Dr. Giordani: No era necesario

Dr. Giordani, con todo respeto permítame estás palabras: Créame que todos nosotros hemos entendido que usted, fue uno de los hombres de confianza de Hugo Chávez, y que tal vez cuando habla de esa disputa que según usted, existía y existe por el poder. Pues nos imaginamos que al igual que todos usted, también aspiraba haberse ganado ese puesto como sucesor de Hugo Chávez. Esa hipótesis que usted, supone no es sino una herida abierta de un deseo que no pudo satisfacer, y hasta es entendible, por algo estuvo al lado de Hugo Chávez durante tantos años.

Lo mínimo que una persona aspira después de haberse entregado por completo a algo, es un reconocimiento .Pero es que las hipótesis en estos casos no son válidas, por una simple razón. Si, Chávez como Ud. Lo dice habría mermado sus capacidades físicas, pero no sus capacidades mentales, jamás creeremos que Hugo Chávez actúo bajo coacción. El hombre que vimos dirigir su último mensaje al país, era el mismo hombre fuerte de carácter, con voz de mando y segura, al que estuvimos acostumbrados durante quince años. Tal vez mermada su salud, pero lúcida su mente. Además no podemos olvidar que Hugo Chávez designó a Nicolás Maduro como Canciller de la Republica.

Luego ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, y el 10 de Octubre de 2012, fue designado Vicepresidente de la República, lo que nos da para pensar que durante todos esos años, Chávez estuvo entrenando su sucesor, un hombre tan estratega como fue Chávez, tenía que estar preparado para cualquier circunstancia, ya que las amenazas a su vida fueron constantes, no es nada casual que fuera después del 10 de Octubre que Chávez lo designará como Vicepresidente de la República, si de acuerdo a lo que dice el propio Giordani se conocía la gravedad del comandante.

Recordemos que desde 1993, Chávez contó con la lealtad irrestricta de Nicolás Maduro, y desde el mismo momento que Chávez ganó su libertad siempre se le vio acompañado de Maduro, jamás nos enteramos que el hoy presidente, haya abandonado a Chávez por no estar de acuerdo con sus decisiones. Como si lo hizo usted, Dr. Giordani. Allí lo dice, una vez lo sacó él, del gobierno y otra renunció usted, por no estar de acuerdo con él.

Después del deceso del comandante, Nicolás Maduro retomó la lucha que Chávez había librado junto al pueblo, entonces Chávez no estaba, ni obligado, ni confundido, allá aquellos que tenían secreta o abiertamente pretensiones de sucederlo. Y hoy confirmamos porqué, no estaba equivocado, supongo que esas regalías de las que el Dr. Jorge Giordani habla en su supuesta carta enviada a Chávez, son las que le han traído felicidad al pueblo, vivienda, educación, salud, tecnología etc. Que hoy a pesar de la crisis existente el gobierno ha tratado de sacar a flote y mantener.

Y hay algo muy importante 28 meses de siembra tiene nuestro líder, y en todo ese tiempo nunca hemos oído hablar a Nicolás Maduro ni a sus colaboradores más cercanos de como fue la enfermedad de Hugo Chávez en la intimidad.

Estoy segura que a él, le hubiera gustado que su pueblo lo recordara como ese hombre, fuerte, lleno de vida, vigoroso y amante de la patria, que nos acostumbramos a ver, y hasta hoy que leí su entrevista, esa era mi visión, ese hombre que hasta ese 8 de diciembre de 2012, nos pidió y nos guío para seguir adelante con Maduro, llegado el caso que ya él no pudiera continuar, qué fue lo que sucedió.

Ese hombre invencible hasta ese momento, no nos dejó a la deriva. Así que Dr. Giordani el cuento de la mesita estaba demás, ese fue un momento íntimo del comandante con aquellos que consideraba sus hombres de confianza, y conocemos los estragos que hace esa enfermedad, pero le aseguro que el pueblo que lo amó y lo ama, prefiere tener la imagen del Chávez convertido en roble que trató de cubrir con sus ramas a su pueblo. Y no la imagen del árbol caído del que usted hoy, trató de hacer leña.

Fue usted, muy enfático al hablar de la privacidad del Chávez humano y enfermo, cuando en realidad las preguntas iban dirigidas al Chávez mandatario y a sus decisiones políticas.

Pero en algo tiene razón el señor Giordani, Chávez era un ser humano con errores y virtudes, como somos todos, su principal virtud: Entregarse por completo dejando su propia vida de lado para ayudar a los demás, su gran error: Confiar demasiado en las personas y creer que todos los que lo rodeaban tenía su mismo sueño.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10829 veces.



Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor