Cero Ministerios

Una nueva petición: Que los diputados derrotados siembren caraotas en Altagracia de Orituco

Así mismo. Cero embajadas, cero puestos en el gobierno, cero ministerios. Se acabaron los cargos de consolación. Perdieron y no pueden pasar la derrota entre tacitas de Té y Yogurt Light en algún Centro Comercial del exterior. Cero fotos con famosos, cero Hollywood, cero Madonna. Tampoco podemos darle la “oportunidad” de que escuchen al pueblo. Con algunas excepciones, como la valiente madre de Robert Serra que viene del barrio mismo, el pueblo ya no cree que nuestros voceros los escuchan, el pueblo los cree sordos, pero no mudos, porque bastante los hemos oído, pero a la hora de escuchar te piden un papelito que le pasan al escolta, y el escolta se lo da a su escolta y así pasando por todos los bolsillos de los escoltas, llega el papelito a alguna lavadora y se deshace.

Estos 112 camaradas derrotados, perdieron contra lo más rancio que existe en Venezuela. Una derecha que nos promete látigo y coñazo, nos promete más horas de trabajo, una vejez indigna, cero beneficios, cero educación moderna y tecnológica, cero planes sociales y precios adaptados al libre mercado. Nuestro pueblo prefirió votar por el mismísimo empalador, en vez de votar por los nuestros. Muchos votaron sin saber siquiera por quién, pero sí muy claros de contra quién…

Los pueblos no se equivocan, los pueblos son sabios, y esto que nos hizo el pueblo de Venezuela no es menos que uno de los peores castigos recibidos por la Revolución Bolivariana. Es un Castigo, sin duda, no un abandono. Estoy seguro que muchos no entendieron o no sabían la gravedad de tener una asamblea en contra en 2/3 de sus asambleístas (Se nos olvidó decírselos). Muchos se sorprendieron ante el resultado, sin duda el castigo fue peor que el que esperaban todos, incluso los castigadores…

Ahora debemos asumir algunas consecuencias. La más obvia: los 112 diputados no pueden seguir siendo la cara de esta Revolución. Crear comisiones para “oír” al campesino, al pobre, al abuelo, a los sindicatos, a los trabajadores, y llenarlas de personajes que más allá de sus buenas intenciones, si las tienen, son las caras de la derrota, es una total burla al pueblo. Colocar a los 112 derrotados como Ministros es una bofetada al pueblo que sigue esperando la Revolución dentro de la Revolución… Es William Ojeda y Ricardo Sánchez pidiendo que olvidemos como escupieron al Comandante, son las caras que prácticamente pasaron por todos los Ministerios antes y no dejaron nada, son los que sin sus cargos y sin Honorarios Profesionales no le sirven ni a su familia, son los que colocan a todos sus familiares en Ministerios para saciar su ansiedad de poder.

Presidente Nicolás Maduro, mande a estos 112 diputados a fusionarse con el pueblo, a sembrar caraotas, a trabajar y usar el metro, a cortar los cujíes en algún conuco de Altagracia, a capar caballos, a bañarse en algún río de Apure. Quizá la experiencia les sirva y puedan volver cuando las nuevas caras hayan recuperado la Revolución Bolivariana de las garras del neoliberalismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2593 veces.



Moises González


Visite el perfil de Moises González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: