Carta abierta a los lectores de Aporrea

Hace tiempo que quiero escribir esta carta, y por fin lo hago. Tiene que ver con tres temas:

1) invitaciones para las redes sociales,

2) los lectores engañosos, y

3) mi agradecimiento

REDES SOCIALES

Agradezco enormemente a todos los muchos lectores y lectoras que me mandan invitaciones para integrarme a las redes sociales.

Cada vez que recibo una invitación, y son muchas, casi todos los días, quisiera responderles para disculparme por no aceptar la invitación, pero no lo puedo hacer ya que no sé donde escribirles.

Bueno, por eso escribo esto.

La razón que no acepto las invitaciones es porque tengo un recorrido de vida (no criminal) que no me permite ser una persona pública sin poner en peligro a mi familia, y a mi vida también, pero no entraré en los detalles. Lo máximo que puedo hacer en el internet es tener un correo electrónico.

Ahora saben por qué, y quisiera agradecerles.

LECTORES ENGAÑOSOS

Desde hace casi 13 años he estado recibiendo, entre otros, correos de lectores que se creen fantásticos y súper inteligentes, vivos, y misteriosamente sabios, cuando de verdad son unas ratas desalmadas y abusadores sin escrúpulos o moral.

Tengo la costumbre de responder a todos y cada uno de los correos, aun cuando me insultan y amenazan de matarme, a menso que sea spam, y a veces he respondido hasta 200 correos en un día cuando me publicaban en ingles. Hoy el máximo de respuestas en un día es de alrededor de 30, a veces un poco más.

De todas maneras hay lectores, siempre opositores que dicen engañosamente no ser ni opositores ni chavistas, que empiezan sus correos con cosas como, "Buenas tardes camarada," o "Amigo Oscar," pero sin conocerme, no saben quién soy, donde vivo, qué hago, a qué me parezco, o qué tipo de carácter tengo, el cual es generalmente no muy simpático.

Entonces, para que esos lectores sepan, me da muchísimo disgusto cuando alguien me dice amigo sin conocerme, o camarada cuando se trata de un engaño.

Es más, todos esos lectores, sin ninguna excepción, tratan de pasarse por vivos, pero conmigo no pasan. Empiezan, como siempre, haciéndome preguntas sobre el tema del artículo, y yo les respondo, como siempre, con absoluta sinceridad, pero después, a partir del segundo correo --- donde siguen llamándome amigo --- empiezan a bifurcar, o desviarse del tema para empezar a tergiversar lo que yo dije.

Odio eso.

Encuentro esa práctica sifrina prepotente de manipular con mala intención las ideas o palabras de otras personas para tratar de hacerse pasar por inteligente ser una práctica muy baja, y de muy, pero muy mal gusto. Entonces, para que esos lectores sepan, cuando me dé cuenta que eso es lo que me están haciendo, simplemente los mandaré al diablo, y les bloquearé sus correos electrónicos.

Ahora saben, todos saben.

Conmigo no se metan.

AGRADECIMIENTO

Finalmente, quiero agradecer a todos los lectores que me leen. No sé si a veces se preguntan por qué escribo, bueno, la historia es muy larga, pero pudiera decir que tiene sus raíces en:

1) haber crecido pobre y haber vivido en las calles
2) haber vivido y trabajado en los desastres de barrios de Caracas en los años 1970,
3) haber vivido la primera guerra del golfo, golpes de estado militar, y varios secuestros, y
4) las muchísimas experiencias que he tenido a raíz de haber vivido/trabajado en 34 países.

Por alguna razón que no conozco me encuentro impulsado a compartir estas experiencias y los conceptos e ideas nacidas de estas experiencias. Siempre espero que mis comentarios sirvan para alimentar el pensamiento y la creatividad humana y humanista natural Indígena, endógena e innata, versus el pensamiento racista colonialista, europeo, o gringo capitalista explotador y criminal.

Y por supuesto, gracias a Aporrea, sin la cual no podría compartir.

Gracias.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3826 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a207070.htmlCd0NV CAC = Y co = US