Mercenarios: cruzar el rubicon es riesgoso

Esta palabreja define un comportamiento, inconveniente, inadecuado y despreciable en la historia de nuestras sociedades. En las primeras dos décadas del siglo XVI, el florentino Nicolás Maquiavelo, desarrolla en su madurez, una serie de reflexiones, cuya lectura podría ampliar la visión que podamos tener sobre la política y sobre este político del renacimiento.

"Cuánta diferencia hay entre un ejército contento y que combate por su propia gloria, y otro maldispuesto y que combate por la ambición ajena. Porque donde los ejércitos romanos solían siempre salir victoriosos bajo los cónsules, fueron siempre derrotados bajo los decenviros. Por este ejemplo se puede deducir, en parte, la causa de la inutilidad de los soldados mercenarios, que no tienen otro motivo que los mantenga leales sino el escaso estipendio que les das. Esto no puede bastar para hacerlos fieles, ni tan amigos tuyos que quieran morir por ti" (1)

El pueblo francés ha padecido de manera cruel en los últimos tiempos la acción del terrorismo. Sin embargo no ha sido poca la responsabilidad de la muerte y el terror que han propiciado los gobernantes galos en numerosas naciones El Estado francés siempre se jactó por todos los medios de disponer de una importante fuerza militar mercenaria, denominada la Legión Extranjera Francesa. En Wikipedia se consigue alguna información sobre esta organización elite, militar que ha formado parte del ejército francés desde el siglo XIX, hasta nuestros días." Es una Fuerza militar integrada por voluntarios extranjeros creada, para proteger y extender el imperio colonial francés, sus integrantes provienen de diferentes países y constituyó una vía de escape para criminales, y aventureros"

En nuestros predios nacionales, durante muchos años se comentó que varios importantes hacendados del sur del lago de Maracaibo, contrataban hombres del hermano país con experiencia en las armas (paramilitares) para la protección personal y de sus bienes; resultando muchas veces, que los citados contratados tomaron su propio rumbo y establecieron sus particulares "negocios". Todo indica que el remedio fue peor que la enfermedad.

Nos cuenta el periodista Ernesto Villegas, que el 11 de abril del 2002, fueron capturados varios ciudadanos en el hotel Ausonia bajo sospecha de haber actuado como francotiradores en los sucesos conspirativos de ese día; hubo mucha diligencia del Juzgado XIV de Control del Área Metropolitana de Caracas, quién decretó la libertad sin restricciones de esos ciudadanos el 15/04/2002. (2) ¿Eran mercenarios extranjeros o mercenarios venezolanos? ¡Ay Bolívar y la impunidad! necesitamos leerte más.

El año 2004, los órganos de seguridad de la nación, allanaron la finca Daktari, en el municipio del Hatillo, donde fueron capturados más de cien paramilitares colombianos, traídos a Venezuela por conspiradores venezolanos políticos y militares, con la intervención de prominentes políticos de la hermana República. El plan no podía ser más macabro, consistía en asesinar al presidente Chávez, con estos mercenarios uniformados con prendas de nuestra Fuerza Armada, a fin de crear confusión y enfrentamientos interfuerzas, para lograr una intervención en forma de otros países.

Los oficiales superiores venezolanos que andaban en estos menesteres, ¿habrán imaginado la cantidad de muertes que esta acción pudo significar?, soldados que ellos estaban en la obligación en bien conducir y proteger, que, por su ambición serían sacrificados por estos mercenarios ¿En cuanto se tasó la traición? Y no estamos hablando de la reacción del pueblo, que indudablemente tendría lugar y la masacre que traería en consecuencia.

El Presidente Chávez, y el Estado venezolano, como corresponde a una República verdaderamente democrática y respetuosa de los Derechos Humanos y practicante de la Paz, fue extremadamente generoso con estos imberbes (pero no inocentes mercenarios) y fueron entregados a sus familias en Colombia.

Pero ahora el negocio mercenario crece. El 27/11/2015. El Portal Aporrea reprodujo una información de Tele Sur, sobre el envío a Yemen por los Emiratos Árabes Unidos (EAU) de 450 mercenarios latinoamericanos, que forman parte de un grupo mayor entrenado por esos países, donde se encuentran antiguos miembros de las fuerzas militares Panameñas, Salvadoreñas y Chilenas, todo esto vinculado al comercio de la guerra de compañías estadounidenses como la Black Wáter Worldwide.

A comienzos del año 2014, Ciudades importantes de Venezuela fueron impactadas por una serie de desordenes terroristas bien planificados, que el antiguo propietario de la finca Daktari Robert Alonso las llamó Guarimbas, más de cuarenta asesinatos, centenares de heridos, pérdidas materiales cuantiosas. Las acciones se caracterizaron por sus crueles métodos importados, cierre de urbanizaciones y secuestro de sus habitantes, uso de francotiradores para el asesinato selectivo e indiscriminado, destrucción de propiedades públicas y privadas, instalación de guayas en la vía que terminó siendo una trampa para el degüello de motorizados.

Este caos creado en nuestras ciudades, estuvo auspiciado, organizado y ejecutado por los grupos radicales de la oposición, con la simpatía de los otros, supuestamente demócratas. Para el desarrollo de estas acciones hubo que emplear cuantiosos recursos: para la movilización, en el país y en el exterior, alimentación, alojamiento, pagos de salarios, adquisición de fusiles y proyectiles para los francotiradores, explosivos, abundante material de ferretería para construir los niples-bombas, cohetones, polvora sistemas de comunicaciones, tiendas de campaña, vehículos, motocicletas, drogas, talleres para fabricar proyectiles y adecuación de armas, entrenamiento de cuadros en el exterior en técnicas para el asesinato (sicariato) y el descuartizamiento de las víctimas, para propagar el terror.

Las sanciones para los líderes de de esta horrenda conspiración criminal contra todos y cada uno de los venezolanos y venezolanas fueron cortas pasantías en la cárcel y bajísimas penas. ¿Esto serían acciones mercenarias? ¿Quién pagaba?

Las venezolanas y venezolanos directos agraviados por las conductas asesinas de los guarimberos;(madres, padres, esposas, esposos, hijos e hijas y demás familiares) así como todos los ciudadanos y ciudadanas debemos cuidarnos de la desmemoria y el olvido, para evitar que se repita la historia...

Nos acercamos a un nuevo proceso electoral, hay una fuerte injerencia internacional que no es un buen augurio, pues se conecta con las amenazas de conflicto de algunos sectores políticos nacionales que vienen de prácticas violentas recientes. No hay que confundirse, no ha habido aprendizaje, ni forma parte del interés en aprender de la Ultraderecha, pues es un asunto grueso, totalmente acoplado a los intereses imperiales norteamericanos y sus aliados europeos.

Hay un clima político que hay que sopesar con cuidado, pues ciertamente hay un descontento social por la cuestión económica, pero dentro de ese descontento, hay uno que no debemos obviar que es el relativo a la impunidad, tema muy caro a Nuestro Libertador Simón Bolívar. Hay insatisfacción y muchas dudas por la lenidad de las sanciones aplicadas a los golpistas, guarimberos, saboteadores y asesinos a lo largo de todos estos años.

El estado a través de importantes voceros, con bastante frecuencia nos informa de los sabotajes alimentarios y eléctricos. Se descubren grandes depósitos con alimentos acaparados, se vuelan tanquillas y subestaciones eléctricas.

Últimamente se han electrocutado personas supuestamente saboteando el sistema. Uno se pregunta ¿Quiénes son? ¿Acaso son ciudadanos con ideas políticas, patriotas que luchan por una Patria diferente? O son simples mercenarios. De ser así ¿Quién les paga? ¿Hay connivencia con gobiernos extranjeros para destruir nuestra institucionalidad? Igual interrogante se plantea con los acaparadores de alimentos. ¿Son o no son prácticas criminales contra nuestra población? ¿Constituyen actos de guerra? ¿Qué contempla nuestro ordenamiento legal en estos casos?

¡Ojalá! Que aun con las fallas que puedan haber en nuestra nación, podamos seguir avanzando en la Paz, de lo contrario si la ultraderecha llegase a patear la poca sensatez que puedan tener, pudiera cumplirse la premonición que le oí a un viejo guerrillero urbano de la década del 60:- camarada, los que sabemos por experiencia propia lo que es y ha sido la ultraderecha, no solamente en Venezuela sino en todo el mundo, tenemos que estar muy atentos. En caso de que se vuelvan locos y aúpen una intervención extranjera, acabando con el Estado de Derecho, entonces estaremos obligados a establecer tribunales populares, y si la vejez me dificulta combatir con un Kalashnikov, presuroso iría a integrarme a los tribunales populares, nos podrán hacer mucho daño, pero ilesos no van a salir...

LA REVOLUCIÓN ES CULTURAL

(1).-Maquiavelo, Nicolás/Discursos sobre la Primera Década de Tito Livio/El Libro de Bolsillo/Alianza Editorial Madrid, 1996, P.136.

(2).- Villegas Poljak, Ernesto/Abril Golpe Adentro/Fundarte, Caracas, 2012., págs., 322, 323.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1149 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a218151.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO