El pequeño especulador, no por eso menos hambreador

Estamos hablando de "chavistas" y contrachavistas, ¡OJO! con eso, para las nuevas Navidades tan especuladas por sempiternos especuladores quienes, aunque pequeños y pequeñitos conjuntamente con los medianos y grandes comerciantes y artesanos en general han hecho siempre su agosto en diciembre, y en noviembre y en enero. Todos en bloque tienen el perverso hábito de excusarse y justificarse unos con otros, unas con otras, unos con otras y otras con otros.

El pequeño especulador, más pobre pero más hambriento y hasta más contento con la especulación de la que tanto se vive quejando, tiene proyectado desquitarse en estas Navidades. De eso, que a nadie le quepa la menor duda.

Argumentará que compra o compró bien caro, y como posiblemente los custodios, veladores y fijadores de los nuevos precios no podrán visitar casa a por casa, y hasta algunos de ellos, especuladores también podrían serlos, ellos mismos o algunos de sus familiares, entonces estos miniespeculadores se saldrían con la suya, pequeños en capital, pero inmensos en avidez comercial, con lo cual se tragarán parte del reciente aumento salarial que indudablemente se reflejará en los engañosos "aguinaldos" dizque "reparto de utilidades"

El caso es más patético por cuanto, mientras fuera de esos días, tan ocasionales, tan exclusivos para compras de ciertos bienes, si usted deja de comprar al elevado precio que sea, ya no podrá usarlos ni regalados porque la Navidad habrá pasado aun cuando el hambre de estos comerciantes siga su curso.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1450 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: