Juana Ramírez - La Avanzadora

Este artículo lo utilicé para una entrevista que me hizo RNV, espero que muchos la hayan escuchado.

Hoy, a escasos días de ser llevado los restos simbólicos de la heroína Juana Ramírez La Avanzadora al Panteón Nacional, estaré charlando un rato con Uds., sobre esta celebre mujer venezolana.

Los escritores y hasta los mismos jefes de estas heroínas no son dados a reseñar las proezas de las mujeres como guerreras, consideran los mismos como asuntos de hombre, es así como las historias de Manuelita Sáenz como guerrera son poco conocidas.

Vayamos ahora a Juana Ramírez – La Avanzadora: hay discrepancia entre los historiadores donde nació, unos dicen que fue en Charaguamas, Estado Guárico y otros dicen que es monaguense nacida en Charaguamal, Estado Monagas, pero todos coinciden en la fecha de su muerte, señalan la misma en 1856 a los 66 años de haber nacido.

Quién fue Juana Ramírez – La Avanzadora: fue hija de una esclava, Guadalupe Ramírez. El padre de Juana Ramírez no se sabe a ciencia cierta quién fue, porque las esclavas les hacían favores sexuales a sus amos, pudo haber sido el general Andrés o José Francisco Rojas. Juana Ramírez vivió en la esclavitud su juventud. Su ofició era cocinar, lavar, planchar y la agricultura, donde aprendió a utilizar muy bien el machete. Su crianza estuvo bajo la tutela de Doña Teresa Ramírez de Balderrama quien la protegió y le dio su apellido. Doña Teresa Ramírez fue una mujer patriota, quien le inculcó sus ideales a la joven Juana. Ella se mantuvo fiel a sus amos, y al llegar a su adolescencia, apunta: Luciana Mc. Namara de Econtrarte, comienza a Don Andrés Rojas a realizar labores de hacienda. La muchacha refleja un ímpetu tal que llama poderosamente la atención del general, quizá su verdadero padre, este decide llevarse a la joven fuera de su hacienda, a comienzos de 1800 acompaña a su patrón a múltiples actividades relacionadas con la gesta independentistas aprendiendo todo lo que estaba a su alcance. A los 15 años era la mano derecha del general y lista para la guerra. Aunque muchos marginados: negros, pardos e indios se inclinaros hacia el lado realista, Juana permaneció en el lado patriota.

A Maturín, que era un pueblo muy pequeño de casas de techos de paja y paredes bahareque, llegó la noticia de los sucesos de 1810 a través de un rico ganadero de esa ciudad que estaba en Trinidad. Barcelona era un punto estratégico muy valioso tanto para patriotas como realistas. Los patriotas organizaron su propia defensa con los habitantes de su pueblo. Entre estos defensores estaba Juana, quien ya era una mulata muy hermosa de 20 años, a quien los esclavos obedecían sus órdenes sin chistar. Juana Ramírez participó en 5 batallas cerca de Maturín.

Monteverde furioso con los desastres experimentados y atribuyéndolos a la ineptitud de sus tenientes, resolvió trasladarse en persona al teatro de la guerra, firmemente persuadido que su presencia bastaría para componerlo todo. El 3 de mayo llegó a Barcelona e inmediatamente publicó una proclama que decía: "Con la misma facilidad con la que se disipa el humo al impulso del viento, así desaparecerán los facciosos de Maturín, por el valor y fortaleza de los soldados del rey que tengo el honor de conducir a la victoria. " Los patriotas, lejos de asustarse con las amenazas de Monteverde, hicieron mucha burla del estilo oriental de su secretario, y decían que "su ridícula confianza no era más que miedo".

En 1813 cuando el realista Francisco Monteverde atacó a Maturín, los patriotas dirigidos por Francisco Bermúdez, Manuel Piar, José Francisco Ascúe y José Tadeo Monagas la defendieron. Piar organizó un batallón de mujeres y lo nombró "Batería de las mujeres" íntegramente formado por mujeres, entre ellas: Graciosa Barroso de Sifonte, María Antonia (la abuela de Eloy Palacios) Juanita Ramírez, Dolores Betancourt Mota, Marta Cumbale, Valentina Mina, Vicencia y Rosa Gómez, Carmen Lanza, Luisa Gutierrez, Isidora Argote, Eusebia Ramírez, Guadalupe Ramírez, Roselia Uva, María Romero López, Josefa Barrosos, Juana Carpio y Lorenza Rondón. Este batallón fue puesto bajo el mando del comandante Carrasquel, quien mantuvo a raya al ejército de Monteverde, impidiéndole el paso a donde estaban los niños y los ancianos.

En esta batalla del 25 de mayo de 1813 realizada en Altos de Godos, los patriotas venían de todas partes: La Cruz, San Simón y Las Cocuizas. La batalla comenzó a las 11 de la mañana y terminó al oscurecer. Juana y el Batallón de mujeres se había acomodado donde hoy está la Plaza Píar de Maturín.

Cerca de las 4 de la tarde en Maturín se recibió la noticia de Altos de Godos que a los patriotas se les estaba acabando las municiones. El comandante Carrasquel le ordenó a Juana avanzar hasta Los Godos, esta mujer de apenas 23 años, salió de una fosa y de inmediato comenzó avanzar en medio de una lluvia de balas y cañones hasta atravesar todo el campo. Allí toma la espada de un general muerto y alza el arma como símbolo de lucha y libertad. Toda la tropa queda abismada y se anima para su lucha contra los realistas. José Francisco Azcúe, el general Rojas José Tadeo Monagas y Manuel Piar al ver a Juana luchando apasionadamente se contagian del ánimo y arremeten contra el ejército realista. Ahí recibió Juana Ramírez su apodo "La Avanzadora" por ser de un carácter férreo y la primera de avanzar hacia el enemigo. Juana tuvo una significativa participación en esa batalla Altos de Godos.

He aquí cómo cuenta Monteverde el combate que se siguió: "Atacamos (dijo en un oficio al coronel Tiscar) a Maturín con una intrepidez asombrosa: se rechazó su caballería por tres veces; pero por último los enemigos arrollaron a los nuestra, y ambas el cuerpo de reserva, lo que causó una dispersión general. Yo escapé de milagros y he pasado trabajo que nadie se podía figurar pero felizmente lo cuento. El punto de Maturín posición es más diabólica."

Tendidos en el campo quedaron 479 hombres, entre los cuales 27 oficiales, y por despojo cinco cañones, multitud de fusiles y pertrechos, seis mil pesos en plata, otras cosas de valor y el equipaje de Monteverde. Esta batalla que comenzó a la 11 de la mañana concluyó al anochecer. Aquí murió también el cacique comandante José Miguel Guanaguanay, último cacique de Los Chaimas, quien falleció en el campo con toda su tribu.

Canticos después de la victoria en Altos de los Godos.

I

Ya Monteverde pensaba

Almorzar en Maturín,

Y se le secó la rama

Para sécula sin fin

 

II

 

De la Hoz corrió volando

Con cobarde pandilla,

Pues de nada le valieron

Zazuela y Bobadilla

 

III

 

Los españoles llegaron

A rendir a los patriotas,

Y de Maturín salieron

Sufriendo grandes derrotas.

 

Imprenta José E. Martínez, Cumaná 1909.

 

La Avanzadora se encargó de darle cristiana sepultura a todos los muertos en batalla.

Al año siguiente, el 11 de diciembre de 1814, Maturín cayó bajo el poder del español Morales, quien arrasó al pueblo, quemó todas las casas, asesino mujeres, niños y ancianos. La mayoría de la población era caraqueña y del centro del país que había huido a Oriente cuando Boves entró a Caracas. Con la victoria de Morales cae la Segunda República.

Juana Ramírez y otras personas huyeron hacia las montañas y siguieron luchando como guerrilleras. Cuando Venezuela logra su independencia, el 24 de junio de 1821, Juana se quedó en Charaguamal, Monagas, localidad próspera que luego desapareció y varios de sus habitantes emigraron hacía la parte alta y construyeron las primeras casas que ellos llamaron San Vicente en 1924. Tuvo la heroína 5 hijas: Clara, Juana, Josefa y Victoria. Se dedico a trabajar la agricultura. Murió en 1856 a los 66 años. Fue sepultada en el cementerio del antigua Chaguaramal, el mismo que hoy es utilizado por las comunidades de Pueblo Libre y San Vicente.

Durante un siglo, unos cardones marcaron la ubicación de la tumba que guarda los restos de Juana Ramírez "La Avanzadora," una y otra vez la devoción popular la replantó hasta el 24 de junio de 1975, el Comité de Damas de la 58º Infantería erigió un monumento sobre su tumba en el cementerio viejo de Guacharacas y cuya placa reza "Aquí yacen los restos de la inmortal heroína Juana Ramírez "La Avanzadora" máxima exponente de la mujer monaguense, 1790 – 1856"

BIBLIOGRAFÍA

 

 

FUNDACIÓN POLAR. Diccionario de Historia de Venezuela. Disc. Caracas, Venezuela, 2000

BARALT, RAFAEL.MARÍA Y RAMÓN DIAZ. HISTORIA DE VENEZUELA,

HERNÁNDEZ, FELIPE, Juana Ramírez "La Avanzadora" historiobigrafías.blogspot.com/2012/juanaramirezlaavanzadora.html

Mc. NAMARA, LUCIANA. Encontrarte (extraído de Aporre.org.)-



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10433 veces.



Gil Ricardo Salamé Ruíz

Economista, con Post Grados en Industralización y Ecología. Historiador.

 gilrsalame@yahoo.com      @gilricardosalam

Visite el perfil de Gil Ricardo Salamé Ruíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a215995.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO