La terca historia: abominable herencia y la mala memoria

Corrían los dramáticos días de la Guerra a Muerte; y como suele ocurrir, voces foráneas mostraban su preocupación por los asuntos internos de otras comarcas, y en este caso intermediar por la suerte de los prisioneros españoles en nuestra guerra independentista. En este sentido reseño este pequeño trozo de una larga carta enviada por El Libertador Simón Bolívar al Gobernador y Capitán General de la isla de Curazao y otras dependencias (*), desde el Cuartel General de Valencia, el 2 de octubre de 1813.

"…el español feroz, vomitando sobre las costas de Colombia, para convertir la porción más bella de la naturaleza en un vasto y odioso imperio de crueldad y rapiña; vea ahí V.E. el autor protervo de estas escenas trágicas que lamentamos. Señaló su entrada en el Nuevo Mundo con la muerte y la desolación: hizo desaparecer de la tierra su casta primitiva; y cuando su saña rabiosa no halló más seres que destruir, se volvió contra los propios hijos que tenía en el suelo que había usurpado" (1)

En esa misma carta y luego en otra que al año siguiente envía a Richard Wellesley, (*). Bolívar hace un largo recuento de las atrocidades de los españoles, contra ancianos, mujeres y niños, que solo recogerá la historia como los hechos más abominables que la perversión humana pueda engendrar.

Hoy día la clase política de la derecha española, ha perdido la compostura, y ha entrado en una grave fase de la desmemoria; pues no solamente están pendientes estos hechos de lesa humanidad en la historia colonial americana; sino que en las primeras décadas del Siglo XX, impusieron a un monstruo fascista en el poder, como lo fue Francisco Franco, caudillo de España" dizque por la gracia de Dios", más bien sería por la mano del nazi fascismo, quien asesinó a lo mejor del humanismo ibérico y cuyo cordón umbilical se ha extendido demasiado en el tiempo como herencia de esa clase política.

Pero hay mucho más en el déficit democrático y humano de la Europa colonial, de la cual importante socio era España. Ahora resulta que los africanos que están llegando de manera" ilegal" por centenares y miles a las costas europeas, se han vuelto una "plaga" y cuyas precarias embarcaciones atiborradas de hombres mujeres, ancianos (as) y niños son amenazadas de hundimiento en pleno mediterráneo.

Ahora nos preguntamos: ¿Bajo qué estructura legal invadieron ustedes esos territorios africanos? ¿Quién los autorizó al saqueo? ¿Quién les dio permiso para la captura y trata de esclavos? ¿Dónde están y como se expresan hoy los grandes capitales acumulados por las grandes compañías organizadas con alta eficiencia para la exacción de esos pueblos: La Guipuzcoana y decenas de compañías europeas?

Alguien podría responder, eso ocurrió hace muchos años, ciertamente, pero esta situación se mantiene viva, con los mismos actos de crueldad del ominoso pasado, salvo que, pareciera que nos hemos acostumbrado y vemos la permanente agresión a que son sometidos esos pueblos por las naciones capitalistas técnicamente desarrolladas como, ver llover, puesto que nos han metido hasta en los huesos que esas sociedades con culturas diferentes a las nuestras son salvajes. Pero la historia es una vaina que se la pasa rondando por allí y es terca como ella sola.

Pareciera que volviésemos al mundo antiguo, cuando las organizadas legiones romanas invadían pueblos, imponían tributos y leyes a los pueblos y otras veces desposeyéndoles de tierras y querencias, y esclavizándoles , que hasta un hombre pacífico como Jesús se les alebrestó y como se dice los ríos recobran su cauce.

Cuando aquellos pueblos señalados de" bárbaros" derrotan a los organizados y civilizados romanos invadiendo sus ciudades, se vino el mundo abajo, pero el mundo de los romanos tal como estaba concebido en esos tiempos. En estos momentos hay graves fisuras en la unión europea, hay un quiebre del estado de bienestar social y el antiguo pujante capitalismo sufre grave deterioro, pues cada vez más se concentra en pocas manos la riqueza acumulada y nuevos rumbos transita la economía mundial.

Venezuela también presenta un déficit democrático y humano. En los cuarenta años del Punto fijismo, a la población se le dio un tratamiento de país ocupado, con el cuento del "Mundo Libre", y de la lucha contra el comunismo, atendiendo instrucciones foráneas, se constituyó una entente represiva integradas por: la alta dirigencia política de AD, COPEI y URD, apoyada por empresarios locales y las transnacionales que aquí tenían vitales intereses. Las Fuerzas Armadas y la Policía, fueron entrenadas y aleccionadas para sofocar a cualquier costo la disidencia. Las consecuencias de aquel Estado terrorista se cuentan en millares de víctimas.

Esto es historia reciente, por allí todavía andan familiares de los asesinados y desaparecidos, y todavía andan también por allí los responsables y represores de entonces; ancianos es cierto, pero con herederos políticos, y sus antiguas agrupaciones mermadas, también es cierto, pero aun con esa herencia pretender representar al pueblo venezolano en la Asamblea Nacional. Son herencias que hieren sensibilidades y que son el reflejo de un grave y viejo virus que permanece entre nosotros: la impunidad y no me refiero solamente a la sanción legal, sino a una más grave la vergüenza y la ética.

En estos momentos los venezolanos estamos ante una coyuntura histórica que nos exige la mayor agudeza, las mayores consultas, abrir las experiencias de los libros, oírnos, controlar el YO, hasta donde sea posible, expresarse, abrirnos al debate, no confundir la opinión de mi grupo con la visión del país, evitar el triunfalismo sin perder la emoción, y sin caer en el pesimismo, revisar con sensatez las políticas públicas para corregir las deficiencias y errores. Las elecciones de diciembre no van a definir el rumbo nacional, sin que esto niegue que sea un evento muy importante. Lo que sí es cierto y es necesario decir que tal como van las cosas se presenta compleja la situación y estos meses van a requerir de mucho liderazgo para incidir en ese evento y avanzar.

Por otra parte, en una revolución nunca las aguas estarán tranquilas, sería una contradicción que la negaría, eso implica toma de decisiones, que en algún momento pueden ser muy duras, es un serio problema de criterio político, y hablando de ello en una Carta de Bolívar, que dirige a la Municipalidad de Barinas, con motivo de la remoción del ciudadano Manuel Antonio Pulido, gobernador de Barinas, en diciembre de 1813, en plena guerra a muerte; allí hay un interesante "Por ahora":

"…yo he representado todas estas razones al gobernador político que era de ella, haciéndole ver que Barinas debía considerarse como un país conquistado, y le he significado que en consecuencia le separaba por ahora del mando, explicándole mis demás resoluciones…" (2)

EN HONOR AL CUMPLEAÑERO HUGO CHÁVEZ QUE ESCOGIÓ LA REVOLUCIÓN COMO FORMA DE VIDA.

LA REVOLUCIÓN ES CULTURAL

(*) Curazao en ese tiempo estaba bajo el dominio británico

(1)Bolívar, Simón/Carta al Excmo., señor Gobernador y Capitán General de la isla de Curazao y sus dependencias/Cuartel General de Valencia, 2/10/1813/En Cartas del Libertador Tomo I/(1799-1817) Págs. 88-94/ Banco de Venezuela/Fundación Vicente Lecuna/Caracas-1964.

(*) Wellesley, Richard, Marqués de, prominente e influyente político británico, quien siendo Secretario de Estado del Imperio Británico, en 1810, recibió a la delegación venezolana integrada por Bolívar, Andrés Bello y López Méndez

(2) Bolívar Simón, / Carta a la Ilustre Municipalidad de Barinas/Valencia, diciembre de 1813/ en Op.cit, págs., 113-115.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1158 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a211527.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO