Salvación de la especie humana de Hugo Chávez y la encíclica del Papa Francisco

En Junio de 1993, se celebró jornada  de análisis ecológico de cada uno de los Municipios del Estado Táchira. Se trató aquella actividad de un encuentro de funcionariado tanto del Ministerio del Ambiente, gobernación del Táchira y las 22 Alcaldías existentes para aquel entonces.

Era un diagnostico que se había hecho el año anterior, pero que no se llevo a acabo, en razón al momento coyuntural por el que estaba atravesando política y económica y moralmente el país. El Escenario fue el auditorio de la Casa Sindical de San Cristóbal, donde desde muy temprano la mañana hubo desfile de alcaldes haciendo lectura de un folleto que describía a groso modo las características de cada jurisdicción territorial; ciertamente en mi criterio aquello en verdad no reflejaba de ninguna manera la realidad medio ambiental de esos espacios  geográficos, es decir el diagnostico o descripción del estado actual del ambiente había sido barnizado para que todo pareciera que todo esta bien.

A quien aquí habla hoy,  correspondió intervenir en la segunda tanda que comenzó después del almuerzo, (hora pesada por cierto). Y desde allá arriba donde esta el pódium de oradores, observe que en ese encuentro ecológico no  estaba el sujeto que  correspondía estar ahí, solo  funcionarios públicos de mi ministerios, gobernación y alcaldías (Es decir, no estaba la gente del campo y menos aún de la ciudad que decíamos estar diagnosticando ambientalmente).

En cuanto a mi respecta, había escrito unas cinco cuartillas, que pretendía  describir desde mi óptica la visión que había recogido en sito de mi municipio, dejando de lado el folletín que pre elaborado  un año antes, seguramente desde  cuatro paredes de una oficina  gubernamental. El publico que ocupaba el auditorio estaba un tanto distraído, había mucho ruido, entonces  comencé a golpear con mis dedos el micrófono hasta que los presentes fueron haciendo silencio;  instante que aproveche para saludarles con la frase: –“Buenas tardes Queridos Terrícolas” lo que causo risas y aplausos (…) entonces explique que nuestro gentilicio planetario es ese “el de Terrícola”. Pero a continuación igualmente lamente que allí en ese evento de tanta trascendencia  desgraciadamente no contábamos con la presencia ni para un remedio de por lo menos:-“de Un Cavernícola de la Asamblea Legislativa” Aquello igualmente hizo que volvieran a sonar aplausos y risas (…)

Entre los Presentes  se hallaba el Secretario General de Gobierno de aquellos días, quien seguramente vía teléfono ubico al Presidente del cuerpo Legislativo quien se apersono como para enmendar la plana.

Tome las hojas contentivas de mis palabras y entre otras  ideas que recuerdo, me referí  al problema y dolor de cabeza que significaría para siempre el Gran Acueducto Regional del Táchira, sistema este que exactamente el año anterior por primera vez  había colapsado  ante la creciente que cíclicamente se origina en los ríos que alimentan a través de esa red de túneles, tanques y tuberías a cerca de un millón de almas y en ese caso  especifico tenía información de primera mano; personalmente en tanto que Diputado  había recorrido los tramos donde estaban las averías mas graves, de manera que levante un informe  acompañado de gráficas, lo que me permitió afirmar que había necesidad de replantear el trazado de parte importante de ese sistema.

Igualmente hable de la proliferación de medianos y pequeños  acueductos rurales y Sistemas de Riego, que se esparcen como venas de aluminio por la geografía de los valles altos del Táchira, donde se cultivan millones de kilos de comida vegetal; me referí a al hecho que los gobiernos de todos los niveles e incluso  sectores particulares instalaban este tipo de servicio sin detenerse a considerar dentro de sus proyectos y presupuestos,  ni un céntimo para la protección y conservación de los humedales y/o nacientes  acuíferos que son los que  suministran el fluido hídrico.

Indique en aquella chacharita, que si los Japoneses, hiciera un barrido satelital sobre los espacios por donde  se desplazaban esas tuberías, podrían considerar que aquello eran vetas de  aluminio, que bien podría gestionar su  explotación a través de concepción dada por el estado Venezolano, pero por donde con el correr del tiempo, si no cuidáramos los humedales, bosque nublados, nacientes del recurso hídrico, por esas tuberías de hierro y aluminio solo  correría  con el pasar del tiempo aire.

En aquellos días, estuvimos acompañando la creación del Parque Nacional Páramo La Negra, que fue bautizado bajo el epónimo de “General Juan Pablo Peñaloza”  y que protege espacios geográficos de los Estados Mérida Y Táchira, ya que sobre las crestas de sus altos cerros reposan como espejos de la luna unas 107 Lagunas de Origen Glacial y Peri glacial, de manera que tuvimos que crear un grupo que denominamos bajo las siglas de AMIPAR (Amigos de Los Páramos) quienes fuimos satanizados por quienes siempre han puesto su interés del capital por encima del bienestar  de los pueblos.

Hubo quienes nos aconsejaron que no nos metiéramos en eso de hablar del ambiente, que eso no daba votos, que era muy peligroso  ya que las alturas de los Páramos las habían comprado grandes ganaderos de toros de lidia y otras  tantas extensiones de la Cimarronera, estaban bajo control de extranjeros que explotaban aquellas tierras con actividad agrícola; e incluso llegaron a decirle a la gente del campo, que si algún día nosotros, defensores de la naturaleza y militantes de El Socialismo llegáramos a ser investidos de gobiernos, tuvieran presentes, que si  un árbol de su finca  o solar de su casa se les caían las hojas o cortaban una rama de él, seguro que les meteríamos presos. (No era fácil, tener la idea de luchar por el cuidado del ambiente).

Una de las tantas veces que fuimos a las lagunas de nuestros Páramos, nos topamos con sujetos extraños, es decir forasteros que habían matado un Cóndor pichoncito, y nos dio un coraje, entonces recuerdo que escribir un articulo bajo el titulo:-“El Cóndor dorado”  donde quedo narrado aquel episodio indignante.

Paso el tiempo y las consejas negativas del adversario no hicieron mella en la conciencia de aquel pueblo, quien a la postre nos llevo a conducir  los destinos de aquella comarca, la que sacamos de abajo y cuidamos con fervor, impulsando proyectos que apuntalaron a mejorar la calidad de vida tanto de los hombres y mujeres de la ciudad y el campo, para ello, trabajamos en la creación de la Mancomunidad de Desechos Sólidos de la Zona Norte (MANORTA) lo que  permitió que hoy por hoy hasta las basura de las aldeas y caseríos se recolecte y sea  llevada hasta su destino de final allá en la Finca las Marías, límites entre los Municipios Ayacucho y García de Hevia, vía  Cinco Puentes . (Por cierto, proyecto que  atraviesa actualmente  por un mal momento y requiere que el Ministerio del poder Popular para el Eco socialismo, Consejo Federal de gobierno y  la propia gobernación del Táchira, le tome en consideración y así evitar que mas temprano que tarde, vuelvan a proliferar los vertederos, léase botaderos de basura reaparezcan en las entradas y salidas de 12 Municipios, que acopian sus desechos en Manorta)

Deseo  destacar que en el primer Trimestre de 2008, en acto académico de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez, dicte clase magistral sobre el calentamiento global, trabajo que luego titule:-“El Planeta cucaracha” donde develo muchos de los riesgos  que  correr  el planeta hídrico, llamado tierra, ya que tal cual se observan las conductas irracionales del hombre, bien puede llevar al globo terráqueo a ser habitado única y exclusivamente por Las Cucarachas.

A Solicitud del Centro Universitario Nacional de desarrollo endógeno (CUNADE) dependiente de la Universidad Nacional Simón Rodríguez, escribí un trabajo referido a la necesidad de Sembrar el agua y para ello, grafique en un ensayo donde argumento la importancia de intercambiar experiencias de los pueblos del Sur, como Bolivia y Ecuador  e instalar o crear viveros de plantas autóctonas como el frailejón, y de esta manera repoblar grandes extensiones de nuestros Parques Nacionales que han sido depredados, arrasados por  la inconsciencia y/o avaricia del animal mas inteligente como es el hombre.  

Igualmente hemos elaborado y presentado por la vía de CUNADE  proyecto de Casa de Cultivo para plántulas (semillero de plantistas ) de hortalizas, que nos permitirá apoyar el programa Todas las Manos a la Siembra, tanto en los centros educativos, como  sectores particulares de la ciudad y el campo.

Como Corolario: En este tiempo, la humanidad o por lo menos muchos seres humanos buenos que vivieron y/o viven aún, han logrado abordar el tema del calentamiento global y por lo tanto han dejado y dejaran la iniciativa de luchar por todas las vías posibles para salvar la vida en el Planeta, de ellos citare solo dos: Hugo Chávez que nos dejo como legado el quinto Objetivo del Plan de la Patria:-Contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana (Contribuir e impulsar el modelo económico productivo eco socialista, basado en  la relación armónica entre el hombre y la naturaleza, que garantice el uso y aprovechamiento racional, optimo y sostenible de los recursos naturales, respetando los procesos y ciclos de la naturaleza; y el Papa Francisco, que está elaborando propuesta similar convertida en Encíclica: -“Los cristianos están llamados a proteger y cuidar tanto la creación, como al ser humano en toda su dimensión; cuidar la creación, vivir en armonía ecológica, como base del desarrollo y la paz del mundo, es una obligación cristiana y deber sagrado de labrar y conservar la tierra". Cualquier parecido en el fin, es pura coincidencia.  

Señores y señoras.

…..

(*) Palabras de Macario Sandoval con motivo de Conferimiento de Premio Conservacionista Simón Bolívar, por el Consejo Legislativo del Estado Táchira, San Cristóbal, 11 de Junio de 2015

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3151 veces.



Macario Sandoval

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor