Ventajismo o juego político, la derecha descolocada perderá el 6D

Cuando se dice "las elecciones a la Asamblea Nacional", es la expresión correcta, ya que son 89 elecciones, 89 circuitos, con características socio políticas y socio geográficas diversas; donde se elegirán 167 diputados y diputadas, 113 nominales, 51 por listas y 3 representantes indígenas; todos atravesados por la misma crisis económica, lo que implica que, indudablemente afecta el caudal de votos chavistas, sin embargo, el peso de la gestión regional, local y las victorias de la revolución en lo social, político y cultural, está por encima de la burocracia, la corrupción y la influencia negativa, generada por las fallas del Ejecutivo Nacional en materia de políticas económicas(fiscales, monetarias y cambiarias), de allí que, las posibilidades de derrota a la derecha el 6D tiene base argumental que le respalda, además el Presidente, le ha echado un camión en el enfrentamiento a la guerra económica, magistralmente diseñada sobre la base de nuestros errores en lo económico y aprovechando la existencia de una sociedad rentista, donde el bachaquero y los especuladores, por ejemplo, no les importa que se afecten a la larga a sí mismo y afecten al país, lo vital es tener dinero ya, sin gran esfuerzo y con poco riesgo, sin tener conciencia que son el ejercito del gran capital en el marco de la lucha de clases.

Ahora bien, la mayoría de las alcaldías (gestión local), son chavistas y la mayoría de las gobernaciones(gestión regional) son chavistas, si a esto le sumamos el impacto de algunos programas nacionales exitosos (GMVV, Barrio Nuevo- Barrio Tricolor, la pensiones y funciona la nueva estrategia de la regulación de precios), la derecha debe preocuparse, ya que, la mayoría de los circuitos están influenciados por estas gestiones, pero ellos ya no tienen tiempo, a pesar de que su Comando de Campaña, constituido por Uribe, Obama, los Ex presidentes, la OEA y otros especímenes trabajan sin cesar en el plano internacional, pero afortunadamente los adeptos de estos no votan para la AN, aun cuando inciden en ese electorado poco educado políticamente.

Por otra parte, la derecha se queja del uso de los recursos financieros, logísticos y comunicacionales, entre otros, de alcaldes, gobernadores y otros funcionarios de gobierno en la campaña electoral, y eso es calificado de "ventajismo electoral", a ellos se les olvida, que tal como lo planteó el Maestro Carlos Matus, el juego social y político es un juego de acumulaciones, ya que, quien está en el poder, cada vez que hace una jugada, busca mantener o incrementar su poder, en fin, se juega con ventaja, y es algo natural en el ejercicio del poder, ya no se acuerdan que ellos hacían lo mismo; solo en el juego deportivo, no se juega con ventaja, las reglas son iguales para ambos contendores y siempre parten de cero; nadie aceptaría ir al juego de Basseball aceptando antes de iniciar tres carreras de ventaja del equipo oponente.

Por otra parte, la teoría de la práctica política nos dice que las elecciones se ganan en cuatro fases determinantes: organizar el voto (1x10), asegurar el voto (auditar el 100% del 1x10), movilizar el voto (cada responsable de 1x10, debe garantizar que todos sus listados voten y finalmente la defensa del votos( testigos preparados tecno políticamente, que al igual que Casius Clay, pican como las avispas y vuelan las mariposas), esas cuatro fases acompañadas de una férrea organización y estrategia comunicacional que neutraliza con inteligencia y contrainteligencia los ataques del adversario, suele ser letal. La oposición está contando principal y casi únicamente con el descontento, y eso, no es mala estrategia, pero es muy frágil, frente a las gestiones locales y regionales, y frente a los signos y símbolos de chavismo, que forman parte del imaginario colectivo de una gran cantidad de venezolanos, que tenemos mucho que defender del legado chavista y que aspiramos que desde la nueva AN se corrijan los errores en materia económica.

Inclusive, por la gran diferencia numérica de votantes entre muchos de los circuitos, pudieran sacar más votos que el Chavismo y menos diputados, así que, esa barrida que ellos anuncian pudiera constituirse en una sorpresa, que les permita justificar una cadena de hechos violentos cuando canten fraude, es el único canto que ellos se saben en los procesos electorales y para lo cual vienen trabajando desde hace mucho rato, lo cual además, pudiera ser un bumerang, ya que, algunos de sus seguidores, apegados a la economía del voto, pudieran abstenerse de votar con la excusa que les van a robar su decisión, entonces para que ir a votar. Así que, la derecha descolocada en el juego social y político perderá la mayoría de las 89 elecciones a la Asamblea Nacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1347 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: