REFERENDUM - Para Desnacionalizar a dos apátridas: Rafael Poleo y Leopoldo Castillo

“ Si no hay un respeto sagrado por la patria, por las leyes y por las autoridades,

la sociedad es una confusión, un abismo; es un conflicto singular de hombre a hombre y cuerpo a cuerpo”

Simón Bolívar

Comienzo este escrito con palabras del Libertador, para que nos ubiquemos en estos nuevos tiempos de revolución social, donde la justicia ha sido superada por la anarquía de una oposición que actúa de manera grosera y en total impunidad, ante una ausencia total de una revolución judicial… Para los jueces, es letra muerta lo señalado en nuestras leyes.

Código penal Venezolano,

CAPÍTULO I
DE LA TRAICIÓN A LA PATRIA Y OTROS DELITOS

“Artículo 128 . Cualquiera que, de acuerdo con país o República extranjera, enemigos exteriores, grupos o asociaciones terroristas, paramilitares, insurgentes o subversivos, conspire contra la integridad del territorio de la patria o contra sus instituciones republicanas, o las hostilice por cualquier medio para alguno de estos fines, será castigado con la pena de presidio de veinte a treinta años”

El pasado miércoles 10 de mayo del 2006 en el programa Aló Ciudadano por GLOBOVISION, estuvo como invitado el redactor Rafael Poleo, quien compartió con Leopoldo Castillo un triste espectáculo apátrida, antinacionalista, antibolivariano y servil al imperio del Norte, que va más allá de una oposición golpista de antagonismo político-partidista, para declararse en una conspiración terrorista que aúpa, justifica e incentiva la intervención extranjera.

Es una obligación de CONATEL dar a conocer a la conciencia nacional extractos de ese programa en Cadena Nacional, para que todos los ciudadanos conozcan los argumentos de los detractores del proceso y los intríngulis de una oposición virtual liderizada por algunos dueños de medios de comunicación empeñados en sacara a Chávez por una vía distinta al voto electoral.

Fueron extremadamente graves los argumentos esgrimidos por Rafael Poleo y que compartió con sarcasmo Leopoldo Castillo:

Qué se cree Chávez … que los Estados Unidos se van a quedar tranquilos con esa actitud de amenazar con el petróleo venezolano..? Que no sea iluso Chávez… No seas ridículo… cuando el Norte quiera el petróleo lo viene a buscar y ya..! por las buenas o por las malas...

Ahí está lo que le pasó a Noriega… Con esa ridiculez de amenazar con el Canal de Panamá con machete en mano… Lo fueron a buscar y allí está preso y no pasó nada… No se crea Chávez que el pueblo va a lanzarse a la calle a defender la territorialidad… Esos son cuentos de camino… Ni mucho menos esos militares de pacotilla que juegan a la guerra con avioncitos sin repuestos y armas de tercera generación… Hoy los Estados Unidos pulsan botones de última tecnología y se acabó… Es una potencia con una larga tradición de guerra.

Yo le digo a Chávez que deje la ridiculez de amenazar a los Estados Unidos, porque más temprano que tarde tendrá que arrepentirse cuando lo vengan a buscar para recluirlo como un pendejo junto con Noriega…

Chávez… bájate de esa nube… Cuánto crees tú que los Estados Unidos se van a calar tu arrogancia de amenazar con el petróleo..?

Cuando ellos quieran nuestro petróleo lo vendrán a buscar y nada podrá evitarlo… Te guste o no los Estados Unidos son la Primera Potencia del planeta… Yo digo: el petróleo del Medio Oriente es para Europa y los países árabes, y el petróleo de Venezuela es para los Estados Unidos.

A falta de jueces con guáramo…

Bienvenido CONATEL..!

Es inadmisible que se utilice el espacio radioeléctrico de todos los venezolanos para escuchar a dos apátridas y sinvergüenzas que manipulan la conciencia de los ciudadanos a favor de un imperio y justificando cualquier acción de intervención extranjera, menoscabando el gentilicio, el autoestima, la nacionalidad, el patriotismo, y los elementales principios de la defensa de la territorialidad que por Ley estamos obligados todos los nacidos o asimilados a esta noble tierra de Libertadores.

Yo les respondo a Leopoldo Castillo y Rafael Poleo: definitivamente ustedes en Venezuela son extranjeros de la peor calaña… y más que extranjeros, son traidores de nuestra integridad nacional… y más que entreguistas y vende patria, son dos apátridas que en cualquier otro país ya estuvieran bajo las rejas y la televisora clausurada… y más que conspiradores, son serviles de un grupo económico que hoy domina Washington… y por lo mismo deben ser expulsados de Venezuela como ratas inmundas que no merecen el título de ciudadanos, ni mucho menos respirar el aire de nuestra nacionalidad que históricamente ha sido ejemplo de gentilicio de libertad y autodeterminación, que heredamos de esos hombres y mujeres que dieron su sangre por la integridad nacional, para darnos en herencia un país libre e independiente, a quien otras cinco naciones le deben su condición de países soberanos: Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Panamá.

Ciertamente nuestro país no posee los portaaviones, ni los misiles nucleares, ni los aviones F18, ni los helicópteros Apache con visores nocturnos, ni los satélites que apuntan a todos los puntos del planeta… Sencillamente no los poseemos, porque no somos imperialistas sino amigos del mundo libre

Si bien es cierto que no poseemos esas armas de destrucción masiva, poseemos un arma aún más devastadora que una vez pudo derrotar a todas las potencia del mundo… LA IDEOLOGIA BOLIVARIANA que nace con todos los nacidos o asimilados a esta prodigiosa tierra de Simón Bolívar… Esa ideología en la fuerza arrolladora de un pueblo que no se deja humillar ni mancillar por el imperio de las armas… es la energía glorificante que alimenta una revolución que nunca muere... es la fuerza de la anarquía que inspira a los pueblos a luchar... es la luz que nos guía hacia la felicidad... es fuente de inspiración para construir imposibles… es un sentimiento de confraternidad, amor y entrega total hacia nuestros vecinos americanos... es la capacidad de visualizar el futuro… es el desprendimiento incondicional sin recompensa... es la pasión por un ideal aún a costa de nuestras vidas... es la capacidad indoblegable para lograr objetivos inalcanzables... es luchar y defender siempre lo nuestro... es triunfar sin importar el tamaño del enemigo... es incentivar la economía nacional… es la obligación de luchar cada día por las futuras generaciones, para entregarles en herencia un país libre de la dominación extranjera... es llevar la doctrina Bolivariana por todos los pueblos... es triunfar por encima de las adversidades… pero sobre todo… es la llama que llevamos en el corazón todos los nacidos en este país, y que heredamos del más grande de todos los hombres: Simón Bolívar... El Libertador..!

Esta energía arrolladora que se respira en esta nación bolivariana, es algo incomprensible para especies en extinción como Leopoldo Castillo y Rafael Poleo, pero que forma parte del sentir de la mayoría de los ciudadanos que vivimos en la Venezuela, chavista o no chavista, que con toda seguridad se unirán en una sola fuerza de contención si alguien intentara invadir esta tierra de Libertadores

Por un referéndum para desnacionalizar a

Rafael Poleo y Leopoldo Castillo

“Artículo 132. Cualquiera que, dentro o fuera del territorio nacional, conspire para destruir la forma política republicana que se ha dado la nación será castigado con presidio de ocho a dieciséis años.

En la misma pena incurrirá el venezolano que solicitare la intervención extranjera en los asuntos de la política interior de Venezuela, o pidiere su concurso para trastornar la paz de la República o que ante sus funcionarios, o por publicaciones hechas en la prensa extranjera, incitare a la guerra civil en la República o difamare a su Presidente o ultrajare al representante diplomático o a los funcionarios consulares de Venezuela, por razón de sus funciones, en el país donde se cometiere el hecho”

Tedejo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4959 veces.



Jorge Mier Hoffman


Visite el perfil de Jorge Mier Hoffman para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jorge Mier Hoffman

Jorge Mier Hoffman

Más artículos de este autor