Yo no soy ese tipo de Chavista que dice que todo marcha bien. Compréndanlo y acéptenme

Algunos lectores confundidos por mi ácida línea editorial de denuncia radical, me preguntaron si he perdido la fe en la Revolución Bolivariana.

Creo que se ha extendido un mal ejemplo, muchos creen que callar ante graves fallas es un gesto de indisciplina revolucionaria, sin darse cuenta que otros se lucran y divierten indebidamente utilizando a la Revolución Bolivariana como trampolín y son ellos precisamente los beneficiarios del silencio del pueblo.

De Chávez aprendí que la verdad es la más hermosa de las acusaciones, por ello denuncio el jalamecatismo, los infiltrados, los déspotas con poder, la corrupción y el burocratismo.

Yo no soy ese tipo de Chavista que dice que todo marcha bien. Prefiero advertir las fallas y proponer soluciones. Así lo he escrito en Aporea desde su inicio y en otros medios.

Reto a los chavistas que callan frente a los problemas nacionales a que expliquen de qué manera su boca cerrada le hace bien a la Revolución mientras la economía se deteriora, la inseguridad avanza y el capitalismo cumple sus objetivos de torturar al pueblo para que pierda su fe revolucionaria.

Mi crítica constructiva es para que haya una respuesta revolucionaria frente a una Guerra Económica porque los malos le están ganando a los buenos.

Pero fui, soy y sigo siendo filosóficamente chavista por razones muy claras...

1) Si en la economía apoyamos la libertad del trabajo frente a la dictadura del capital y consideramos impostergable promover un sistema donde la clase trabajadora reciba lo que produce sin elites empresariales que se apropien del valor del trabajo ajeno; y por esa razón somos enemigos del capitalismo global, es porque somos chavistas.

2) Si en el tema de etnias y razas, rechazamos el mito eurocentrista y valoramos la diversidad de gentes de todos los colores que son iguales en inteligencia, fuerza y voluntad; y por nuestra visión filosófica la propaganda racista del imperio mediático nos agrede, es porque somos chavistas.

3) Si en el ámbito del género, defendemos la igualdad y la equiparación entre mujeres y hombres en todos los órdenes de la vida social y difundimos que la revolución feminista no es una cuestión hembrista si no una filosofía democrática; y por esto repudiamos el machismo, el patriarcado, el sexismo y la cosificación, es porque somos chavistas.

4) Si en la familia enseñamos una convivencia basada en equidad y solidaridad; y por tal razón marcamos distancia frente a modelos contaminados con antivalores y mezquindades, es porque somos chavistas.

5) Si en la polémica de la religión en el siglo XXI, repudiamos a los sectores dedicados a agasajar a los ricos y embrutecer a los pobres, además de que denunciamos portadores de biblias y crucifijos que participan o encubren crímenes pederastas; es porque somos chavistas.


6) Si porque nos empeñamos en la construcción de una nueva sociedad sin división de clases ni explotación de las personas; y por ello tarifados y tránsfugas nos hacen la guerra, es porque somos chavistas.

Cuando me necesiten allí estaré: Ver video en Youtube: Jesús Silva en VTV horas después de la muerte de Hugo Chávez https://youtu.be/brjHY9lQ1-8

Pero si un día ya no me necesitan, yo desde el monte sembrando hortalizas seguiré siendo el mismo chavista... Seguramente cantando una canción de Rubby Pérez que me gusta mucho y dice: "Volvereeeeeé".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4000 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: