Al PSUV: no basta moverse como una ola grande sino como tsunami respecto a la defensa a Diosdado de un ataque sucio

Yo no sé leer pero me escriben. Cuando estoy un tiempito en el monasterio expiando mis pocos veniales pecadillos, no obstante reza que reza paso las cuentas del rosario una y otra vez tal que en mis manos reaparecen viejos callos que no obstante llevo como si fuesen medallas, y todo por mi patria, sé que un solo árbol no hace montaña pero de lo pequeño nace lo grande y la gota horada la piedra no por la fuerza sino por la constancia.

Y, como salomónica me decía mi Celedonia, que mas valga la astucia que la fuerza, yo le añado a esa sentencia, que casi siempre es así.

Veamos ahora cuando el campo de batalla es la cabeza; descifrar la realidad para entenderla requiere a veces de algo más que un martillo, así que saber usar la cabeza, en tal caso, es lo más apropiado.

Ya estoy en antecedente de como el enemigo se vino la mar de sucio contra el patriota Diosdado -vice del PSUV- tratando de que Maduro se deslindara del asunto -tómese en cuenta que Maduro es presi de nuestro partido- pero muy bien, excelente que Maduro, presto y como se dice, en un santiamén, les hizo la señal de costumbre tal como lo habría hecho Chávez.

A mi modo de ver ahí parece haber estado el quid del asunto, fragmentar al PSUV, hacer que un bando se fuera con Diosdado y otro con Maduro, eso por una parte, y por añadidura separar al Ejecutivo del Legislativo, y así por el estilo el Judicial del Electoral y sucesivamente aplicar la misma estrategia contra todos los Cinco Poderes del Estado Venezolano entre sí para luego provocar un caos y una vez confrontados entre sí, entonces, ellos, la MUD y sus amos, caerle a la Faja Petrolera del Orinoco como cochinos a la mierda, eso por apenas decir el lomito pero nosotros sabemos que el fascismo no tiene misericordia con nada ni con nadie.

A simple vista es observable que, puntualmente, el fascismo enemigo sabe con certeza que no podrá adueñarse de la Asamblea Nacional para putearla y al efecto hace enconados esfuerzos para debilitar nuestra clara opción de triunfo en la próxima contienda electoral y, consecuencialmente, el ataque al compañero Diosdado es un pretendido ataque al Poder Legislativo con la intención de suscitar abstención en nuestras filas.

Dicho de otra manera para ver si me explico mejor, así como la Conferencia Episcopal Escuálida Venezolana ique* -CEEV- predica la resignación ante el ataque feroz imperialista norteamericano y de sus lambeculos** de la MUD en contra de Venezuela, ahora pretenden bajarnos la moral exponiendo un Poder Legislativo supuestamente corrompido para que nuestros patriotas se abstengan de ir a votar.

Claro, imponiendo la matriz de que no vale la pena ir a votar por preservar una mayoría chavista en la Asamblea Nacional porque supuestamente ésta es corrupta, entonces ellos le darían un palo a la piñata.

A ese respecto lo conducente es que el PSUV y en general el Polo Patriótico, sin esguinces, sin guabinear, se mueva con mayor dinamismo para así atajar la fatal conjura enemiga.

No basta movilizarnos en orden de batalla como una ola grande, debemos movernos como un tsunami, debemos cerrar filas en defensa de Diosdado, expresamente, y a la vez en defensa de las instituciones del Estado que son amenazadas arteramente.

La defensa del patriota Diosdado Cabello tiene que ser explícita tal como ya Maduro lo dejó ver.

Al mismo tiempo -y esto lo vengo expresando reiteradamente hace tiempo- Los Cinco Poderes del Estado deben dar manifestaciones contundentes de unión en vez de uno por aquí y otro por allá aunque de acuerdo, tienen que ser mucho más eficaces en el mensaje, es que el todo es algo más que la suma de las partes, en la verdadera unión se adquiere un principio vital que no reside en la simple suma de las partes, y se manifiesta en una energía de orden superior: la moral de combate.

Yo en lugar de Maduro y puesto que Jefe del Estado, me presentaría cada vez que ofreciese una Cadena Nacional, indistintamente del tema, rodeado de los Jefes de los Cinco Poderes; mas, yo no soy Maduro sino inmaduro y es por lo que no soy Presidente de la República.

Inmaduro, Kapreko quiso ser Presidente pero el pueblo le dijo: “¡para ser Presidente hay que ser maduro, no inmaduro!”

Para muestra, el anterior botoncito.

Hasta en la guerra hay que exhibir un mínimo de escrúpulo pero el enemigo fascista que nos acecha con su bocota abierta no tiene siquiera un mínimo de eso, un atisbo de miramiento, no se respeta ni a sí mismo contimás al pueblo, esa es la naturaleza del enemigo y todos debemos conocer ese dato muy bien.

Yo no sé leer pero me escriben.

Otan:

Ique venezolana, por dizque…*

Lambe por lame** (también se dice relambe etc, por relame etc)





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1126 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a208573.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO