¿Qué ha cambiado en el Inces?

¿Qué ha cambiado en el Inces desde aquel 22 de agosto de 1959?, fecha en que el maestro de maestros: Luis Beltrán Prieto Figueroa, la fundó, ha cambiado la mentalidad de sus trabajadores, la actitud de ellos, su vocación de servicio, ¿qué ha cambiado?, las iniciales: Instituto Nacional de Cooperación Educativa, Ince, a Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista: Inces. La pregunta no es inoportuna ni ingenua, han sido 56 años de vida de un organismo creado en la cuarta república y redimensionada en tiempos de revolución. Hay muchos de sus servidores públicos que no profesan el bolivarianismo, a pesar de haber entrado a "trabajar" con el chavismo. Estamos claros que aquellos de vieja data -algunos están por jubilarse, otros por retirarse con una medida especial- laboran sin la presión que significa proyectar una gestión social y educativa, no porque ellos no quieran o porque no se les hayan dado la oportunidad, es simplemente porque no creen en el socialismo. El cambio se inicia con y por el buen desempeño del funcionario o funcionaria, quién pudiera pensar que en las oficinas de esa gloriosa institución se pierda algún activo, nadie, pero si; se han desaparecido desde resma de papel, hasta implementos de trabajo de campo, cámaras fotográficas, en fin, son ladrones o ladronas: no sé. Incluso la institución se ve vulnerada por reposeros y reposeras, echa carros, pasillaneros (pasillos) y hasta por aquellos se da golpes de pecho, "que trabaja como un burro", pero con una cara de perro, en detrimento de las nuevas bases educativas socialista. El Inces está arraigado en el imaginario del venezolano, sin embargo hay gente que añora volver al Ince, hablan del Ince y recuerdan al Ince como una figura mítica-religiosa, sin percatarse que el Inces entró por la puerta grande del siglo 21 de la mano del gran educador: Hugo Chávez. Hay un adagio que reza: los trapos sucios se lavan en casa, no estoy ventilando nada nuevo ni ofensivo, lo que ocurre y las cosas que pasan en el Inces son las mismas que suceden en Corpoelec, Pdvsa, CVG, Cantv o cualquier otra empresa estatal, que muchas cosas se desaparecen; mientras no haya conciencia política y conciencia de clase ningún organismo del Gobierno funcionará a cabalidad, tampoco estoy descubriendo el agua tibia, si, lo que estoy haciendo saber es que muchos compañeros y compañeras no le dan el justo valor a la institución; aquí me dirán jala bola (hala bola), pero la recién administración del Inces Portuguesa, bajo el mando del ingeniero Iván Abreu, Marlon Herrera en Formación Profesional y Miguel Herrera, El Bueno, como asistente en el Gerencia Regional, da cuenta de su intensión de transformar al Inces en un ente volcado al pueblo y de puertas abiertas a los trabajadores y a las necesidades educativas del portugueseño, pero será que el deseo de esos camaradas ablandarán el corazón del raterito o raterita que se lleva la grapadora del escritorio, será que la labor de Abreu y los Herrera convertirá el desamor que algunos tienen hacia el Inces, en buenas acciones y desempeño eficiente, de nada valdrá que los jefes sean enviados celestiales o los hijos favoritos del Dios verdadero: Jehová, es más, aunque se sentara Jesús Cristo a gerenciar el Inces estoy seguro que el hablador, habladora, el carrero, la carrera, el escuálido o el falso chavista no mejorarán su actitud. No estoy triste, ni molesto, ni enojado, como diría el poeta zuliano: Udón Pérez, estoy arrecho que se ha perdido mucha mística y hasta la reserva moral de unas cuantas instituciones emblemáticas de Venezuela. Frente a ese escenario, alzo mi voz, como estoy seguro que muchos en el Inces hacen, desenvainando día a día la honestidad, el trabajo productivo, el amor por la patria, por el Inces; se me hace difícil meter a todos y a todas en un saco, mas cuando aquel proverbio chino señala: "El que generaliza siempre equivoca", sin embargo y como dijo un camarada del CFS Industrial, "vamos a meter la OLP aquí en el Inces para ver que joyitas trabajan aquí". Un abrazo a todos mis colegas del Prensa Inces Caracas, en especial a los panitas: Federico, Freddy, Hipólito, Ivaldo, los Fernandos, Maggy, quienes también les ha tocado lidiar con situaciones propias del desempeño periodístico y con los "amigos de lo ajeno", a los que no nombré, tranquilos que la lista es muy extensa y no me da el papel para incluirlos, aun así, felicitaciones, un abrazo a los que son y somos Inces de cuerpo, pensamiento y alma, a los que amamos al Inces de corazón y por convicción y aquellos que solo viven de la institución pensando en el 15 y el último o de cuándo llegan los cesta ticket, que Dios salve sus almas, porque están muertos en vida.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1495 veces.



Cruz Mario Silva

Representante de Periodista por la Verdad, miembro del Frente de Comunicadores Socialista y de la Plataforma de Periodista Socialistas en el estado Portuguesa. CNP 8739 CRGV 1753.

 periodistacruz@yahoo.es      @periodistacruz

Visite el perfil de Cruz Mario Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Cruz Mario Silva

Cruz Mario Silva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a212544.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO