Somos muchas personas dispuestas a tomar armas aquí en la frontera, suerte que llegaron las OLP

Otras vez, como en el penúltimo artículo, les pido disculpa, este artículo es muy largo, no lo he podido reducir, y por esta razón lo dividí en subtítulos para que puedan leerlo por sección si quisieran:

LAS OLP
LA PERCEPCION DE LAS OLP
LAS PERSONAS QUE CRITICAN LAS OLP
CLARIFICACION
LOS BARRIOS
LA VERDAD
LA EQUIVOCACION
LAS INVASIONES
OTRO EJEMPLO
PERDÍ TODO
LA PELIGROSIDAD DESDE COLOMBIA
LAS RATAS COLOMBIANAS
ZONAS ROJAS
SI NO FUERA POR LAS OLP
LA GUERRA
TOMAR ARMAS

Escribo esto para aclarar algunas importantes dudas o confusión con respecto a la delincuencia en el país, pero particularmente con respectos a 1) los barrios (en Venezuela un "barrio" se refiere a un barrio pobre), 2) las invasiones (terrenos ocupados ilegalmente por personas a menudo de bajos recursos), y 3) las zonas rojas (ver más abajo), y de cómo las realidades de las OLP se interponen o conjugan con las realidad de los barrios, invasiones, y zonas rojas del país, principalmente con respecto a la frontera con Colombia, del lado venezolano, donde yo vivo.

A veces me olvido que muchas personas que ven por televisión lo que está ocurriendo en la frontera, o en los barrios, no viven en la frontera ni en barrios, es decir, deben confiar en que lo que leen y escuchan en las noticias es real, pero normalmente no lo es, entonces tienen a veces una muy distorsionada percepción de la realidad.

Yo diría que por lo menos 80% de lo que uno ve en las noticias de los medios de comunicación privados es falso o montado, es decir, es manipulado intencionalmente.

Entonces, 1) ya que vivo en la frontera, 2) y vivo en un barrio zona roja, 3) y he vivido en una invasión, 4) y que aquí en esta frontera con Colombia estamos viviendo los resultados directos y muy positivos de las OLP, trataré de poner las cosas en una perspectiva más tangible y palpable para los lectores que no andan por aquí, y para aquellos lectores que me critican por apoyar al 100% las OLP, pero que también no andan por estos lados, es decir, que no conocen de primera mano lo que ocurre aquí en la frontera.


LAS OLP

Las OLP son operaciones subversivas armadas de represión policial activadas por el gobierno hace unas dos semanas, con el fin de encontrar y arrestar a la porquería de delincuencia (las RATAS, ver más abajo), y los criminales --- muchos de ellos colombianos aquí en la frontera, incluso paramilitares --- que empezaron a azotar a este bello país de manera progresiva y masiva desde que Chávez murió en el 2013.

Anteriormente existía la delincuencia, pero nada como lo que se ha estado viendo últimamente.


LA PERCEPCION DE LAS OLP

En estos últimos días he recibido correos de algunos lectores de la clase media y media alta que se consideran chavistas (y creo que lo son, de su manera) criticándome por apoyar las OLP, las cuales apoyo al 100%.

Las cosas que más mencionan son las siguientes:

1) El maltrato físico de las "pobres víctimas inocentes," incluso de los "pobrecitos" colombianos.

2) La destrucción de algunas viviendas (ranchos) de esos "pobrecitos inocentes" en algunas invasiones fronterizas.

3) Y el hecho de que en Revolución no se puede permitir este tipo de abusos por parte de este "régimen" contra los "pobres inocentes víctimas."

(No son víctimas, ni son inocentes, ni son pobres, vean más abajo porque. Esa es una de las cosas que quiero aclarar.)

Estas inquietudes --- creo yo --- se basan casi en su totalidad en a las cosas que se ven en televisión, o que se escuchan en la radio, o que se leen en los periódicos, o en base a comentarios o chismes, pero no en base a la experiencia personal de primera mano, y conduce a algunas personas a deducir erróneamente (en la mayoría de los casos) que hay que criticar las OLP porque las OLP son "malas."


LAS PERSONAS QUE CRITICAN LAS OLP

Entre los que me escribieron hay un medico venezolano que vive/trabaja [creo] en Caracas, quien me parece ser buena persona, y que me dijo que sus familiares en San Antonio del Táchira, aquí en la frontera con Colombia, le dicen que las OLP son verdaderamente algo nefasto, el maltrato de los "pobres", etc., me dijo, "Ahora se echa al suelo ante el paso ‘glorioso’ de la bota militar que golpea, destruye casas y maltrata a una población civil de inmigrantes ilegales sin piedad alguna."

(NOTA: Esa "población civil de inmigrantes ilegales" non son ningunos inocentes, son generalmente, y en su MUY GRAN MAYORIA, unos descarados estafadores, delincuentes, y criminales colombianos. Verán más abajo por qué, y qué es lo que hacen aquí en nuestro país.)

El médico estaba muy indignado porque yo apoyo al 100% las OLP.

Bueno,

1) este médico no vive aquí en la frontera con COLOMBIA, donde un muy significativo número de las familias de delincuentes son COLOMBIANAS … son criminales y paracos (paramilitares) colombianos que nos están destruyendo la vida aquí en la frontera (ver más abajo cómo lo hacen),

2) no creo que los familiares del médico en San Antonio vivan en ranchos de zinc en alguna invasión ilegal colombiana en territorio venezolano, o que sean familiares de estos criminales colombianos,

3) la información que el médico recibe de sus familiares no es necesariamente confiable si los familiares no viven en un barrio, o en una invasión, o en una zona roja, porque si no viven así como nosotros los pobres vivimos, nunca entenderán la realidad de las OLP (ver más abajo),

4) no creo que el médico viva en algún barrio en Caracas, o en alguna invasión, o zona roja, como para poder verdaderamente entender la situación delincuencial del país, y particularmente en la frontera, versus las OLP, y

5) la información que recibe a través de los medios de comunicación es normalmente deliberadamente tergiversada y extremadamente manipulada para arremeter contra el gobierno, particularmente cuando se trata de los medios privados (que son generalmente anti Revolución), los cuales controlan algo como el 80% (o más) del mercado popular comunicacional del país, a nivel nacional e internacional.

Entonces …


CLARIFICACION

Aquí abajo, y en base a mis experiencias personales de más de 40 años, entre ellas viviendo y/o trabajando en algunos barrios venezolanos (7), invasiones (1), y zonas rojas (3), y las guerras imperiales (1), y golpes de estado (3), trataré de aclarar las confusiones sobre las realidades de los barrios, las invasiones, y las zonas rojas de Venezuela, y trataré de poner en perspectiva las OLP y la enorme importancia de estas operaciones para el bienestar del país y su relación con las acciones preguerra llevadas a cabo por los poderes imperiales contra Venezuela.


LOS BARRIOS

Un "barrio" en Venezuela se refiere a un barrio pobre, equivalente a una favela en Brasil, donde tradicionalmente se ha visto muchísima pobreza, done la gente a menudo vive, o ha vivido, en casas hechas de laminas de zinc (ranchos), sin agua potable, o servicios públicos, etc., y donde mucha gente viven en poco espacio.

Existen muchas nociones equivocadas sobre lo que es un barrio, entonces aquí aclararé algunas cosas.

Un barrio es tradicionalmente un sector de una ciudad que se encuentra altamente poblado por personas y familias de bajos o muy bajos recursos, a menudo siendo originarios de los campos del país, donde fueron históricamente desplazados por terratenientes (rancheros, etc.) y/o intereses transnacionales (empresas mineras y petroleras, etc.). Aunque ya casi no existe este tipo de migración de los campesinos hacia los barrios de las ciudades aquí en Venezuela, y aunque hoy en día los barrios de ranchos (casas de laminas de zinc) ya casi no se ven como antes, existen muchos factores que contribuyen a la perpetuación de la existencia de los barrios, y de la equivocada percepción de lo que es un barrio por parte de muchas de las personas que no viven en estos sectores.

Primeramente, los barrios, muchos que se ven guindando precariamente del las montañas alrededor de la grandes ciudades, siguen existiendo porque ya van más de 3 generaciones de familias que viven en estos espacios, donde la densidad de la población es probablemente como la de Mumbai, India (alrededor de 20,000 por km^2), o más de 4 veces el promedio de la ciudad de Caracas (alrededor de 5000 por km^2). Por la naturaleza del ser humano, la mayoría de las personas que nacen y crecen en un sitio, se adaptan a ese sitio, y posteriormente una parte considerable de las siguientes generaciones siguen en el mismo sitio.

En Las Minas de Baruta por ejemplo, donde conozco muy bien, la mayoría de las familias han construido segundos, terceros, cuartos, y hasta quintos pisos (pero de bloques) --- ya que nunca hubo espacio para construir lateralmente --- y es en estos espacios donde viven los nietos, sobrinos, etc.

Menciono esto sobre la densidad poblacional de un barrio ya que este hecho a menudo contribuye directamente la equivocada percepción de lo que es un barrio (ver lo que sigue).



LA VERDAD

Como en casi cualquier parte del mundo occidental, una cierta proporción de la población está involucrada en la delincuencia, en las drogas, y en actos criminales. La proporción porcentual es casi siempre la misma en cada nivel social ya que las características del ser humanos en la sociedad occidental, en general, son las mismas a cualquier nivel --- casi todos miramos las mismas telenovelas, las mismas partidas de beisbol y futbol, tomamos los mismos refrescos y cervezas "light," nos gusta la misma ropa de marca, etc.

Por ejemplo, y de manera muy simplificada, piensen en lo siguiente.

De cada 10 personas, generalmente, se podría decir que:

10 tienen problemas, 0 no
9 creen en Dios, 1 no
8 creen todo lo que dicen los periódicos y las noticias, 2 no
7 creen que lo que ven en las películas es real, 3 no
6 son buenos trabajadores, 4 no
5 son muy honestos, 5 no
5 son positivos, 5 no
5 son hembras, 5 no
4 son egoístas, 6 no
3 son aprovechadores, 7 no
2 son mentirosos, 8 no
1 es ladrón, 9 no
1 es drogadicto, 9 no
1 es muy malo, 9 no

O algo así.

Entonces, ya que generalmente, en cualquier clase de población, pobre, media, media alta, y alta, estas proporciones son básicamente iguales, la VERDAD es que:

1) en los barrios de Venezuela existe en números de alrededor de 5 veces más ladrones, drogadictos, y gente mala que en los sectores de la clases media y alta, donde la densidad de la población es 5 veces menor, pero

2) también existen en los barrios de Venezuela 5 veces más gente buena, honestas, y trabajadoras, que en los sectores de la clases media y alta.

En otras palabras, no es que un barrio sea "más peligroso" que un sector de la clase media, no, porque la misma proporción de delincuencia existe en los dos lugares. La diferencia es que en los barrios uno cruza caminos más amenudeo con drogadictos y delincuentes ya que la población es muchísima más elevada, y si uno está metido en el ambiente de la droga o la delincuencia en un barrio, corre un mayor riesgo de tener problemas relacionados con la delincuencia --- pero eso es generalmente por decisión propia.

Por ejemplo, ¿Qué pasaría si se sacara a toda la población actual de un barrio y se reemplazará con puros sifrinos de las clases media?

Estoy seguro que el nivel de criminalidad dentro del barrio no cambiaria ni siquiera una pisquita ya que la clase media sufre del mismo porcentaje de seres humanos malos, ladrones, y drogadictos.

Esa es la VERDAD, y por eso cuando alguien me dice que los barrios son peligrosos, me rio.

Así es la cosa, y es muy importante entender esta realidad ya que las OLP tienen mucho que ver con esta VERDAD.

LA EQUIVOCACION

Como pueden constatar en base a la exposición arriba, mucha gente se equivoca pensando que los delincuentes solamente viven en los barrios, eso es falso, y que los que no son delincuentes no viven en barrios, y eso es falso también, tanto así que hasta muchas veces piensan que todos los que viven en barrios son delincuentes, y eso es totalmente falso.

Los barrios, como tal, no tienen nada que ver con la delincuencia, es decir, la delincuencia del barrio es esencialmente proporcional a la densidad de su población, lo que igualmente implica que generalmente la delincuencia en las zonas de la clase media también es proporcional a su densidad poblacional, sola que tiene otra cara, o la cara escondida --- por ejemplo con respecto al uso de drogas en la clase media.

LAS INVASIONES

Aquí en Venezuela se le dice "invasión" a un asentamiento ocupado ilegalmente por personas, a veces son campos vacios, o campos en territorios de latifundistas, o pueden ser complejos de apartamentos abandonados, etc.

Existe una MUY EQUIVOCADA noción de que las personas que se encuentran asentadas en las invasiones son personas muy pobres, o muy necesitadas, etc. En algunos casos, sí, es verdad que son personas necesitadas, pero en MUCHOS CASOS, no.

Por ejemplo, yo viví un tiempo en la invasión (que también llaman, sector en desarrollo) La Esperanza de Guayacán en las afueras de la pequeña ciudad de Guiria, en el estado Sucre, frente a Trinidad. Allí, la mayoría de las casas de los invasores son ranchitos de zinc, sin servicio de agua potable, sin carretera, etc.

Bueno, si uno no conoce el sector, o si un equipo de reporteros y camarógrafos irían para allá con la intención de montar un show mediático manipulado, así como lo hacía el malintencionado manipulador de información Chuo Torrealba en su show perverso "Radar de los barrios," uno podría llegar a "concluir" que las personas que viven allí están desesperadas, pobrecitas, buscando donde vivir, etc., cuando la realidad es que muchísimos de los ranchos en La Esperanza están a menudo vacios porque las personas que se han asentado en ese lugar viven en varias otras partes, en casas de bloques, no una, sino varias, y en otras invasiones, ganándose su vida de manera extremadamente INMORAL, a espalda de las personas que son verdaderamente necesitadas, consiguiendo terrenos invadidos gratuitamente (o casi) para después venderlos.

Allí mismo en La Esperanza hay varias familias que tienen varios terrenos invadidos, y TODAS aquellas RATAS (vean más abajo, sobre RATAS) andan con esa cara de culo de "soy un pobrecito inocente," cuando la verdad es que son estafadores y criminales. Estas son el tipo de personas que el estafador Chuo Torreabla entrevistaría para estafar a su audiencia y echarle la culpa al gobierno Revolucionario por cualquier estupidez.

Así son, en general, las RATAS estafadoras aquí en las invasiones de la frontera, siempre con las mismas patéticas caras de culo de que son unos "pobrecitos."

OTRO EJEMPLO

Otro ejemplo, rapidito.

Además de las familias que se ganan su vida haciendo invasiones, también hay gente de plata, y bandas criminales y estafadores, incluso bandas colombianas, especialmente aquí en la frontera, que organizan este tipo de estafas en sectores de invasión --- aquí en la frontera lo hacen a veces con la ayuda de paramilitares (vean más abajo) --- donde mandan a la gente pobre a cuidar un terreno y un rancho de zinc, o una casa, para que parezca que será esa familia pobre que se beneficiará, pero cuando los papeles legales salen, la propiedad cae a nombre de esos ricachones, criminales, y estafadores, quienes revenden la propiedad.

La primera vez que vi cómo esto funcionaba fue en Barquisimeto en los años 2003-2004, cuando fui a visitar.

También, este tipo de crimen organizado ha estado ocurriendo de manera acelerada y progresiva en las obras de la Gran Misión Vivienda Venezuela --- creada para satisfacer las necesidades básicas de vivienda para las familias más necesitadas --- y por eso en estos últimos días se ha estado reportando en las noticias que las OLP han sacado a un montón de gente de algunas de las viviendas y/o apartamentos de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

Esa gente no son pobres, no son necesitados, son criminales y delincuentes, son RATAS.

A esas RATAS estafadores, criminales, que les quitan las casas a los más necesitados (vean como lo hacen, abajo), hay que sacarlos del país inmediatamente si con Colombianos, y a palos si fuera necesario, y si son venezolanos, hay que ponerlos presos de una vez antes de que el Pueblo les caiga a palos o a plomo.

Por eso las OLP son importantes.

Las OLP no están arremetiendo contra los pobres, no, o contra los "pobrecitos colombianos," no, están arremetiendo contra verdaderos y muy reales, y muy peligrosos CRIMINALES.

PERDÍ TODO

Les cuento esto porque creo que es muy importante entender lo que verdaderamente está ocurriendo, y por qué existen las OLP.

También creo que es importante saber que lo que les estoy contando es solamente la punta del iceberg con relación a las invasiones, y otros crímenes en los barrios y en la frontera.

Por ejemplo, a mí me sacaron de la invasión La Esperanza a golpes, casi me mataron, me secuestraron violentamente, me amarraron, me amordazaron, me encapucharon, me amenazaron con machetes y cuchillos, me desvalijaron la casa y mi cuenta de banco, y por mucha suerte no me mataron.

Hicieron todo eso para quitarme la única casita que este pobrecito, anciano, parcialmente discapacitado, jamás ha tenido en su vida.

No más casa, perdí todo a causa de estas RATAS, y no soy el único.

Otra vez, me encuentro arrimado en la casa de un familiar (mi taller) --- y como lo dije arriba, no soy el único a quien le ha pasado esto, somos muchísimos en estos últimos años, y somos todos pobres, o casi todos, es decir, estas RATAS están atacando a los pobres, algo jamás visto en este país.

Por esa razón, entre otras, celebramos las OLP.

LA PELIGROSIDAD DESDE COLOMBIA

Es importante hacer la diferencia entre un barrio, y una invasión, una zona roja, y una asentamiento de criminales y/o paramilitares.

Pero, a veces es difícil ya que la práctica de apoderarse a palos de las casas de los pobres, en barrios, en La Gran Misión Vivienda Venezuela, o en las invasiones, etc., no es un método venezolana utilizado tradicionalmente por la delincuencia venezolana.

Es algo nuevo, es una táctica paramilitar extranjera, y gracias a este gobierno las OLP se están ocupando de descifrar y atacar a esta plaga que nos viene desde Colombia.

Normalmente, tradicionalmente, aquí en los barrios, los delincuentes del barrio nos protegen de los delincuentes peligrosos (particularmente del narco) que no son del barrio, o de los delincuentes de la clase media o alta (ver más abajo), pero ahora lo que está ocurriendo es MUY DIFERENTE.

Las tácticas paramilitares colombianas están invadiendo nuestro país, especialmente aquí en la frontera, donde el delincuente colombiano les roba a los pobres, les desvalijan sus pequeñas casas, y aun los corren de sus casas a palos o con amenazas de muerte para adueñarse violentamente de nuestras únicas viviendas … aquí en LOS BARRIOS pobres, no en los sectores de clase media.

¿Qué tipo de delincuente le roba al pobre? ¿Le roba su casa? ¿Su rancho?

Esto nunca se había visto aquí en Venezuela, eso nos viene desde COLOMBIA, son tácticas paramilitares utilizadas durante décadas por las AUC, las Águilas Negras, etc., para desplazar a las poblaciones pobres … y eso algo que ahora aquí en la frontera todos los sabemos, y estamos cansados de tener que vivir así.

Pero peor todavía es el hecho de que estas prácticas delincuenciales COLOMBIANAS se están extendiendo POR TODO EL PAIS, a nivel nacional, y es algo extremadamente peligroso.

Si no fuera por las OLP la población pobre venezolana tendría que tomar la propia iniciativa para exterminar, CON ARMAS DE FUEGO, a esas porquerías colombianas que nos vienen a desvalijar y robar las casas y que están enseñando a nuestros jóvenes delincuentes a ser RATAS como ellos.

LAS RATAS COLOMBIANAS

Aquí en los barrios les decimos RATAS (o rateros) a los delincuentes que forman parte de una de las más bajas categorías de la delincuencia: los que atacan, atracan, y roban a los pobres y a los más débiles, como ancianos, mujeres, niños, y discapacitados.

En Canadá, donde crecí una parte de mi vida, también los llamábamos RATAS (o basura o mugre). Para deshacerse de ellos, los delincuentes de las bandas armadas, como los Hell’s Angels con quienes yo andaba (yo era poeta y artista para ellos), se ocupaban se asesinar a estas RATAS, en colaboración con la policía, ya que la policía no podía andar por allí asesinando a esos delincuentes RATAS basura.

Esto ocurre a nivel casi mundial, es una práctica conocida, y muy efectiva, porque permite que la población en general viva con mayor seguridad y que la policía no se meta en graves problemas de delincuencia ellos mismos.

Ahora, hasta hace poco, aquí en los barrios de Venezuela, los delincuentes se mataban entre ellos mismos por asuntos de drogas o mujeres, o por asuntos de armas o robos, o pandillas, o desacuerdos, etc., pero también nos protegían, por ejemplo, nos protegían de las RATAS que venían de afuera, y de las RATAS de las clases media y altas, como los narcotraficantes abusadores, los dueños de empresas abusadoras, violadores de las clases medias y altas, etc., mientras que en el campo se trata principalmente de la protección del pobre o Indígena contra los latifundistas abusadores, muchos metidos en asuntos del narcotráfico (por ejemplo, el caso reciente de Sabino).

Pero ahora, los delincuentes de los barrios, como aquí en la frontera, ya no pueden protegernos porque los criminales que vienen de Colombia utilizan a los paramilitares para amenazar a los delincuentes (y a la policía) forzándolos a dejar que las RATAS colombianas vengan a los lugares pobres e invasiones, incluso a las zonas rojas, así como donde yo vivo, para quitarnos las cosas a nosotros los pobres, para que ellos monten desde estos lugares sus sucias bases de operaciones criminales y paramilitares.

No tenemos cómo protegernos de estas RATAS extranjeras y sus cómplices RATAS venezolanos y venezolanos.

Por eso existen las OLP.

ZONAS ROJAS

En los barrios donde yo he vivido y/o trabajado, una zona roja, o una zona caliente, es un sector del barrio donde aun las personas del mismo barrio no se atreven a ir porque consideran que ese lugar es "peligroso" o "muy feo" porque es un sector que a menudo es reconocido como un sector que provee servicios a sinvergüenzas de las clases media, media alta, y alta, por ejemplo, servicios de mula para el narcotráfico, armas, o mujeres para la prostitución, o sicarios, etc., o puede ser un sector controlado por bandas armadas.

Por ejemplo, cuando yo vivía en Las Minas de Baruta, la gente del sector de La Federación, de Anacoco, o de la Coromoto, no iban a los sectores de El Rosario o Santa Cruz porque esos sectores eran zonas rojas, pero la gente de El Rosario no iba a Santa Cruz, o vice versa, por la misma razón.

Es un asunto muy relativo, pero tiene mucho que ver, creo yo, con la delincuencia colombiana aquí en la frontera.

He podido constatar es que la delincuencia COLOMBIANA ha estado aprovechando de utilizar como base de operaciones criminales en Venezuela, lugares como las invasiones, pero también los sectores llamados zonas rojas, los cuales son esencialmente barrios normales, pero percibidos diferentemente por las personas ajenas al sector, y esas RATAS colombianas han estado aprovechando esta realidad para esconderse de manera más eficiente.

Por lo menos eso es lo que estamos viendo aquí en la frontera, donde por ejemplo, a 5 casas de mi taller, amarraron y golpearon a una señora para quitarle la casa. La señora tuvo que irse, y la policía no puede hacer nada a causa de las amenazas de muerte contra ellos y sus familiares por parte de los paracos (paramilitares) colombianos. Así lo entiendo yo en base a lo que me cuenta un policía retirado de este sector que conoce muy bien lo que está ocurriendo.

Pero el asunto es aún peor, las practicas del paramilitarismo colombiano se ha estado extendido por casi todo el país.

Ver paramilitares COLOMBIANOS en El Tigre: http://www.aporrea.org/actualidad/n276552.html

Por eso necesitamos las OLP

SI NO FUERA POR LAS OLP

Ahora, después de haber aclarado ciertas confusiones con respecto a las barrios, las invasiones, y las zonas rojas, me imagino, o por lo menos espero, que ciertos lectores podrán mejor apreciar las razones por la existencia [absolutamente necesaria] de las OLP.

Lo que les he contado aquí arriba no es una fantasía, es la realidad, y si no tuviéramos las OLP en este momento, es seguro que la guerra civil estaría muy cerca de hacerse realidad, es decir, nosotros los pobres tendríamos que buscar armas y asesinar a todas esas RATAS personalmente, aquí en la frontera, y a nivel nacional, ya que le policía no puede hacer casi nada al respecto.

Pero, por eso tenemos hoy las OLP.


LA GUERRA


¿Qué tiene todo esto que ver con la guerra?

¡Mucho!

Una de las tácticas principales que los imperios han utilizado para invadir y subyugar a palos a los países del sur es de crear las circunstancias apropiadas para una guerra civil en las zonas fronterizas del país víctima.

Existen decenas, o centenares de ejemplos, y uno de esos ejemplos yo lo viví personalmente en la frontera entre Iraq, Arabia Saudita, y Kuwait, antes, durante, y después de la primera guerra del golfo (1990-91). No entraré en detalles, pero yo trabajé del lado de la logística de guerra como contratista, es decir, del lado del movimiento de tropas, mercenarios, sicarios, paramilitares, contratistas, etc., quienes formaban parte de las avanzadas paramilitares clandestinas hacia las fronteras del país víctima (Iraq), principalmente en preparación para la ofensiva militar gringa Tormenta del Desierto contra Iraq.

Vean como está Iraq hoy.

No diré nada más sobre esto --- estoy seguro que con un poco de imaginación podrán deducir lo que está ocurriendo aquí en la frontera entre Venezuela y Colombia y por qué las OLP son tan necesarias.

TOMAR ARMAS

Para las personas que parecen no entender la gravedad del asunto, o que se niegan a entenderla, tal vez este asunto de las OLP podría expresarse de la manera que lo expresa un amigo mío aquí en este barrio fronterizo:

"Somos muchas las personas dispuestas a tomar armas para matar a esas RATAS aquí en la frontera, suerte que llegaron las OLP."


P.S. Espero que este artículo haya ayudado a esclarecer ciertas cosas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1654 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a213223.htmlCd0NV CAC = Y co = US