Ruidos de resonancias

En anteriores escritos he indicado la conveniencia de revisar los conceptos más significativos, con la finalidad de actualizarlos. Al enfatizar sobre el proceso de profundización conceptual, para acceder a nuevos niveles de conocimientos; es algo que no generan dudas. Sin embargo, existen personas que se auto convencen de conceptos que creen que es verdad y las idealizan y el consciente, los almacenan como ideológica. Basta un hecho que las activen, y automáticamente aparecen e impactan a la psiquis e ignorando lo que otros piensan. Y muchas veces se transforman en jueces, para juzgar; que una cosa es malo o buena. Y al tomar acciones y si los resultados no les satisfacen, prevalece el actuar con indolencia y los conciben como errores de cálculos; sin importarles las consecuencias.

Son muchos los escritores, pensadores y políticos, que ansían que todos los conceptos que usan sean bien interpretados. Y sin embargo, son pocos los esfuerzos para merecerlos. En un primer intento para demostrar lo que se afirma, responden con una verborrea, que dejan en evidencia, ideas, conceptos y argumentos, que son presentados por otros; como si fueran de ellos, defendiendo con mucha vehemencia. Los resultados son evidentes, por un lado un lector confundido y por otro lado un liderazgo frustrado. Lo que indica, que es menester asumir con conciencia, que los errores que se cometen, cada día se hacen más costosos. Y es triste ver, como muchos líderes, al llegar al abismo, pretenden corregir, lo que no se puede corregir.

En Venezuela, por doquier se habla de crisis económica. Y en base al concepto tradicional muchos estudiosos de la materia, emiten comentarios dirigidos a un público, sin considerar el nuevo nivel de conciencia. Es como montarse en el tren del pasado y pretender llegar al futuro, sin pasar por el presente. En sentido general, existe una crisis económica a nivel mundial, basta introducirse en Internet y encontrar suficientes informaciones sobre la existencia desde el 2008. Y en sentido específico, lo que sucede en Venezuela, es una transición al Socialismo del Siglo XXI, que ha sido impactado por una crisis económica magnificada ; pero existen suficientes factores que indican, que el Socialismo del Siglo XXI ha pasado por el punto de irreversibilidad; como algo que un sector tiene que concientizar.

El nuevo concepto de economía, tiene que estar estructurados con muchos factores. Y cada factor, con parámetros, que impactan las variables. El grado de interrelación entre variables están correlacionadas. Y en cada nivel de desarrollo, se busca el equilibrio, que muchos son incapaces de ver y otros defienden posiciones obsoletas, como si estuviera impregnado de verdad. En forma integral, las efervescencia política dinamizan las economías y cada variable, se mueven dentro de los límites de bordes. Por lo tanto, hay que controlar las variables más significativas a objeto de ayudar alcanzar el punto de equilibrio sin traumas. Y en caso que una de las variables, macroeconómica, impulsada intencionalmente sobrepase el límite de bordes, potencialmente, se empieza a impactar la economía.

En los países desarrollados, las variables económicas más significativas son las macroeconómica, que se afanan en controlar. Porque impactan en forma positiva o negativa en los países aliados. Cuando un país en desarrollo al desarrollar una alianza, tiene que estar convencidos, que tiene que sincronizarla las microeconomía; en concordancia con las variables macroeconómicas. Al hacer lo contrario, es un exabrupto, que puede costarles el sacrificio económico; porque generan crisis. Es como generar un nuevo sistema económico, donde el más desarrollado maneja las variables macroeconómicas y el menos desarrollados las microeconómicas. Con riesgos y factores de controles que le permitan entradas, que generen beneficios mutuos; como salidas, sin complejos de ninguna especie.

Un gobierno para transformarse en una potencia económica, tiene que dominar las variables macroeconómicas. Y para eso es menester, fortalecer las bases de la microeconomía. La aconseja indica, que es menester primero gatear, para poder caminar. Donde las grandes inversiones que bajen a los procesos microeconómicos, se reinvierte en beneficios que soportan la continuidad de los procesos macroeconómicos. Por lo tanto, es menester eliminar el rentismo y controlar, las remesas familiares y la extracción monetaria, sin perder el camino; sobre todo en un país donde las incidencias externas es muy significativas.

La lógica indica, que escenarios contradictorios, no pueden ser solidarios. Sin embargo, se pueden negociar situaciones que les convengan a ambos. Es el momento, que se analice profundamente el concepto crisis económica y el de transición al Socialismo del Siglo XXI. Se presentan las crisis, cuando una de las variables macroeconómicas o las más importantes, superen los límites de bordes. Y las transiciones, se presentan en un cambio de sistemas. Impactadas por acontecimientos foráneos, que generan ruidos de resonancia. La solución estriba, en incrementar el estado de consciencia de todos los venezolanos, que sirva de peso para fortalecer el nivel de pertinencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1252 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: