El Negro Primero (II)

En su autobiografía, el General José Antonio Páez da a conocer a los venezolanos lo que significó el teniente Pedro Camejo para la gesta independentista de Venezuela y escribe algunos de sus rasgos y anécdotas, este soldado pueblo muere el 24 de junio de 1821 en la gloriosa batalla llevada a cabo en el Campo de Carabobo. El General Páez en su autobiografía continúa contando lo siguiente.

"Siguió diciendo el Negro Primero. La primera batalla que tuvimos contra los llamados patriotas fue la de Araure. Cuando creí que se había acabado la pelea, me apee de mi caballo y fui a quitarle una casaca muy bonita a un blanco que estaba tendido y muerto en el suelo. El día siguiente yo y José y Félix fuimos a un hato a ver si nos daban que comer; pero su dueño cuando supo que yo era de las tropas de Ñaña (Yañez) me miró con tan malos ojos, que me pareció mejor huir e irme al Apure. --Dicen, le interrumpió Bolívar, que allí mataba usted las vacas que no le pertenecían. --Por supuesto, replicó, y si no ¿Qué comía? En fin vino el mayordomo (Páez) al Apure, y nos enseñó lo que era la Patria y que la diablocracia no era ninguna cosa mala, y desde entonces yo estoy sirviendo a los patriotas.

Conversaciones por este estilo, sostenidas en un leguaje sui generis divertían mucho a Bolívar, y en nuestras marchas el Negro Primero nos servía de gran distracción y entretenimiento. Continuó a mi servicio, distinguiéndose siempre en todas las acciones más notables, y él es uno de los héroes de la batalla de las Queseras del Medio. El día antes de la batalla de Carabobo, que él decía que iba a ser la "cisiva", arengó a sus compañeros imitando el lenguaje que me había oído usar en casos semejantes, y para infundirles valor y confianza con el fervor de un musulmán, que las puertas del cielo se abrirían a los patriotas que morían en el campo, pero se cerraban a los que dejaban de vivir huyendo delante del enemigo.

El día de la batalla de Carabobo el Negro Primero tiroteado cayó herido mortalmente, y tal noticia produjo después un profundo dolor en todo el ejército. Bolívar cuando la supo, la consideró como una desgracia y se lamentaba de que no le hubiese sido dado presentar en Caracas aquel hombre que llamaba sin igual en la sencillez, y sobre todo, admirable en el estilo peculiar en el que expresaba sus ideas" El mundo reconoce que el venezolano es un ser humano muy ingenioso, que no se da por vencido fácilmente. El venezolano antes cualquier dificultad recurre a múltiples acciones, acciones que a otras personas no se les hubieran ocurrido nunca. El venezolano es en el mundo un ser muy especial, y ello se ha demostrado por su procederes llenos de ingenios en situaciones impensables, Por eso y otras cosas: Que viva Venezuela y más na.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 914 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a214065.htmlCd0NV CAC = Y co = US