Contra la ilegal devaluación real inducida del Bolívar, decrétese una urgente paridad nominal y oficial...

...Entre el actual Bolívar fuerte y un nuevo bolívar bolivariano

No estamos planteando para nada la aburguesada, tradicional y contraproducente devaluación del bolívar frente al dólar, no, definitivamente no. La experiencia con el Control de Cambio (CC) y su correspondiente paridad cambiaria con la moneda del imperio no ha sido la mejor[1], y, más bien, ha traído la presente devaluación inducida por fabricantes y comerciantes dolidos-como se hallan-por haber perdido el poder absoluto sobre toda la Renta Petrolera, más allá de la fabulosa riqueza obtenida a través de un CC muy frágil y hasta complaciente[2], habida cuenta que las subas de precios en bolívares se traducen necesariamente en una pérdida del poder adquisitivo del bolívar, en una revalorización continuada del dólar que deja a un lado, cual letra muerta, la paridad nominal de nuestra moneda frente a esa divisa.

A nuestro juicio, ante esa mutación real y permanente de dicha paridad Bs.F. /$, pareciera que al Estado[3] no le queda otra salida que la de devaluar oficialmente el bolívar y reemplazar el circulante actual, que se halla caracterizado por billetes bancarios devaluados con su correspondiente cono monetario, con una nueva paridad del bolívar actual con una nueva moneda que podría llamarse bolívar bolivariano, digamos con una paridad 1BsF/10Bs.F.

De esa manera y obviamente, el Estado recuperaría una buena parte de los bolívares actuales, de las divisas petroleras que mediante esas devaluaciones inducidas por fabricantes y comerciantes han trasegado para su arcas, y burlado así el CC que pretendió evitar la fuga de dólares conseguidos en mercado libre , pero, una fuga que continúa, no ya en dólares directamente recibidos del Estado, sino en bolívares devaluados por esos fabricantes y comerciantes tanto nacionales residentes aún aquí como los exiliados.

Digamos que la fuga de capital que ese CC ha frenado y que hasta ahora han compensado con los obtenidos de CADIVI y más recientemente con sus equivalentes en el bolívar vigente debe ser revertida mediante esta nueva paridad frente al dólar, pero en términos de un nuevo bolívar-el bolivariano, por ejemplo- que valdría 10 Bs.F. c/u.

Como quiera que los pensionados y trabajadores, en su mayoría, sólo cuentan con sus salarios y pensiones, estos recibirían la misma cantidad de bolivarianos, o sea, para ellos la paridad sería 1/1 porque contra ellos no va la medida cambiaria, sino contra quienes han trasegado, robado y arrancado a dichos trabajadores y pensionados sus salarios y pensiones y hasta sus pocos ahorros.

Con esta medida cambiaria, el Estado les estaría oficializando la devaluación por ellos inducida.


[1] No podía haberse esperado otra cosa, aunque los sesudos de la Ingeniería Económica que siguen privando en la presente Administración hayan pensado e imaginado otro resultado.

[2] Pensamos que la tardanza en revelarse los nombres de quienes se llevaron aquellos 20MMM de $, a través de un CADIVI irregular, pudiera responder a la vergüenza y mea culpa de los funcionarios responsables burlados, quizás, en su buena fe.

[3] ¡Ojo!, al Estado como un todo, porque estos cambios inducidos en nuestra paridad oficial está perjudicando a toda nuestra economía, a todos los venezolanos sin distinción política alguna. Cualquier opositor al gobierno debería pasearse por esta realidad de cara a corregir sus personal criterio sobre quiénes son sus verdaderos defensores como personas, como venezolanos, al margen de posturas derechistas o izquierdistas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3496 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: