Quinto malo

Recomendaciones de calle para detener la guerra económica y el bachaqueo

Me resultará difícil hacer una lista exhaustiva de todo cuanto se escucha en las calles acerca de cómo enfrentar la guerra económica y el bachaqueo. Prefiero hacer una breve reflexión tomando como puntos de partida lo sugerido o exigido.

Lo primero que me impacta es que, pese a los que pudiese creerse, nuestro pueblo patriótico, revolucionario y, en esencia, socialista, está mucho más consciente de lo que pudiese imaginarse. Es capaz de identificar al enemigo de clase, sabe dónde está la causa de los actuales acaparamientos en alimentos y enseres básicos, entiende quién fomenta el bachaqueo, aunque quizás no sepa exactamente cómo logran tener largas colas, casi permanentes, al frente de supermercados o cadenas de perfumes y fármacos.

También me llama la atención que, pese a todo el empecinamiento mediático, nacional e internacional, la culpabilización de Nicolás Maduro no se haya evidenciado en las últimas elecciones internas del Psuv, a las que consideraron podrían afectar con el desasosiego creado por sus acciones terroristas de mercado.

En la calle se escucha acerca de la necesidad de expropiar a los ricos, a los acaparadores, a quienes fomentan el hambre, la angustia y el terror, al lado del inclemente bachaqueo que les incrementa sus ingresos al tiempo que impone precios dolarizados (¿Today?) para el pueblo de a pie, el más necesitado.

Expropiar para cambiar las relaciones de producción, se entiende. Y se entiende así, porque al lado del mandato de expropiación se exige al gobierno una supervisión sobre lo expropiado de modo que la producción se haga de forma auténticamente social e igual, también en su distribución y consumo. Sin fines de lucro, pero tampoco de pérdida.

Otra medida que las calles afirman es el control cambiario de divisas y, unido a ello, la reafirmación soberana del Bolívar como moneda venezolana de curso legal, para cualquier tipo de transacción. Un solo tipo de cambio y sin fluctuaciones complacientes. Ajustado a las políticas económicas que defina el Estado venezolano en función de avanzar en la construcción del socialismo.

Por último, en esta triada de medidas contra el terrorismo económico que, además comienza a extenderse hacia otros países de gobiernos progresistas y antiimperialistas, fortalecer a Mercosur en materia de producción y distribución con fines solidarios entre los pueblos de Nuestramérica.

En fin, las calles están hablando. El pueblo proletario, trabajador e históricamente empobrecido por la voracidad del gran capital, está dispuesto a seguir diciéndole ¡basta! Y, estamos convencidos de que los gobiernos que se han dado estos pueblos, serán escuchados por los mismos, porque estos son gobiernos obedientes a sus pueblos.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2854 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a210143.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO