Los diputados pagagases, especímenes quienes ayer y hoy exhibieron esa cualidad en la Asamblea Nacional[1]

En toda sociedad clasista hay una marcada diferenciación dentro de las clases predominantes. En el caso burgués capitalista, la gama de proletarios es amplísima, va desde aristócratas económicos hasta miserables rayanos en la indigencia.

En política tenemos a los diputados o asambleístas constitucionalmente electos: unos son de origen proletario, o sea, de la clase marginal y de la mal llamada clase media, y pocos o ninguno de la burguesía[2].

Cuando el tema en debate es profesionalmente muy comprometedor para un diputado del proletariado aristocrático, digamos, cuando el diputado seleccionado para una determinada defensa u ofensa es un profesional académica y prácticamente muy bien preparado, cuando él cuenta con determinada clientela, al margen de los favores recibidos por el partido político de su afiliación, entonces él sabrá evadir y justificar la designación que pueda afectarlo como profesional.

Por ejemplo, la bancada minoritaria del caso que nos ocupa se ve obligada a elegir-así lo hace-al diputado pagagases de esa asamblea: elige a aquellos más pobres, a los dependientes de la dieta parlamentaria y a quien no tiene nada que perder con sus desaguisados jurídicos, leguleyos y constitucionales que emita a todo grito. Tales han sido los casos de los diputados, analfabetos constitucionalistamente a quienes les encomendaron o impusieron-mafiosamente-que asumieran las ridículas, absurdas e inconstitucionales objeciones durante las tercera y cuarta discusiones de ayer y hoy, respectivamente, con motivo de la designación de los magistrados suplidores de las vacantes de entonces

Se trata de diputados de muy bajo perfil como tales, de hecho sin mayor calificación para ejercer tales cargos en la Venezuela de hoy que ya cuenta con excelentes juristas y abogados de academia, y no leguleyos, ni tirapiedras como imperó en la Venezuela gomera y a quienes reciclaron los puntofijistas.

Los diputados de la bancada opositora que se autoestimen no hacen lo que en EEUU le hicieron al Presidente Obama, quien ingenuamente recibirá y concentrará todos los merecidos ataques que muy probablemente harán los ciudadanos norteamericanos al medirle la gigantesca impopularidad hacia EEUU que ha estimulado durante su mandato. De paso, serán los "negros" los culpables.

23/12/2015 04:24:53 p.m.


[1] Concretamente-no lo digo yo-lo dijo el diputado Carreño quien los puso en su justo lugar.

 

[2] Los burgueses de alto peso como explotadores no se retratan en grupo, casi nadie los conoce de vista y mucho menos de trato y comunicación.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1706 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social