Frente a Frente

¿Desarrollo Industrial? Brilla por su ausencia

En nuestro anterior trabajo hablamos de la ingente necesidad que tiene el país de divisas no tradicionales y que es el turismo receptivo la palanca para motorizar una actividad económica alternativa a la petrolera que nos provea de esas divisas. No obstante, al parecer, son pocos los investigadores que en la "Región Centro-Norte" se ocupan de esa materia.

No imaginó Cornelius Tacitus (historiador romano) que su frase "brillar por su ausencia" sería tan estimada para significar el "no estar presente en el lugar en que era de esperar". Digo esto ya que en el tercer Encuentro Regional de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Región Central, celebrado de 23 al 25 de septiembre, en la Universidad Politécnica Territorial "Argelia Laya" en Higuerote, el turismo "brilló por su ausencia".

No me refiero a que los investigadores no hayan disfrutado del turismo costero de la región, gratificante por demás; mi preocupación está centrada en la poca importancia dada a esta actividad de acuerdo a los trabajos de investigación que fueron presentados en el evento.

El encuentro, que pretendió socializar las investigaciones de la Región Centro-Norte del país, se concibió atendiendo a las siguientes áreas: Ambiente, Energía, Petróleo, Minería y Materiales, Ingeniería, arquitectura y urbanismo, Seguridad y Soberanía Alimentaria. Desarrollo Industrial, Tecnología, Información y Telecomunicaciones, Biología y Salud, Ciencias Exactas, Humanidades, Artes-Educación, Ciencias Económicas y Sociales e Innovación Social.

Según las estadísticas, se inscribieron 575 "estudiosos de la ciencia y tecnología" quienes presentarían avances de sus investigaciones y, a su vez, debatirían sobre cómo fortalecer la economía productiva desde una perspectiva científico-tecnológica.

En "Desarrollo Industrial" debían incluirse todas las investigaciones referidas a la agroindustria, textiles, turismo, pymis, entre la variada gama de actividades industriales que pueden desarrollarse en una nación. Pero fue realmente sorprendente observar la poca producción intelectual en esta área.

Cuando revisé el extenso listado de trabajos aceptados en la convocatoria, organizado por áreas, detecté que en "Desarrollo Industrial" el número de trabajos no sobrepasaba los 15 y sólo 2 de ellos se referían al turismo: uno, un estudio de mercado para la creación de una posada turística y otro sobre potencialidad del agroturismo en Canoabo, estado Carabobo. ¡2 de 575!

Fue un gran esfuerzo organizar un evento de esa magnitud. A muchos investigadores el Observatorio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (ONCTI) les financió transportación ida y vuelta y alojamiento en Higuerote. Sin embargo cabe preguntarse: ¿Qué estamos haciendo los investigadores por el desarrollo industrial del país?

Al parecer el modelo rentista-extractivista no sólo ha generado una cultura de trabajo improductivo, sino que ha permeado al binomio Investigación-Desarrollo (I+D) al punto que no se tiene una cultura investigativa que de manera generalizada atienda los requerimientos que en esta materia exige el país.

Hay un divorcio histórico no sólo entre el "sector privado" y el "sector público", sino que concomitantemente la universidad venezolana no ha logrado articular de manera efectiva su producción intelectual con las necesidades reales de la industria nacional, sea ésta pública o privada.

Si bien es cierto que los recursos siempre han sido escasos para promover la investigación en Venezuela y que la misma no ha sido una de las actividades fecundas de la universidad venezolana, hoy se impone que nos dediquemos sostenidamente a investigar y a innovar en pro del desarrollo industrial de nuestra nación. ¡Talento hay!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1215 veces.



Dalia Correa

Profesora Titular Universidad de Carabobo.

 correaguia@gmail.com      @dalia_correa

Visite el perfil de Dalia Correa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dalia Correa

Dalia Correa

Más artículos de este autor