Las Comisiones de las(os) nuevas(os) diputadas(os) deberán asesorarse holísticamente*

Las combinaciones y ajustes cointerdisciplinarios u holísticos que han caracterizado hasta ahora a los quipos de cada Comisión Parlamentaria podrían ser mejorados con rigurosa concordancia con la evolución y logros alcanzados por experimentación, por un proceso de cambios que lleva más de 3 lustros sin solución de continuidad, sujeto al ensayo y error las más de la veces como ocurre en todo proceso revolucionario sobre el cual la ortodoxia programacional se queda corta.

Este proceso discurre así: Se vienen dando dos pasos hacia adelante sólo con algunas previsiones convencionales, y luego se da un tercer paso hacia atrás para que el restante quede firmemente dado y espere nuevos avances que seguirían el mismo método. Esta modalidad de progreso tiene rigor científico aunque luzca meramente empírica; es dialéctica y se la debemos al gigante Lenin.

Muchas dilaciones involuntarias sufridas por acciones inherentes y necesarias para este proceso, dilaciones atribuidas al carácter incipiente de la actual revolución, enfrentada como ha estado a los frenos de un adversario con experiencia milenaria, vale decirlo, posiblemente habrían sido minimizadas con un asesoría más amplia y oportuna de la que, presumimos, sigue acusando algunas imprecisiones en el Poder Público en general y el Parlamentario en particular.

Se trata de un legado perverso: En nuestro país prechavista fue considerado "normal" identificarse y tenerse al político sagaz y convincente, típicos demagogos, populistas y parlanchines, con sus verbo con aparente y bien camuflada capacidad incuestionable, cual Tartufo del siglo XX, como idóneo para ejercer con eficiencia y eficacia en la solución de todos los problemas de toda índole.

Así lo dejaron entrever todos los toeros de la 4ta. República durante la cual si algo brilló por su ausencia fueron los profesionales y técnicos verdaderamente denominables meritócratas.

La Administración Pública Puntofijista se saturó de una piratería jamás vista, al punto de que hubo docentes titulares y todo, por ejemplo, especialistas en geografía, que pusieron a subir las aguas hacia las cabeceras de los ríos, y atribuyeron las sequías guariqueñas a su embravecido sol.

Los falsos izquierdistas que se apelotonaron con los partidos salientes no escaparon a semejantes piraterías. Hubo otros docentes del status que ejercieron cátedras, por ejemplo, "Piscina II, "docentes" que confesaron no haberse bañado jamás en piscina alguna.

Es que los docentes de nuestras principales casas de estudio y los ministros de los gabinetes presidenciales en su mayoría fueron "Graduados" primero en las casas de los partidos del Puntofijismo y luego ratificados-no graduados-en los paraninfos que se prestaron para todos esos engaños al país, a todos los venezolanos.

Los diputados del próximo período deberán dotarse de un equipo de asistentes o consejeros con un mínimo de experiencia profesional demostrada con pruebas, más allá de la simple figuración en las politizadas nominas que tanto fueron prostituidas porque durante esas décadas "carnet mataba credenciales", credenciales académicas y profesionales, amén de que estos títulos también fueron vulgarizados mediante "universidades" y "academias" chimbas, dotarse, decimos, de asesores profesionales donde cada comisión incorpore por lo menos 2 (dos) especialistas en Economía-graduados en Economía-ya que los criterios sobre los diferentes asuntos legislativos están ligados necesariamente a todo el universo demográfico nacional y al capitalista extranjero para los casos de Comercio Internacional, o sea, son asuntos de naturaleza macroeconómica y un sólo especialista no es lo más recomendable. Los profesionales de una misma disciplina deben cruzar criterios ante la heterogeneidad formacional y pensumaria que ha privado en nuestros centros de estudio, de Primaria, de Secundaria y Universitaria.

21/10/2015 08:26:41 a.m.

*

El cálculo de los precios reformados o en proceso de reformación, anunciados esta tarde por el Vicepresidente de la República ameritan ciertos ajustes. Así, el precio de venta con ganancia ya incorporada es y debe ser como sigue y como lo hemos explicado por este mismo medio: Al precio de costo (100, pongamos por caso) se cargaría 30%, con lo cual el precio de venta a boca de fábrica= 130, suponiendo que la fábrica venda directamente al consumidor final. Si la fábrica tiene un distribuidor y este le compra toda la producción, entonces este capital del distribuidor se suma al costo del fabricante antes de que esta cargue el 30% anterior. Entonces para el mismo volumen de oferta el capital involucrado es = 200 = 100 del fabricante + 100 del intermediario. Sobre estos 200 de capital total se calcula el 30% y en suma arroja = 260, lo que significa una ganancia de 30% que debe repartirse en partes iguales, o sea, 15% para cada uno de los capitalistas o de la cadena recién formada. Luego, como el fabricante vendería en 115, es sobre este 115 que el intermediario calcularía su 15% sobre aquellos 115 que acaba de invertir como capital suyo. Finalmente este distribuidor vendería a 132,5, y el fabricante vendería al precio de 115. Se podrá observar que la ganancia de los dos capitales es de 30% El precio final, pues, sería = 132,5 . Este es el punto, la tasa de 30% debe considerarse una tasa media general que en este ejemplo = 15% para estos dos miembros o capitales de la cadena con inclusión del fabricante que es el principal distribuidor. Si hubiere más intermediarios, la tasa media bajaría consecuentemente. Para mayores detalles, estamos a sus órdenes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 741 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: