Corrupción, ineficiencia y saboteo son los únicos responsables…

No hay que andar buscándole las cuatro patas al gato, como decimos en criollo para encontrar los verdaderos culpables de la apabullante derrota que sufrió la Revolución en las pasadas elecciones legislativas del pasado 6 diciembre.

La dirigencia de las agrupaciones políticas del Polo Patriótico y la gerencia mayor del gobierno de la revolución tienen la mayor cuota de responsabilidad de que ese resultado nos haya sido adverso y, sobre todo, en los términos tan contundes como lo fue.

Cómo explicar e intentar reagrupar las causas y situaciones puntuales que pudieran haber incidido para provocar tan aplastante derrota. No es tarea nada fácil hacerlo y menos que pudiéramos llegar a listarlas y afirmar a rajatabla que sí hemos sabido identificarlas, con lo cual no haríamos otra cosa que incurrir en el grave error de pretender convertirnos en voces inquisidoras para asegurarle al país quiénes son y en donde se ubican sus peores diablos.

Cada uno de los venezolanos que optó por no darle su voto al Gobierno de la Revolución tendrá sus razones muy poderosas que lo llevaron a ello y eso es lo que nos corresponde indagar y precisar, sin ningún género de dudas, como única fórmula que nos haga posible retomar junto al pueblo, el rumbo definitivo del legado del Comandante Chávez.

Ojalá y ya no sea demasiado tarde para ello, pues la derecha con ese triunfo electoral va por más y para ello cuenta, en el término de la distancia y sin límite alguno, con las mayores esfuerzos y fuerzas del mundo capitalista, neoliberal y neocolonial, como nunca antes la había vivido país alguno de esta Patria Grande Latinoamericana y Caribeña, para erosionar, debilitar nuestras comunidades hacia el objetivo central y único que sus patios traseros vuelvan a su redil, tal cual lo estuvieron durante los últimos cien años.

Por aquí encontramos una voz de pueblo que nos relata una experiencia muy real que nos deja atónitos y nos da, sin la menor duda, señalas bastante claras por donde andan algunas de esas verdades y explicaciones sobre nuestra derrota, las cuales tenemos el deber de conocerlas hasta en sus más pequeños detalles.

Los invitamos a leer esta carta de un revolucionario de provincia que nos llegó a nuestro correo, no precisamente por parte de su autor, a quien no tenemos el grato placer de conocerlo, sino de alguien que, como nosotros, nos planteamos la necesidad de alejarnos y mucho de las vías principales para buscar entre los matorrales y caminos secundarios, arenosos, empedrados y llenos de mil huecos, otras voces distintas a las que ya nos ensordecen y las que nada nos aportan en busca de esa verdad que no debemos permitir que se nos diluya y desaparezca como arte de magia. Escuchemos otras voces, palabras muy distintas por los vericuetos más escondidos de la Patria, por lo senderos del pueblo en busca de esa verdad que nos desnude las causales reales de esa indiscutible derrota, por cuanto y en tanto no lo hagamos, ese revés que sufrimos podría seguir haciéndonos daños mucho peores que sólo en décadas pudiera el pueblo revertirlos, pero sólo a costa de la sangre de miles y miles de venezolanos y eso no podemos permitir que suceda:

CARTA DE ONRY ROMERO

MILITANTE RECONOCIDO DEL PSUV DE NUEVA ESPARTA

"Buenas tardes a todos los que están del otro lado y recibirán este correo, especialmente a Yambradis Piñango Superintendente O intendente de la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria SUNAGRO, de quien no dudo que sea una excelente y comprometida camarada. No tuve la dicha de conocerla en las dos oportunidades que fui a Sunagro caracas desde Aragua de Maturín, porque según las muchachas que atienden en la recepción, tiene prohibido atender público. No importa si uno paga pasaje en avión o pasa la noche viajando, no importa si paga hotel, no importa si es grande o pequeño productor, no importa si va en corbata o franelilla, no importa si es escuálido o revolucionario, Lo importante es que todo el que va a sunagro a solicitar una respuesta o solución para apoyar el tan anhelado deseo del presidente Nicolas Maduro de impulsar la Producción Agroalimentaria Nacional, se encuentra con una pared frente a los ascensores de una de las torres de parque central, donde dos simpáticas chicas se han especializado en decir que NO a todo y a todos los que allí llegan. A veces se le nota vergüenza en los ojos por el papel que les pusieron a jugar ante la desesperación mezclada con frustración de los que con esperanza en el alma y en el corazón llegamos allí. No hay una silla donde esperar ser atendido, no tienes acceso a la institución porque la recepción es el modulo de seguridad. Parece que hay temor a tener a esos hombre y mujeres que allí llegan de todos los rincones del país frustrados y arrechos buscando una respuesta de porque es tan difícil obtener una solución de la institución que tiene en sus manos el impulso de parte del desarrollo agroalimentario del país.

Camaradas, a comienzos de este año inicie un sueño de demostrarle al mundo, a mi familia y a mismo, que en nuestro país no era difícil producir, y deje el cargo institucional para irme al campo, inicie con una pequeña granja de gallinas ponedoras. Fue bastante difícil conseguir alimentos al principio, pero contra viento y marea fui resolviendo. Luego la situación se puso muy crítica y después de tanto remar encontré un productor de alimentos dispuesto a apoyarme, con la sola condición que le presentara el código SUNAGRO, porque si me vendía sin ese código, podía ser multado. Entendí de inmediato y me puse a sacar los requisitos, permiso sanitario, papeles de agropecuaria, certificado de vacunación, entre otros, Creo que cumplí con todos. Fui a Sunagro Monagas y debo decir que fui muy bien atendido, pero igual los atentos muchachos no pudieron hacer mucho porque un sistema informático había sido hackeado y parecía imposible de resolver. Hasta me atreví a darles el numero de un hermano de vida mío, que es el director de tecnología de la información en la fiscalía general de la república y que ha montado unos sistemas que han enlazado todos los cuerpos de seguridad del estado con la fiscalía en línea a ver si apoyaba porque me parecía demasiado importante activar este sistema para que avance el desarrollo de la alimentación del país. Eso fue a inicios de septiembre, pasó el tiempo y al no tener respuesta luego de haber introducido mi solicitud, me fui a caracas. Allí fue donde viví el primer capítulo de la historia descrita en el primer párrafo.

Mientras todo esto pasaba me iba quedando sin recursos para mantener las gallinas, porque el saco costaba y sigue costando en las tiendas que la pueden vender entre Bs 5.000 y 5600. Según el anuncio hecho por el presidente debía comprarlo a 1500 y vender el cartón de huevos a Bs 420.

Repito, PARA PODER MANTENER MIS GALLINAS DEBO PAGAR EL SACO DE 40 KG EN Bs 5600, SI LO ENCUENTRO. Mientras tanto, ahora en diciembre, me vuelvo a caracas, a la especial recepción de Sunagro, donde encontré más gente que en la primera visita angustiados y desesperados, debo confesar que en esa visita me fui palanqueado porque ya estaba al borde. También debo confesar que la palanca no sirvió de nada, la pared del NO se impuso de nuevo, con la noticia adicional de que la solicitud hecha en la visita anterior ya no tenía validez, que ahora le debía hacer por Internet, porque habían descubierto al hacker y todo estaba resuelto. No me voy a atrever a decir como califico la funcionaria al Superintendente Saliente. y lo bien que habló de la entrante. Me regresé como quien dice con el rabo entre las piernas, desilusionado, frustrado, dolido. Le veía las lagrimas en los ojos a otras señoras que estaban allí, recibiendo la misma respuesta que yo, y me pregunte Dios mío que diría Chávez ?.

En el camino pensaba, si estas muchachas habrían ido alguna vez al campo? si entenderían lo que cada uno de nosotros le intentaba explicar con desesperación?

Hice de nuevo todo lo que me pidieron, papeles, permisos, fotos, planos firmados por un ingeniero civil? Ninguno de estos requisitos últimos, se reflejan en la página web de Sunagro como requisitos válidos, para enterarse hay que ir a caracas, porque si no están en la lista, lo más seguro es que no los llevas y tu solicitud será rechazada, porque el funcionario seguro no los revisa pero si los cuenta y si son 5 y falta uno esta malo. Bueno debo decirles que la mayoría de los pequeños productores hace sus siembras, galpones e instalaciones sin planos, porque como está la vaina, lo que queremos es producir y no tenemos plata para pagar a ingenieros para hacer esto, pero bueno, también lo hice.

Todos estos meses me dije, como Chavista revolucionario, no puedo retroceder, no puedo sentirme frustrado, no puedo darme el lujo de demostrar flaqueza ante esta crisis. Hoy le escribo porque NO PUDE MAS y tome la decisión de empezar a vender mis gallinas con apenas 8 meses de producción para que la gente haga sopas con ellas. Mi frustración y la de cientos de productores pequeños es triple. Me frustra no poder echar adelante el sustento de mi familia. Me frustra no poder apoyar al presidente en su empeño de reimpulsar el desarrollo agroalimentario del país. Me frustra saber que muchos mas venezolanos no podrán adquirir un huevo para alimentar a sus hijos y aumentará la escasez de este importante alimento porque muchos de los pequeños y medianos estamos cerrando, me frustra que la burocracia, la falta de compromiso y las trabas institucionales sea una de las grandes razones por la que se ha puesto en riesgo la Revolución Bolivariana. HASTA CUANDO CAMARADAS?

Mientras todo eso me ocurre, yo tuve que dedicarme a dirigir la Coordinación de Organización y Técnica Electoral del Comando Bolívar Chávez en el Circuito 01 del estado Nueva Esparta, donde también perdimos por un margen de 5 puntos ante unos burros de la oposición. Pero ustedes saben bien, que ellos no ganaron, nosotros perdimos por cosas como esta que me pasa a mí, porque esta es la historia de millones de ciudadanos escuálidos y chavistas que visitan las instituciones del estado. Los escuálidos nos agarran mas arrechera y los chavistas se abstienen. Ese es el aporte que los funcionarios le debemos a la revolución?.

Luego escucho al presidente diciendo que los hueveros creen que es el huevón y yo, con todo el respeto y el apoyo que le doy al presidente se que él no es eso, pero los que lo asesoraron le mintieron al camarada presidente. Yo compré hace 4 meses atrás las cajas donde van los huevos en Bs 200 y los cartones C/u en Bs 20. La caja lleva 12 cartones, es decir solo en caja y cartones son Bs 440, y el precio justo en mercado es 420. Que hago con los huevos, personal y otros gastos, como saco la inversión en galpón, equipos, talento humano, mas el saco de alimento de 40 Kg en Bs 5600, dime tú, cual es el precio justo, para aquel que pasa la vida esperando que SUNAGRO asigne un Código, que es solo un número luego de haber hecho la inspección y haber entregado todos los requisitos. Imagínate si tuviese que entregar los alimentos. Y porque todo este lío?, porque todos los productores que no tienen código de sunagro no tienen acceso a los productos de empresas subsidiadas por el estado como es el caso de alimentos para animales, y obligatoriamente debemos entrar en lo que el presidente ha denominado la Guerra Económica, que no es más que una red de chantaje, manipulación y corrupción que tiene una mano en la oligarquía parasitaria escuálida y opositora y la otra mano que es su mejor aliado, en instituciones del estado revolucionario, enquistados desde el más alto nivel hasta el más bajo. No es tiempo de flagelarse, pero habría que estar ciego para no ver este cáncer dentro de la revolución, pidamos al pueblo que no se equivoque y que rectifique pero si queremos mantener el poder debemos enfrentar a los apátridas y empezar por rectificar nosotros, de adentro pa fuera va la cosa camaradas" (*)

Mayor ineficacia y saboteo, es imposible..., aun cuando historias muy parecidas a éstas se viven en cientos de entes públicos y lo bien preocupante es que las seguimos padeciendo aún después de esta derrota que sufrimos el pasado 6/12...

Urge meterle la lupa a todas las dependencias de atención al público y proceder de inmediato a pedir cuentas a quienes las manejan y a quienes tienen la responsabilidad directa de conducirlas y controlarlas, pues aquellos que actúen como esa gerente de Sunagro, deben ser despedidos de sus cargos de forma inmediata y, por supuesto, a quienes están por encima de todos ellos...

¡Cómo lamentamos no saber cómo hacerle llegar esta carta al Presidente Obrero Nicolás Maduro...!

(*) Su autor: Onry Romero



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1458 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a219756.htmlCd0NV CAC = Y co = US