De que se debe hablar, de que no se debe hablar

Los procesos políticos y sociales son así contradicciones, dificultades, fallas, virtudes, avances, retrocesos, complicidades, silencios, palabras honestas y comentarios agrios, gente que admiramos y acompañamos, nuevas maneras de enfrentar las cosas cotidianas, búsqueda del pasado, libertad de pensamiento, palabra, movilización, igualdad ante la ley, fraternidad con los menos favorecidos.

Nada es secreto todo se discute y por doloroso que sea, la personalidad de cada quien juega un papel fundamental unos juegan dentro de cenáculos, otros hablan en los corredores, algunos se expresan en los medios, otros envían cartas "secretas" desde alguna embajada y acosa a algún trabajador, otros denuncian públicamente.

Lo cierto es que nos enfrentamos a veces a el intento de un silencio decretado y algunos llaman al silencio y comienzan a decir lo que se debe o no se debe decir, cuando, como, en que forma, con cual ropa, en que lengua, por ejemplo no se debe decir que:

Que a algún amigo lo robaron en la calle.

Que en la cola para comprar a precios justos se venden los lugares y a veces mas de uno va a comprar para bachaquear.

Que las Escuelas de Artes en provincia están olvidadas y son lanzadas a la orilla de los presupuestos regionales.

Que no todo el GPP es de izquierdas.

Que no toda la oposición es de derechas.

Que Alcedo Mora sigue desaparecido y el gobierno ni se inmuta.

Que debemos hablar aunque la Fiscal mande a callar.

Que ya el cerco mediático a nivel nacional es mas un cuento que un hecho real.

Que los medios realmente alternativos son pocos y cada día menos.

Que en los partidos sea el GPP o la MUD no se discute de política y todo se reduce a maquinarias electorales.

Que José Antonio Velásquez si el mismo que escribe en APORREA es dueño de la verdad absoluta y gestor de absoluciones revolucionarias (al parecer).

Que a Sabino Romero lo persiguieron, apresaron, acosaron desde el gobierno y todavía a los pueblos originarios no se les hace justicia.

Que ni la Fiscalía, La Defensoría del Pueblo, Gobernación del Estado Mérida dicen algo acerca de Alcedo Mora y parece ser que desean poner el caso debajo de la alfombra.

Que la batalla por la dignificación de la república se mantiene, que los partidos políticos obedezcan la línea vertical, horizontal, cruz grande o cuatro esquinas.

Que el pueblo está en la calle desde hace mucho, el 27 de febrero no enseño que el pueblo es sabio y además sabe combatir y sigue el combate.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1024 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a210497.htmlCd0NV CAC = Y co = US