Audio revelador

Hay eventos que definen el curso de acontecimientos por venir. En las elecciones del 7 de octubre de 2012, esa misma oposición que hoy se nos presente con los mismos rostros y sus mismas intenciones, se planteó como estrategia de campaña el llamado "voto castigo", la enfermedad de nuestro Comandante Chávez les llevó a confiarse en que el trabajo ya estaba hecho, sólo que al hacerse público el Programa de Gobierno del candidato oposicionista, Capriles Radonski, causó tal impacto en nuestro pueblo, que los motivó a salir por millones de sus cómodas viviendas para rechazar esa pretensión de aplicarnos un Paquete Económico de Nuevo Rostro, pero que, en su esencia, no era nada distinto, al aplicado por Carlos Andrés Pérez en febrero de 1989 y que condujo al asesinato de miles de compatriotas por las balas asesinas del ejército cuartorrepublicano. Estas elecciones de diciembre próximo, a solo 51 días, el escenario presenta muchas similitudes y algunas diferencias que debe sortear el Gobierno Revolucionario sin tardanzas. El oposicionismo, se ha planteado el mismo objetivo de octubre 2012, promover el llamado "voto castigo". Como siempre, menosprecian la capacidad de discernir que ha desarrollado nuestro pueblo y, en la que mucho tuvo que ver, la dedicación y voluntad de enseñanza que tuvo nuestro Comandante Infinito, Hugo Chávez, quien no aró en el mar.

El audio que anunció el Presidente Maduro y que hizo público el camarada Diosdado, consistente en un diálogo entre el dueño de empresas Polar, Lorenzo Mendoza y el ex ministro de Carlos Andrés Pérez, en aquellos años tormentosos del paquetazo, Ricardo Hausmann, deja ver las costuras de la conspiración que se blande contra la Venezuela Bolivariana y su pueblo. El hecho tan negado por los oposicionistas, de la no existencia de una "guerra económica", es desmentido por el propio empresario, Lorenzo Mendoza, pues, de entrada confirma la muy denunciada por el Gobierno Revolucionario "guerra económica", al afirmar Mendoza a su interlocutor que: "Yo estoy en la guerra mi pana". Esa declaración, debemos apreciarla como la confirmación de que sí, evidentemente sí, hay una "guerra" en curso y los principales afectados por dicha "guerra" no son otros sino el Pueblo y el Gobierno Revolucionario que encabeza el camarada Nicolás Maduro. Esa declaratoria del empresario, nos confirma que Mendoza no ha cambiado en absolutamente nada, su postura del 11 y 12 de abril de 2002, y la cual expresó en un correo dirigido a sus trabajadores y trabajadoras: "Es por ello que en Empresas Polar saludamos con beneplácito el advenimiento de un gobierno de transición que siente las bases para recuperar la institucionalidad perdida y que promueva el reencuentro y el entendimiento de todos los venezolanos", prosigue en su correo que tituló Mendoza como: "Hacia una nueva Venezuela", exaltando los terribles hechos acaecidos aquel triste día: "Pero a pesar de la injustificable tragedia que nos enluta, la inolvidable jornada civil del jueves 11, que enaltece la conducta y el valor ciudadano de nuestra población, puso en marcha poderosas fuerzas de cambio que, en definitiva, dieron al traste con la insostenible situación política, económica y social, que progresivamente venía erosionando el ánimo nacional y minando las normas básicas de gobernabilidad que sirven de sustento a toda sociedad organizada". Trece años después, en un abril, ese mismo personajillo de nuestra política de sombra, se nos mostraba como todo un "demócrata" y en carta al Presidente Maduro, le manifestaba: "Señor Presidente, la última vez que tuvimos la oportunidad de reunirnos para conversar fue hace dos años y luego, en 2014, recibí su invitación para participar en la Conferencia de Paz. Allí estuve presente para ofrecer mi contribución en lo que respecta a la necesidad de unir esfuerzos entre sector público y privado, así como plantear 12 propuestas en materia económica, que a nuestro juicio debían ser atendidas con prioridad". Seis meses después de esa última comunicación, el señor Mendoza manifiesta que está en guerra y se lo manifiesta a su pana, el ex ministro de Carlos Andrés Pérez y corresponsable de aquel paquetazo que condujo al "caracazo" y la mortandad de febrero 89.

Los hechos, confirman lo expresado por Mendoza en el audio, quién podría hoy poner en duda que empresas Polar está en guerra contra el pueblo venezolano. El desabastecimiento de la harina de maíz, producida por esa empresa, no es un hecho fortuito; como no lo es, la desaparición de la mayonesa, margarina e incluso el atún por ellos producidos. Su permanente súplica de más dólares, tampoco es un hecho fortuito, la guerra debe financiarse y los dólares son necesarios para abastecer y contratar mercenarios que, en las calles, expresen descontentos, recordemos "la salida", febrero-mayo 2014, las güarimbas. Las reuniones con funcionarias del gobierno colombiano y, ahora como lo devela este audio, con funcionarios del Fondo Monetario Internacional e incluso, el propio Obama como lo expresa Hausmann: "si tú recibes una llamada de Obama o de Olando…dile: coño pana para nosotros es muy importante que ustedes se metan en Venezuela". Cobra caro sus servicios Mendoza, aspira recibir del FMI entre 40 y 50 mil millones de dólares en préstamos, deuda adquirida en nombre de la República, pero que después aspiran, tal cual lo hicieron en tiempos de Lusinchi, refrendar a todos los venezolanos y venezolanas. Aspira Mendoza, fiel exponente de la oligarquía fedecamarista, entregar el país a los dictámenes del FMI y el BM, devolvernos a la cuarta república. Y así hablan de modernidad, nada distinta su postura de la de un Ramos Allup, quien manifestó que, una vez vuelvan a gobernar, devolverá la estatua de Cristóbal Colón a "su espacio" del cual no debió salir. Mentalidad colonialista la de estos personajillos.

El audio, deja al descubierto la doble tanda del juego político del oposicionismo. La Asamblea Nacional, no tiene entre sus facultades aprobar o implementar un paquetazo económico, y los opositores ya trabajan en un paquetazo. Eso dice mucho, de la calaña de los actores políticos y económicos del oposicionismo, concentrado en la MUD y Fedecámaras. Si Mendoza "está en la guerra" es porque la agenda democrática (elecciones parlamentarias) no es la principal, y debe conducirnos a concluir que existe una agenda oculta, nada distinta de aquella que impulsaron en abril de 2002, febrero 2014 e inicios de 2015.

Estimamos, que el Gobierno Revolucionario debe redefinir su política de diálogo constructivo y búsqueda de la paz, por una acción política de contención y prevención de las aspiraciones del oposicionismo de vernos confrontados pueblo contra pueblo. Si queremos la paz, debemos estar listos para la guerra. La movilización popular adquiere tal connotación, que debe convertirnos en actores principales del actual momento político que atraviesa la patria. Esa política de conciliación de clases, que tanto gusta a los funcionarios gubernamentales y, en particular, a los ministros del área económica, debe ser dejada a lado por una actuación de abierta polarización y confrontación contra el enemigo de clase que, en las sombras, conspira para darnos su zarpazo. Mientras al pueblo se le confunde con las sonrisitas y abrazos entre empresarios golpistas y funcionarios complacientes, éstos preparan los cuchillos con que los atacarán.

Lo revelador del audio, es que obliga a revolucionar la actual política económica del Gobierno Revolucionario y así, aperturar el camino para los cambios estructurales que permitan ir sentando las bases del nuevo modelo económico socialista, sustentado en los ejes programáticos del Plan de la Patria. Solo, sobre tal premisa, es que este evento pudiera convertirse en lo que representó en 2012 el develamiento del programa de la MUD, en el entierro de la candidatura del majunche de aquel entonces, y el arrase electoral de la candidatura de la Patria.

Es hora de pasar a la ofensiva. Ofensiva revolucionaria reclama el pueblo patriota. Ofensiva contra el bachaqueo, que actúa impunemente y con protección policial, ¡OLP y cárcel para los bachaqueros y los policías corruptos! Ofensiva contra la burguesía parasitaria acostumbrada a vivir de los dólares de los venezolanos y venezolanas, ¡Ni un solo dólar más para los parásitos burgueses! ¡Monopolio por el Estado del Comercio Exterior! Ofensiva para derrumbar los precios inflados artificialmente de los productos y bienes esenciales a nuestra población, ¡Deflación ya! ¡Control General de Precios! Refundemos la SUNDDE y procedamos a la revisión, a fondo, de la Ley de Precios Justos para endurecer las penas contra la delincuencia comercial que consume el salario de nuestros trabajadores y trabajadoras. Ofensiva revolucionaria, para ratificar una mayoría absoluta de diputados y diputadas revolucionarias que garanticen leyes revolucionarias, los créditos adicionales para las pensiones de nuestro pueblo mayor, los ajustes del salario mínimo nacional, los recursos de las Misiones Socialistas y, en definitiva, poder garantizar la paz y estabilidad de nuestra República Bolivariana de Venezuela como objetivo estratégico fundamental a lograr.

Caracas, 15-10-2015



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2278 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a215538.htmlCd0NV CAC = Y co = US