Mi apreciación sobre lo que pasará el 6-D y los días siguientes

ANTES DEL 6 DE DICIEMBRE

Conforme se vaya acercando la fecha pautada por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para elegir a los nuevos diputados a la Asamblea Nacional, el ataque de los factores que representan la derecha arreciará, la campaña mediática de descredito contra figuras importantes del PSUV, Fuerza Armada Nacional y funcionarios del Gobierno se intensificará, probablemente salgan nuevas declaraciones del Secretario General de la OEA, quien sistemática y preocupantemente viene cuestionando la democracia venezolana, lo mismo harán personajes como el recién electo Presidente de Argentina Mauricio Macri, el ex Presidente Álvaro Uribe Vélez y los demás integrantes de la canalla mediática, dígase CNN, Caracol, El País de España, RCN, NTN24, Univisión, entre otros; sus declaraciones y su línea editorial serán inmediatamente replicadas por los cientos de medios de comunicación adscritos a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Sin duda alguna el objetivo, más allá de descalificar a la Revolución Bolivariana, algo que efectúan a diario, es generar las condiciones para justificar las acciones que después del 6-D va a asumir la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), para lograr esto es fundamental consolidar, en la opinión pública nacional e internacional, la idea de que lo que cuenta es el total nacional de votos y no la votación que se presente por cada uno de los circuitos electorales.

A nivel interno el ataque seguirá encaminado en desmoralizar a la base chavista, amilanando a la masa revolucionaria obtienen dos posibles escenarios: 1.- Que los ciudadanos militantes de la revolución no acudan a las urnas o acudan a votar en blanco. 2.- Que ante la desmoralización, la confusión y el escenario de que "ya todo se acabo" y que "el gobierno está perdido", voten por los candidatos del mal llamado "cambio" de la MUD.

En ambos escenarios la MUD se ve absolutamente beneficiada, cada voto menos para el PSUV-GPP es esencial, cada voto que logren restarle a la Revolución es un espaldarazo para sus planes de acción post 6-D. Es allí donde el chavismo, caracterizado por tener racionalidad y coherencia en su militancia política, debe entender que no se trata de aportar un voto a favor de tal o cual candidato, mucho menos se trata abstenerse para castigar a un gobierno o de peor aún ofrecerle el voto a la MUD, esto último no es más que una actitud kamikaze. Pensar que los problemas del país, incluidas las enormes contradicciones políticas, económicas e ideológicas que tiene el gobierno, se resuelven dándole el poder a los factores de derecha es absolutamente irracional y simplista. Si algo ha demostrado hasta el cansancio la derecha es que su política es el odio, el desgobierno, la violencia y la irresponsabilidad.

De manera solapada, pretenden tomar los resultados de la elección de diputados de la Asamblea Nacional como un plebiscito contra Nicolás Maduro, saben que no pueden cometer el mismo error de la elección a Gobernadores del año 2013, cuando de manera abierta asumieron la idea del plebiscito, entienden que en caso de hacerlo se podrían llevar otra catastrófica derrota pues históricamente las fuerzas del chavismo, estimado entre 9 y 10 millones de votantes, han tendido a cohesionarse cuando se pone en tela de juicio la continuidad de la Revolución Bolivariana, no en vano, según las últimos datos aportados por la encuestadora Hinterenlaces, el 60% de la población quiere que sea Nicolás Maduro Moros quien esté al frente de la conducción del país para resolver los problemas, este importante número cobra mayor trascendencia cuando se analiza que desde hace cerca de año y medio la percepción de la población sobre esta pregunta se ha mantenido constante, lo cual demuestra que a pesar de los ataques la confianza de la población sobre la Revolución como fenómeno político se mantiene.

Dentro de los 9 a 10 millones de votantes afectos a la Revolución hay una base social e ideológica bastante fortalecida e inquebrantable calificada por algunos intelectuales como "chavismo duro", se encuentra por el orden de los 4,5 a 5 millones de personas, tal número de votantes garantiza por lo menos entre 55 y 60 diputados para las fuerzas Revolucionarias, lo cual hace absolutamente inviable para la MUD la posibilidad de obtener las 2/3 partes de la Asamblea Nacional, como lo plantearon a inicios de año, por ello dejaron a un lado esa meta y ahora en el mejor de los casos hablan de "ganar la mayoría" de escaños.

La estrategia mediática de la derecha no ha sido la de convencer a sus copartidarios, sino la de llegarle al voto chavista, saben que así votara el 100% de opositores, estimados en cerca de 7,5 a 8,5 millones de electores no obtendrían la mayoría de la Asamblea Nacional, por ello utilizan diversas estrategias que van encaminadas a exacerbar y capitalizar la molestia de la población, principalmente el ataque mediático de incertidumbre, desesperanza, medias verdades y caos, complementario al sabotaje económico que generan primordialmente las grandes corporaciones de la alimentación reunidas en la Asociación Nacional de Supermercados y Automercados (ANSA) y la Cámara Venezolana de la Industria de los Alimentos (CAVIDEA) y que valga la pena recordar, manejan más del 75% de la distribución de alimentos del país. A todo este arsenal le debemos juntar un factor interno que aviva la desesperanza del voto chavista, esto es la falta de políticas efectivas que solucionen los problemas que nos aquejan, por parte de quienes están al frente del Gobierno, y que pasan por inicialmente ser aceptadas, reconocidas y enfrentadas con planificación, participación popular y demostrando que la "eficiencia o nada" es más que un lema.

Es indudable que esta situación ha impactado al electorado que vota a la Revolución, son cerca de dos años y medio de ataques constantes que poco a poco han calado en los más débiles ideológicamente hablando, por ello las últimas acciones de gobierno tomadas por el Presidente Nicolás Maduro, tratando de minimizar lo que comúnmente se conoce como "voto castigo". Es también indudable que el chavismo duro difícilmente podrá ser penetrado por el ataque derechista, difícilmente haga mella en él las colas, el desabastecimiento, la especulación, las matrices mediáticas y el discurso de "hermandad y unidad" que falsamente propugna la MUD, convencido estoy que para quienes integramos el chavismo duro la memoria del Comandante Chávez está intacta y es una especie de escudo contra las adversidades que desde su ausencia se han venido acrecentando. Para el chavismo duro la frase "con hambre y desempleo con Chávez me resteo" no es un sofisma, bien equivocado está quien crea o piense que los chavistas duros le vamos a dar el gusto a Mr. Obama de dejarnos "torcer el brazo" por su desmedida ambición de adueñarse de nuestros recursos.

ACONTECER DEL 6-D.

El día 6 de diciembre, conforme comiencen a darse apertura a los centros de votación iniciarán a generarse matrices por redes sociales y medios de comunicación sobre supuestas tardanzas, abusos de autoridad y demás graves denuncias sobre el "desespero" del gobierno, esto se hará por dos motivos indispensables: 1.- Continuar confundiendo a la población: si el gobierno está "desesperado" es porque sabe que va a perder. 2.- Justificar la generación de escenarios post electorales de violencia. En las colas el escenario será conflictivo mas no violento, no se debe olvidar que en las grandes ciudades de Venezuela la derecha ha venido consolidándose como mayoría, esto les cohíbe de generar violencia pues alejarían a sus copartidarios de los centros de votación, sin embargo si será conflictivo porque partidos como Voluntad Popular y Primero Justicia cuentan con crecientes grupos de choque, comúnmente calificados como "defensores del voto", quienes apostados en los grandes centros electorales generarán temor en la población chavista para que no ejerzan su derecho al sufragio.

El proceso de amedrentamiento y desmoralización de la base chavista implica cantar consignas en contra del gobierno en las colas de las principales ciudades de dominio opositor: San Cristóbal, Mérida, Maracaibo, Barquisimeto y el este de Caracas, las cuales se transmitirán y retransmitirán por los medios de comunicación nacionales e internacionales, tratando de generar un ambiente de "mayoría absoluta" en los televidentes y en la opinión pública internacional.

Al finalizar la tarde comenzarán a realizarse caravanas de celebración, acompañadas de apasionados discursos de miembros de la Mesa de la Unidad Democrática, indirectamente se declararán victoriosos, amenazarán al Consejo Nacional Electoral y al propio Presidente de la República con la obligación histórica de "reconocer la voluntad de la mayoría", invocarán a los observadores internacionales y a su nuevo aliado, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, para que sean garantes de la "voluntad popular". Recurrentemente en los 21 procesos electorales que, desde la llegada de la Revolución Bolivariana, se han efectuado en Venezuela la conducta ha sido la de proclamarse como ganadores para posteriormente declarar fraude y nulidad de elecciones, sólo que en esta ocasión, aprovechando las condiciones pre electorales, buscarán ir más allá, pues para ello la geopolítica del continente ha cambiado, y no dudarán sus aliados en replicar la matriz del fraude para así justificar la intervención de organismos supranacionales que sancionen a Venezuela y la presionen económicamente a nivel externo.

Para cuando el CNE ofrezca los resultados la matriz de opinión del fraude ya estará regada a lo largo y ancho del planeta, muy seguramente los resultados sean bastante reñidos, confío en que las fuerzas revolucionarias obtendrán la mayoría, probablemente 85-90 diputados contra 82-77 escaños para la MUD-Oposición, de igual forma es muy probable que, debido a como ya se dijo, la preferencia electoral que la MUD tiene en las grandes ciudades del país, esta obtenga mayor cantidad de votos a nivel nacional, repitiendo el escenario de 2010. Tal situación hará que una vez anunciados los resultados por parte del CNE los voceros de la Mesa de la Unidad Democrática llamen a la calle a "defender el voto", reconocerán sólo los estados y circuitos donde resulten ganadores, sin embargo y a pesar de ello gritarán en una sola voz: FRAUDE.

De seguro se presentarán disturbios y posteriormente enfrentamientos con la fuerza pública, arremeterán contra el CNE, y contra todo lo que se consigan a su paso y les huela a chavismo, de manera asombrosa y en cuestión de horas olvidarán el discurso de "hermandad y unidad" sustituyéndolo por odio, terror y violencia. En estas horas será fundamental la neutralización, por parte de los organismos de seguridad del Estado, de las acciones que pretendan tomar las fuerzas de choque, de igual forma será esencial el repliegue y la no confrontación de los grupos revolucionarios.

DESPUES DEL 6-D

Los siguientes tres o cuatro días será esencial la neutralización de las fuerzas de choque, estos grupos semiparamilitares dispersos a lo largo y ancho del territorio nacional poseen entrenamiento, logística, recursos económicos, organización y experiencia, sería un error si les subestimamos, no olvidemos que estos grupos vienen formándose desde hace años con gran acogida en las universidades del país y con la ventaja de conocer nuestras debilidades y fortalezas, así como los sectores donde poseen importante apoyo social, todo esto gracias al proceso de desestabilización conocido como guarimbas.

El papel de contener y enfrentar a los grupos de choque de la derecha es de los organismos de seguridad del Estado, las fuerzas revolucionarias no debemos caer en el juego de la violencia, es el escenario que ellos han venido desde hace años buscando, lo pudimos palpar de manera directa en los sucesos de inicios de 2013, saben que por la vía de los votos, aún con guerra económica, no podrán doblegar a la Revolución Bolivariana. Las fuerzas chavistas, por ende, debemos estar atentas pero atrincheradas, cada UBCH, cada CLP, cada Movimiento Estudiantil, de Obreros, de Campesinos, de Artesanos, debe mantener estrecha comunicación y poseer planes de reacción en caso de que sea absolutamente necesario salir a la calle a defender los logros obtenidos.

El escenario internacional se hace cada vez más complejo para el imperialismo, la baja del petróleo no la pueden prolongar en el tiempo, pues esto les está generando inmensas pérdidas a sus transnacionales, la intervención Rusa contra el mal llamado Estado Islámico ha venido disminuyendo los embarques de crudo regalado que desde los campos petroleros tomados por los grupos terroristas se obtenía, el dólar viene en picada, y la economía estadounidense tiene serios problemas macroeconómicos que no les ofrece a sus corporaciones un panorama alentador; ante el desespero del establishment norteamericano por apropiarse de nuestras riquezas orienta a sus cachorros a arreciar los conflictos y la ingobernabilidad, para ojala generar un conflicto armado interno, que "obligue" a las fuerzas extranjeras a intervenir en Venezuela, tal como lo hacen actualmente en Siria y como ya lo hicieron en Libia.

A nivel interno es una tarea suficientemente atrasada la del Gobierno de tomar los correctivos necesarios, si bien el ataque de la derecha ha sido brutal y no ha permitido gobernar, éste ha sido fortalecido por errores propios, temas como el acaparamiento, la especulación, el contrabando, el desfalco constante a la nación vía asignación de divisas y la corrupción son tareas pendientes que el Estado venezolano, no sólo el ejecutivo nacional, tienen. Esta situación nos debe conllevar a abrir procesos de debate, de inclusión con nuestros hermanos ideológicos, es un gigantesco error silenciar y castigar la critica revolucionaria, sin critica los procesos políticos se vuelven inertes y se alejan de la realidad de la sociedad, y si algo ha caracterizado a la Revolución Bolivariana desde la llegada al poder, es su intensa comunicación y conexión popular. Hagamos la Revolución eficiente y eficaz, en lo material pero también en lo político y en lo espiritual, pasemos del discurso a la acción, no permitamos bajo ningún concepto que nos arrebaten los sueños.

¡CHAVEZ VIVE LA PATRIA SIGUE!

(*) Economista social e investigador.

Twitter: @oscar_forero83

Sugerencias y comentarios a: Oscarjforero83@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6655 veces.



Oscar Javier Forero


Visite el perfil de Oscar Javier Forero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas