos en Miami que ya todo el país conoce)

¿Son cretinos ó es que la deseperación los está llevando al matadero? Ya no saben qué hacer, qué decir. ¿Se les acabaron las estrategias desestabilizadoras? ¿No les quedan más planes golpistas? ¿Ya no tienen más cartas que jugar? ¿No saben que más pueden hacer y decir para sacar a Chávez?
Están llenos de calumnias. Por los poros de la piel se les salen las mentiras. Son los malos de su propia película. Y yo, como muchos, estoy disfrutando "el comienzo de la caída del imperio estadounidense". Es un proceso lento pero seguro.

¿Invadirnos? Como quisieran, pero, no podrán. No tienen cómo.

Por los vientos que soplan, Bush no terminará su mandato. Cada día está más y más atrapado. Se está debilitando. Por débil sacó a miles de marines y "barcos militares" armados hasta los tequeteques al Caribe, asesinando a cuanta flora y fauna marina hay en su entorno, contaminando nuestras aguas al mismo tiempo. Como no pueden matar a personas, matan peces y corales.

Por cierto, ¿por qué no hacen sus maniobras en South Beach ó en los Everglades a ver si los gringos se lo permiten?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2410 veces.



Ivana Cardinale


Visite el perfil de Ivana Cardinale para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ivana Cardinale

Ivana Cardinale

Más artículos de este autor