Nuestro Capitalismo venezolano es único en el mundo

Revise usted, país por país y encuentre uno sólo, donde El Capitalismo esté considerado por su pueblo como un sistema económico Justo y tenga un ley que así lo determine. Solamente Venezuela se da el lujo de tener una Ley de Precios Justos. ¿Y gracias a quién?. A nuestro Presidente y al gobierno que dirige los destinos de esta tierra de gracias.

En todos los países del planeta tierra, el Sistema Capitalista es creador de desigualdades, miserias, guerras y sobre todo es depredador del ambiente y profundamente injusto e inequitativo. En Venezuela sucede totalmente lo contrario. Aquí el Capitalismo es igualitario, acabó con la miseria, vivimos en paz , conserva el medio ambiente y es equitativo a la hora de repartir los beneficios. ¡¿No me creen?. Se los voy a demostrar y a contarles cómo llegamos a esa maravilla:

1.-Todos los ideólogos y teóricos del Sistema Económico Capitalista sostuvieron y todavía sostienen como principio inmutable, la existencia de una Ley de Oferta y Demanda, que inexorablemente rige toda transacción comercial y regula la compra-venta de mercancías y bienes, en un Mercado donde una mano invisible orienta las fluctuaciones de precios y dan origen a las ganancias y pérdidas que se producen por el ambiente competitivo de ese intercambio. En Venezuela decidimos desechar esas pamplinadas y creamos nuestra Propia Ley para regular el Mercado Capitalista: LA LEY DE PRECIOS JUSTOS.

2.-En todos los países del mundo, menos en Venezuela, para usted montar un negocio de cualquier tipo, debe hacer una inversión y/o por lo menos tener conocimiento del ramo comercial o productivo al cual va a dedicar sus esfuerzos. En este paraíso terrenal que es Venezuela, no se ha conocido ni se conoce aún, a algún comerciante, industrial o empresario que haya hecho alguna inversión de su propio peculio para montar una empresa. El Estado, desde la época colonial, se ha encargado de proveerle tanto de materias primas, maquinarias, infraestructura, y mano de obra barata, como del capital financiero para que pueda iniciar algún emprendimiento; además de darles seguridad jurídica y protección policial.

3.-En todos los países capitalistas del mundo, la obtención de una ganancia sobre la inversión, que produzca un rédito superior al 20% es considerado extraordinario y El Estado crea mecanismos para pecharlos mediante impuestos altos. O sea le atrofian las agallas. En nuestro Capitalismo venezolano, la obtención de ganancias inferiores al 500% es visto como una muestra de incapacidad e ineficiencia empresarial y el destino de esos desdichados es ser expulsados del Mercado por ineficaces e improductivos. Un empresario exitoso en Venezuela crea su propia cadena de distribución y él se revende a sí mismo, por intermedio de las empresas que va CREANDO hasta llegar al consumidor final, lo cual le permite que en cada reventa él pueda aumentar en un 35% el valor de la mercancía importada o maquilada para cumplir con la LEY DE PRECIOS JUSTOS.

4.-En todos los países del mundo, los extranjeros que son dueños de empresas distribuidoras o productivas, son una minorías; en Venezuela son el 90% y manejan y disfrutan el 90% de las divisas que por renta petrolera ingresan al país. Los nacidos en Venezuela se contentan con ser empleados de los extranjeros y disfrutan sirviéndoles para que ellos se enriquezcan.

5.-En toda economía capitalista tradicional se confrontan en el mercado los compradores y vendedores, donde cada uno de ellos entra en puja por obtener beneficios uno a costa del otro. En Venezuela no sólo eliminamos a los vendedores, sino que sólo quedan en el mercado compradores compulsivos, los cuales arrebatan las mercancías de las manos de los ofertantes, y estos tienen que recurrir a guarecerse tras rejas y protección policial para poder vender las insuficientes mercancías que les llegan cada vez a precios más altos.

6.-Nuestro Capitalismo es el más igualitario, pues logra que el 90% de la población viva y ocupe todo su tiempo haciendo colas para sacar dinero de los bancos y comprar mercancías en paz. Hemos construido el "Nuevo Hombre Consumista" el cual es feliz haciendo colas para comprar, acumular mercancías y revenderla a sus prójimos. Sacar y meter dinero en los bancos, comprar y vender mercancías es la actividad que ocupa a la mayoría de esta feliz población, lo que podríamos decir es el paraíso en la tierra.

7.-Nuestro Capitalismo se caracteriza por tres particularidades que lo hace único en el mundo: a): Se alimenta de Bienes de Producción que no produce o sea que no tiene que producir para existir. b): Al no ser dueño de los MEDIOS DE PRODUCCION no establece las RELACIONES que den origen a las TRADICIONALES CLASES SOCIALES conocidas como burguesía, proletariado, trabajadores, patronos, lumpen entro otras. c): Eso ha dado origen a tener una sola clase social: LA BACHAQUERA. La cual se ocupa únicamente de comprar y revender en todos los niveles de la cadena importadora y maquiladora de mercancías que llegan al mercado, el cual es regido por una nueva LEY DE PRECIOS JUSTOS, donde todos ganan y nadie pierde. En síntesis ese es nuestro aporte al nuevo Capitalismo que estamos construyendo con el esfuerzo de todos los venezolanos.

Concluyendo este escrito podemos afirmar, sin que nos quede nada por dentro, que nuestro Capitalismo es único en el mundo y está exento de sufrir las periódicas crisis que sufren las sociedades capitalistas de otras latitudes, cuando la oferta de mercancías es superior a la demanda y los inventarios revientan las bodegas por escases de compradores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3537 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: