Evitar juzgar como mentiroso, al que maneja conceptos ineficientes

Para cualquier pensador o escritor lo que dice o escribe, es de acuerdo a las informaciones que han almacenados en el cerebro y los que les facilita el Universo. Sin embargo, es el alma que direcciona, las palabras, conceptos y argumentos; en la estructuración de conocimientos. Aunque también tiene la facultad de facilitar los conocimientos universales, en sentido intuitivo. Unas veces como verdadera y otras veces como no verdadera. Lo cual se puede deducir, que existen conocimientos verdaderos y conocimientos no verdaderos. El proceso para que los conocimientos verdaderos, tengan posibilidades de verdades, es necesario, que determinar el porcentaje mínimo de errores. Se tiene que estimar porcentaje menores al mínimos, para ser considerado como verdad.

Nivel Espiritual.

Los expertos, han determinados que el consciente almacenan en el subconsciente, lo que considera que son conceptos ideológicos, impregnados de verdad; que no necesita ser procesado. Y la orden es impartida, por el alma. Que al ser contaminada, por variables cualitativas «pecados» que inducen errores. Al considerar que en la naturaleza, los conocimientos son verdades y el ser humano, como un macrosistema; que ha sido creado bajo el criterio de perfección. Por lo tanto, lo errores es inducido por los pecados capitales: soberbia, avaricia, envidia, ira, lujuria, gula y pereza. Lo cual se puede deducir, que al evitar esos pecados, las construcciones en la realidad sensible direccionada por el alma, cada dia estaría incrementada de más energía espiritual.

Si se parte que los conocimientos son universales y están disponibles para los seres humanos, según el nivel espiritual. Todo se reduciría en evitar los pecados capitales. Sin embargo, los seres humanos al cultivar los conocimientos y al estructurarlos como conceptos; cometen pecados y contaminan el alma, y las conciencias, almacenan en los subconscientes, conceptos ideológicos contaminados. Y los conceptos de la realidad sensible, mediante la profundización conceptual, y mediante la dialéctica, en las confrontaciones de ideas; logra, elevar el nivel conceptual, con posibilidades de menos errores. Y mejorar el nivel espiritual.

Comportamientos humanos.

Existen muchas formas de comportamientos humanos. Si se atribuye a los seres humanos libre albedrío. Y si se les instruye, que bajo ningun concepto tienen que cometer pecados. Y si los cometen, son por debilidad espiritual. Esto significa, para que los pueblos puedan trascender, necesita un fuerte liderazgo espiritual, para lograr la masificación, con cierta magnitud; que pueda ser direccionado para alcanzar la justicia, la paz y amor.

Las organizaciones humanas, han instrumentado la política, con la finalidad de direccionar el comportamiento de los seres humanos. Para eso, es importante, que se estructuren adecuadamente los conceptos. No solo que se comprendan, sino también que se interpreten. La sola comprensión, permite la manipulación, porque no es evidente ningún hecho que demuestre que está en el camino de la verdad. Para eso, requiere ser interpretado, donde el corazón forma parte fundamental. Porque los sentimientos sí reflejan, que se está en el camino de la verdad. Y si es el amor lo que demanda los seres humanos, lo sentimientos es la evidencia y la garantía, es que el amor es energía vital; exclusiva de los dioses.

Aunque se puede inferir, que la intencionalidad del creador, es crear seres perfectos. Los pecados distorsionan ese objetivo y por consiguiente se hace muy lento el crecimiento espiritual. No basta en ser expertos en lo externo, sino también en lo interno. Implica la necesidad de entender las variables cualitativas. Para eso cumple un papel fundamental, la Iglesia. Que ha sido manipulada por intereses, adquiriendo parcialidad política, contaminando el alma, con pecados. Que al no poder contaminar el subconsciente de los pueblos, optan por el silencio en algunos casos y en otros, exteriorizando indicios de pecados y sin la capacidad de asumirlos.

Pueblos, gobierno y líderes socialista.

Un pueblo que apoye, al gobierno socialista y bolivariano, por seguir permitiendo vivir dentro de los límites de bordes de las incertidumbre. Siga protegiéndolo mientras trabaja y adquiere conocimientos, respetando el silencio de las penas y el ruido de las confusiones. Que los ame, con el corazón y no por los temores de perder las elecciones. Que lo estimule en la búsqueda del camino hacia la verdad, aunque pueda caer en el desengaño. Tolerancia, mientras se persiga el sueños, a veces retrasados por las ilusiones; protegiéndolo contra los manipuladores. Seguir fomentando estrategias, para que los pueblos se conozcan entre sí, y aun en tiempo difíciles. Buscar la armonía y evitar las discrepancias. Fomentar la unión, para hacer crecer en bondad y comprensión.

Líderes socialista, en el continuo esfuerzo por conocer al ser humano, tiene que cultivar comportamiento, que facilite el generar sentimientos. Se han desarrollados conceptos ideológicos con carácter subliminal, como verdad. Al ser almacenado en el subconsciente, desarrollan los hechos para generar efervescencias políticas. Al no sincronizar el momento de generarlos, para que impacte en el subconsciente. No se dispara la voluntad psíquica y en consecuencia, cunda el ridículo. Pero en caso, que alcance el blanco, se generan situaciones con altos costos de vida y materiales.

Que den tiempo para seguir trabajando con opción al triunfo, pensar la mejor forma, para ejercer el poder, para jugar y seguir levantando juventud sana, seguir fomentando las lecturas, para acceder al conocimiento, fomentar la amistad, como el camino de la felicidad, permitir soñar, para darles riendas sueltas a la imaginación. Fomentar amar y ser amado, como privilegio de los dioses. Con ejemplos, para convencer, que el tiempo es muy corto para ser egoísta y seguir fomentando actos que generen risas, como la música del alma.

Se requiere.

En los inicios del Siglo XXI, pensadores y escritores revisen conceptos políticos más importantes. Los hay mal estructurados, incompletos y deficientes, unas veces como verdades, como verdaderas y como mentiras. Lograr conceptos bien estructurados, como evidencia que se está en el camino de la verdad y las garantías, es el impacto en el corazón. Evitar juzgar como mentiroso, el que maneja conceptos ineficientes, mediante la comprensión y el entendimiento; es darle la mano para reconducirlos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1138 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: