Pildoritas 79 (año VIII)

Qué fácil es……..

Es que hacer oposición es muy fácil y más cuando la mayoría de los medios de comunicación le han declarado la guerra al gobierno, en represalia porque en buena hora, les quitó su pretensión que ya se había impuesto, de erigirse en el llamado "cuarto poder", exigiendo cuotas de poder, o en base a los chantajes contra quienes decidían, quién iba en cuál lista para cargos salidores de parlamentarias, qué y cuantas embajadas, les reservaban, cuántas licencias de importación les asignaban, cuántos contratos para construcción de infraestructuras a nivel nacional les otorgaban, en fin una manguanga tal, que aquí se hacía lo que ellos disponían,

Ahí estamos cargando aun con la rémora de uno de los prototipos beneficiado de esas componendas contra natura en una democracia, como es quien casi, producto del odio de millones de disociados, mas no de sus méritos y menos de su formación intelectual, ni moral, logra ser presidente de este país y que ahora derrotado como ha sido, probadamente incompetente como ha sido, famoso por su dificultad para expresarse con lógica como ha sido, puja por permanecer en la palestra y llega al extremo de colocarse contra la patria, al emitir declaraciones que le colocan al lado de quienes nos despojaron de buena parte de nuestro territorio que hemos conocido como la Guayana Esequiva, situación que en estos momentos, en su crasa ignorancia, cree puede servirle para promoverse como ha sido su obsesión, cual líder, de un sector del país que al no tener de qué palo ahorcarse, opta por dejarse utilizar por alguien que no pasa un simple análisis de nada, que pudiese asignarle alguna virtud como para estar al frente de un país y menos como el nuestro, destacado como ha sido en la historia de los pueblos, por haber parido hombres de verdad, de la talla de nuestros libertadores y del más reciente de ellos, el bien llamado gigante, quien lo colocó en su sitio y lo mostró al mundo como lo que es, uno de esos personajes que bien describió el escritor venezolano Pedro Emilio Coll al llamarlo "diente roto" en su novela.

Es verdad como ya lo afirmé, muy fácil hacer oposición, también cuando se pisotean los principios morales y patrios y se hipoteca el futuro a grandes potencias, aceptando dádivas comprometedoras, como ha quedado probado hasta el cansancio con las llamadas ONG., que no son más que fachadas para burlar los controles estipulados en las leyes.

Solo que en el caso venezolano, les ha quedado cuesta arriba, porque al carecer de líderes, que generen credibilidad, se quedan en el aparato cada vez que van a una contienda electoral, pero además porque han sido incapaces de erigirse en alternativa, ya que todo lo que podrían ofrecer está haciéndose, o en planes, como el llamado "Plan de la Patria" que es el legado del más grande, después del Libertador al frente de este pueblo y en el que no olvidó nada para el logro definitivo de la mayor suma de felicidad de la mayoría de los venezolanos.

Por ello la reacción de la derecha, por ello mientras critican una inseguridad que se está combatiendo como jamás se había hecho, la aúpan, introducen paramilitares desde Colombia, conspiran contra la economía, haciendo todo lo que pueden con su poder de dominio del comercio de bienes y servicios, para crear una crisis que eleve la inflación y prive a los venezolanos del acceso a lo necesario para subsistir.

Llevan dos años en ello, haciendo mucho daño, antes cuando el paro petrolero, nos pusieron a prueba durante más de 60 días, sin prever que ello sirvió para que el pueblo aprendiera cómo es que se resisten acciones desestabilizadoras, sin necesidad de llegar a la guerra fratricida, que es uno de los objetivos de la oposición venezolana.

Y ese es su error, no han sabido interpretar a este pueblo, que ya abrió los ojos de tal manera, que sabe muy bien de dónde vienen los tiros y en el momento en que tenga la oportunidad sabrá cobrarse las afrentas a que ha sido sometido.

La prueba más contundente de que tenemos una oposición sin un ápice de amor patrio, es lo que ahora mismo está en el tapete, en relación con la justa reclamación del territorio Esequivo que nadie duda es venezolano, enmudecen, casi que se pliegan a los gritos destemplados del mandatario Guyanés, son tan poca cosa, que desaprovechan la oportunidad de reivindicarse, aunque sea muy poco ante los ojos de la mayoría de este pueblo, que ha demostrado con creces ser patriota y amar a su Patria, pero bien, qué se puede esperar de alguien que aun no ha asumido la octava estrella de la bandera, que aun no ha sido capaz de manifestarse contra un decreto previo a una invasión lanzado por el imperio, en una clara demostración de su supeditación, que hace fiesta cuando el precio del petróleo se vino abajo, que puja porque los índices de inflación, las colas y demás males que ellos mismos han creado, se intensifiquen, y que desde ya se preparan para crear el caos cuando, como va a suceder, sean otra vez derrotados el próximo 06D.

Pero eso es lo que hay, que le vamos a hacer, solo esperar que se consuman en su propio desierto y que no escapen a la reacción que los pueblos están mostrando en los últimos tiempos contra sus verdugos, a nivel del mundo.-

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1149 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: