Alquimia Política

Las tres "R" al cuadrado

Es importante asumir una acción pedagógica, al mejor tenor de Paulo Freire, para difundir las posturas y reorientaciones que el Gobierno Nacional, en cuanto a cómo confrontar los resultados electorales del 06 de diciembre del 2015; si es verdad que se ha difundido por varios foros sociales y colectivos, no es menos verdad que una gran parte de la dirigencia regional y nacional, pareciera desvanecerse en el bostezo y en la simplicidad del aplauso, pero sin profundizar el contenido de los nuevos lineamientos y de las nuevas acciones que el funcionariado, inmerso en este proceso de transformación socio-política, debe ir asumiendo y proyectando.

Se perdieron las elecciones el 06 de diciembre porque no hubo vinculación de los liderazgos políticos del Gobierno con la base electoral; se busca, inocentemente, respuestas como que dos millones de partidarios del PSUV, se abstuvieron y ello le dio oportunidad a la fórmula contraria; que ya quienes emigraron con el voto castigo, están arrepentidos; que el fulano cambio prometido fue un falso positivo; que la gente votó por votar, sin conocer nombres ni trayectoria de los opositores a los cuales se les confió el voto castigo… En fin, se buscan excusa y eso en vez de plantear reconstitución del liderazgo lo que causa es lástima.

Es importante destacar que los que hemos mantenido la lucha por la vía escritural y de estos espacios críticos virtuales y los medios impresos locales y nacionales, nunca hemos desmayado en la intención que una vez propuso Hugo Chávez de Revisión, Rectificación y Reimpulso (las tres R). La debilidad ha estado en quienes les hemos dado la potestad de ocupar cargos de funcionariado y de liderazgo político, los cuales no solamente no entendieron la filosofía e ideología política de las tres R, sino que profundizaron la brecha entre la militancia convencida y adepta al ideal bolivariano, y el burocratismo efervescente, contrario al idea humanista y social con el que se inició la revolución bolivariana. Eso nos lleva a dos realidades que hicieron posible el 06 de diciembre: una, la corrupción y el burocratismo protegido por las instituciones del Estado; y dos, la debilidad de liderazgo local para impulsar rectificaciones y cambios en los poderes públicos.

En concreto, se dejó pasar el tiempo y se confió en la simbología de un liderazgo indiscutible, pero que como símbolo debía mantenerse no solamente en imágenes, sino en el pensamiento y acción revolucionaria que exigió siempre Chávez se materializara en las acciones de Gobierno. Se olvidó la acción política del líder y se quiso seguir en la cresta de una ola la cual, por su naturaleza de ser efecto de una causa moral mayor, el tiempo, ante la ausencia de causas morales mayores, le restaría fuerza y por ende su desvanecimiento… ¿Podemos reconstruir esa ola? Reconstruir no es la salida; obviamente se mantiene el origen de la causa como símbolo, pero se debe construir una nueva causa mayor moral y eso solamente se hace desde una base de liderazgo homogénea, digna y sin vestigios de corrupción.

Ante esta realidad, y pienso que convencido de que la tarea no es "reconstruir" sino construir manteniendo los símbolos originarios, el Presidente Nicolás Maduro vuelve a atinar en un llamamiento importante a ese ideal simbólico con que cuenta la revolución que es el pensamiento de Hugo Chávez: las tres R al cuadrado. Expresó el Presidente Maduro: "Estamos preparando un plan especial para combatir la Guerra Económica (…) Yo creo que nosotros pudiéramos regir el plan que arranca ahora en 2015, por dos líneas fundamentales, la primera es la aplicación radical de las tres R al cuadrado, y la segunda línea una poderosa ofensiva socialista en todos los planos del país…Qué son las tres R al cuadrado, qué es el Golpe de Timón, ejecutar las líneas de Chávez de sustituir el Estado Burgués y crear el verdadero Estado Popular (…) Los Consejos Presidenciales Populares son los que nos van a ayudar a profundizar la revolución, por eso llamo al Gran Polo Patriótico a conformar los siete Consejos Presidenciales que se formaron".

De las tres R originarias (Revisión, Rectificación y Reimpulso), surgen las otras tres R: Recuperar, Repolarizar y Repolitizar. ¿Qué significan estas tres R nuevas? El Comandante Hugo Chávez, en el primer encuentro con diputadas y diputados electos del PSUV, en el 2010, en el Teatro Teresa Carreño, dijo: "Una revolución tiene que aprender a recoger la basura, una revolución tiene que aprender a tapar los huecos de las calles, una revolución tiene que atender las necesidades más pequeñas de la gente, no se puede quedar sólo en el discurso radical de las barricadas. Una revolución tiene que aferrarse a los pobres, a los más necesitados, a su drama, a su dolor, a su amor y a su esperanza.

"Tenemos que dar la cara; ahora nosotros tenemos que hacernos visibles, nosotros los que gobernamos, el Gobierno Ejecutivo, el Gobierno Legislativo, ustedes que ahora son diputados y diputadas, alcaldes alcaldesas, gobernadores, gobernadoras. No podemos dejarnos secuestrar por las comodidades del palacio, del despacho, del aire acondicionado, del carro con aire acondicionado, de la vida burguesa. Tenemos que sacudirnos de eso.

"Eso es parte de la autocrítica que debe ser hacía adentro de nosotros mismos implacable, porque es muy grande nuestra responsabilidad, nosotros no podemos fallarle a la historia y a la esperanza de un pueblo …Por eso es que yo digo que las tres R al cuadrado tiene un sentido: Revisión, Rectificación y Reimpulso. Pero por qué al cuadrado: porque dentro de esas tres R hay otras R, o más allá de ellas hay otras: Recuperar, Repolarizar, Repolitizar. Por eso digo al cuadrado, 3R al cuadrado".

En concreto, la tarea que le toca a la dirigencia del PSUV, es darle significado a estas tres R al cuadrado, y vincularlas con la exigencia colectiva de concretar transformaciones radicales tanto en las políticas públicas como en la organización del Gobierno Nacional. Hay un aspecto que no ponemos dejar pasar, cuando el Presidente Maduro expuso la necesidad de las tres R al cuadrado, muchos pensaron que estaba proponiendo algo nuevo. Se escuchó decir: "¡ah! Chávez propueso las tres R, ¡Maduro las multiplicó!" Pero Resulta que el Presidente Maduro lo único que hizo fue volver a la idea originaria de Hugo Chávez, no trajo nada nuevo; lo que demuestra que ni a la propuesta inicial de las tres R, se le puso atención en su momento. Estos lapsos de memoria y de acción política, deben ser excluidos de la dirigencia política del PSUV, porque de no ser así se estaría reinventando de nuevo los liderazgos perdidos y desprestigiados de la democracia representativa, y se estaría perdiendo, definitivamente, el camino hacia una reconquista de los espacios de liderazgo y de poder. ¿Está el declive el chavismo? Diría que se pudiera perder parte de la ostentación del poder político chavista, pero el chavismo como movimiento social y político, se mantiene con buena salud y con claros visos de rectificación para reimpulsar los valores en sociedad que ha sido inducida al consumismo y a la desconfianza en la ejecución de su soberanía popular. Claro está: si no se actúa en consideración a estas tres R al cuadrado, la expectativa de la resistencia popular a los atajos y contragolpes de la derecha, estarían muy comprometidos. Necesitamos hacer realidad la frase de Juan Pablo II: "…despierta y reacciona…"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1887 veces.



Ramón Eduardo Azócar Añez

Doctor en Ciencias de la Educación/Politólogo/ Planificador. Docente Universitario, Conferencista y Asesor en Políticas Públicas y Planificación (Consejo Legislativo del Estado Portuguesa, Alcaldías de Guanare, Ospino y San Genaro de Boconoito).

 azocarramon1968@gmail.com

Visite el perfil de Ramón Eduardo Azócar Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: