El Bolívar, la Libra, el Dólar, el Rublo, el Yuan, etc., no confundamos gimnasia con magnesia, por favor: Ya estamos dolarizados

Aunque resulte ofensivo, el toerismo poco ayuda o lo hace negativamente en esta problemática tan delicada como es la inflación actual, esta como expresión sui géneris de Golpe de Estado, ya que el desatado descontrol de la paridad del bolívar no es responsabilidad del BCV ni de las políticas del gobierno, sino de un grupo de golpistas de la más rancia oligarquía mantuanoburguesa y terrateniente en colusión con los EE UU y la de nuevos y no tan nuevos ricos derivados de la corrupción impune que seguimos padeciendo y hasta multiplicando, y en colaboración con cuanto comerciante haya, con inclusión de la buhonería todavía no permisada.

Es que, si  a ver vamos, nuestra economía ha estado dolarizada desde que la planta insolente de las concesionarias, inglesas, norteamericanas y holandesas aquí se paseaban como Pedro por  su casa.

Decimos que Venezuela ha estado dolarizada y sigue estándola desde hace más de 100 años porque durante ese mismo lapso dependemos del dólar, al punto de reconocerse que un poco menos de 100% del Presupuesto Nacional se forma con dólares, y cuando beneficiamos a comerciantes exportadores, lo hacemos para importar más dólares y reducir la dependencia del dólar petrolero, pero no la del  dólar en sí mismo que, por el contrario, más la reforzamos, o sea, más nos dolarizamos. Con este compramos la mayor parte de lo que consumimos en maquinarias, materias primas, productos acabados, semiterminados, tecnologías  y pare de contar.

Los volúmenes de comparas nacionales al menudeo, recogidos como suma de salarios de pobres-entre ellos, los de los universitarios tan subpagados-distan mucho de los cuantiosos volúmenes de las importaciones pagaderas en dólares, una razón de peso para admitir  que operamos más con dólares que con bolívares. Las  ganancias económicas en bolívares de la mayoría de los fabricantes y comerciantes terminan dolarizadas y exportadas.

 Al punto de que hasta las leguminosas  negras y rosadas, blancas y amarillentas,   y el maíz que pudiéramos considerar como mercancías autóctonas, desde un tiempo para acá terminaron dolarizadas por concepto  de maquinarias agrícolas y abonos artificiales involucrados en su siembra, cosecha y mercadeo.

 Si a semejante dependencia del dólar, de la libra y de cuanta moneda extranjera no la consideramos como una evidencia de una dolarización de hecho, estamos defecando fuera de la bacinilla.

Es que la moneda nacional, el bolívar, concretamente, es para nosotros la moneda tan nacional, como lo es el dólar para los EE UU, y eso es constitucionalmente inviolable; su  desaparición como moneda de curso legal sería volver a los tiempos coloniales cuando usábamos la morocota de USA y monedas de acuñación con efigies españolas, todas basadas en el patrón metálico. Por eso merecimos el remoquete de colonia.

  Ahora, que a una moneda extranjera, el dólar, que es un dinero fiduciario nuestro gobierno se la deje meter al precio que unos banqueros o comerciantes les dé la gana, burlando las paridades oficiales y válidas emanadas del BCV, eso se resolvería sencillamente dejándole de comprar  las mercancías que de ese país importamos, y las pagáramos en otra divisa que EE UU esté dispuesto a aceptar para vendernos y nosotros a exigirle que nos pague el petróleo en esa divisa diferente al dólar. Tengo entendido que China deriva su paridad de una canasta de varias divisas.

 ¿Por qué no se prohíbe o regulan  esas importaciones y se abren  las de los correspondientes sucedáneos procedentes de otros países y comprables y pagables en otras divisas?

 Por ahí comenzaríamos, por el contrario,  a desdolarizarnos, en lugar de seguir hablando de dolarización de lo que ya está dolarizado. Todas las demás especulaciones, propuestas y sugerencias,  por bien elaboradas y bienintencionadas que lo sean,  quedarían sujetas a que volvamos al patrón  oro, pero con estas nuevas monedas no podríamos recibir divisas que no respondan al mismo patrón.

02/06/2015 07:14:00 p.m.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1997 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: