Quinto malo

Esperando a ver qué sacan…

La frase que me sirve de titular para esta nota de opinión, la he escuchado varias veces entre personas que se mantienen al interior de los supermercados, superfarmacias y otros superestablecimientos que acaparan y racionan o administran la exhibición y venta de los productos, según el interés que tienen por mostrar el efecto sicológico y mediático que producen las colas, los comentarios dentro de las mismas y el estímulo a la situación de indefensión de usuarios, clientes o compradores.

"Esperando a ver qué sacan" denota sumisión, pero también expresa el convencimiento, por parte de quien la proclama, de que algo está acaparado, escondido y que, muy pronto se va a exhibir ante sus ojos. Denota que está en el lugar adecuado. En el sitio donde le han despojado, escondido y encarecido los productos que necesita y que ahora se los entregan en estratégicos escenarios planificados para acabar con paciencia y conciencia de usuarios, en un mismo instante.

Lo sorprendente es la pasividad y el arrodillamiento de quienes, sabiendo que están en el negocio de unos acaparadores y especuladores, la actitud sea de reverencia y no de condena ante ellos.

Lejos de protestar o hacer la debida exigencia ciudadana, a lo que se recurre es a drenar de insultos culpabilizadores, contra la Revolución Bolivariana, contra el chavismo y, particularmente, contra el Presidente Nicolás Maduro, a quien tienen en "la mira", convencidos de que es el "talón de Aquiles" de nuestra Revolución Bolivariana y Chavista.

"Esperando a ver que sacan" y "voy a ver qué hay" son las dos frases que reflejan más claramente el estado de sometimiento y alienación de ciertos sectores que son víctimas de la ideología dominante. No son capaces de identificar al enemigo de clase auténtico. Se someten, con absoluta y acrítica sumisión, a los designios de quienes les utilizan para avanzar en su guerra económica y en los planes de desestabilización y contrarrevolución en Venezuela. Se hacen eco de las consignas derechistas y le prestan un flaco servicio a la patria apoyando inconcientemente los planes imperiales de arrancar la soberanía a Venezuela.

En fin, la guerra económica avanza hasta con la complicidad de muchas de sus víctimas sin conciencia. Y es allí donde está el centro de la contraofensiva revolucionaria, en la derrota de la ideología dominante y el fortalecimiento de la conciencia proletaria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1347 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a211986.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO