Lo peor del autismo de Jorge Roig: "No somos empresarios, somos una suerte de concesionarios"

Para Jorge Roig, presidente de Fedecamara la situación que viene en los últimos meses es peor, así lo afirma: "Lo que viene es peor, el resto del 2015 está perdido para la economía", recordando las palabras de aquel profesor de la UCAB, Luis Pedro España: "el escenario 2015 será dramático a nivel social, romperemos todos los records de presión social del año que vivimos en 1989, 1992, 1996 e incluso situaciones similares que vivimos en el paro petrolero", así lo ve el investigador y profesor de la UCAB, Luis Pedro España . Coincidencia de criterios y también, similares análisis del entorno económico del país, todo ello a causa de "la situación general de la industria y la escasez en el mercado" y como dice de "las expectativas a corto plazo", según Roig. ¿Qué ocurre en realidad? Analicemos las palabras de una entrevista concedida de este representante de la clase empresarial del país.

Vamos a graficar verbalmente lo que pasa en el mercado, en el entorno económico de los negocios con las mismas palabras de Jorge Roig, para ver que hacen y dicen los empresarios capitalistas: "Evidentemente los precios tienen que subir, son leyes elementales de la oferta y la demanda, …los bienes que más escasean son los de precios controlados. Consigues magret de pato de Nueva Zelanda porque hay gente dispuesta a pagarlo, pero no consigues el producto elemental para tu dieta porque está controlado", ….al productor no le es rentable seguir produciendo en grandes variedades y prefiere hacer otro producto que no esté controlado porque con el control de precios y la hiperinflación los márgenes están totalmente alterados". Para él, Roig explica el cuadro del diagnóstico de una manera muy sencilla, con una ecuación evidente: Hay menos productos porque hay menos producción nacional y los dólares "se acabaron para importar" mientras hay más gente. Total una guerra económica contra el pueblo.

Bueno a confesión de parte relevo de pruebas para el pueblo, "hay menos producción", debería preguntarse Roig ¿Que hemos hecho con la economía del país?. Dice "El 21% de la población es apenas la que cree que estamos en una guerra económica, ….". O sea que no hay guerra económica pero si menos producción y los productos que hay son para más gentes pero son menos y más caro, no es así, de manera que la gente lucha por esos productos económicos, hay guerra económica no es así? pero que dice este caballero si en esta crisis de escasez de divisas, o también podríamos llamarla de guerra de divisas entre los empresarios, lo que busca la población son los productos escasos, de primera necesidad a precios regulados porque el gobierno tomó la decisión de regular los precios por un lado y por otro, sostener el dólar a 6,30 para alimentos y medicamentos como su principal responsabilidad en esta crisis de frente con su elector, pero no, sucede que los empresarios como no tienen compromiso social, guiándose por la rentabilidad, decide no hacer los productos regulados, hacer otro producto que no esté controlado por los precios, creando la escasez y estimulando la hiperinflación. ¿No es esta un guerra económica?. Para el empresario capitalista, producir significa subir los precios, desregularlos, (¿y los salarios no?) de lo contrario no produce, ¿a quiénes le declaran la guerra económica que según Roig el pueblo no cree, y los capitalistas no se comen ese cuento, pero está a la vista de todos con la escasez según el termómetro popular?.

En esta lucha económica, por obtener las divisas (los dólares), es conocido que las empresas privadas capitalistas no generan dólares, ni siquiera las corporaciones extranjeras asentadas en el país, prefieren comprar los dólares al gobierno para importar, el gobierno genera 9 de cada 10 dólares que ingresan al país, pero la realidad cambió, ha declinado la fuente de ingresos por venta del petróleo tras el desplome de los precios del crudo creando una especie de "sequía de divisas" y por ende escasez de productos para el mercado e insumos para la industria forzando la producción del país y porque no decirlo, contrayendo la demanda de empleo.

Indiferente a esta realidad pese a los esfuerzos del gobierno chavista de sostener el derecho al acceso de los productos regulados en medio de esta crisis o guerra económica contra la población venezolana, víctima de la escasez, se agrava con el ataque de los bachaqueros (contrabandistas y comercio informal) creando distorsiones de precios en el mercado, donde de acuerdo con Roig, el desabastecimiento de bienes básicos ronda el 65% y se espera que las cosas empeoren". Además debemos tener en cuenta que las presiones económicas y políticas no disminuirán, eso se explica por la agenda electoral de los diputados a la asamblea nacional por lo que el presidente de Fedecamara J. Roig advierte que "los empresarios capitalistas no van a tomar decisiones (de inversión, la nota es mía) económicas de fondo", mejor dicho no van a producir bienes necesarios para el consumo, atacando a los consumidores, es decir una guerra económica no declarada.

¿Qué dicen las corporaciones internacionales, por ejemplo, la general Motors?, "Al no tener capacidad de obtener dólares en el corto plazo, lo que creemos será poco plausible, la producción actual de vehículos probablemente cesará en julio de 2015", "Seguimos trabajando con el Gobierno de Venezuela para encontrar soluciones para convertir la moneda", dijo el portavoz Tom Henderson a través de un correo electrónico. "GM despidió a 446 trabajadores este mes y la unidad local de Ford Motor Co, que detuvo sus operaciones hace dos semanas, está considerando el despido de 267 empleados, dijo esta semana un dirigente sindical a Reuters. Otras empresas estadounidenses, incluyendo Kimberly-Clark Corp, Procter & Gamble y PepsiCo Inc, se han quejado de las dificultades para convertir sus ingresos en bolívares a dólares". Estas empresas debería leer el mensaje redentor de Lorenzo Mendoza del 19 de abril del 2015.

Por eso es que Roig consciente de la conducta guerrerista empresarial, no augura en este año 2015 nada bueno, las empresas capitalistas van a seguir su agenda política, repercutiendo contra la calidad de vida de los venezolanos, contra su estabilidad y seguridad social, sencillamente porque sus decisiones económica, ya está tomada, la desinversión, no ponen a un lado su visión política de sociedad, sino que la colocan en el centro del debate de los empresarios, lejos de los asuntos económicos, ponen sobre la mesa sus expectativas, el clima económico y político con el gobierno de Nicolás Maduro, el debate se da respecto al problema de los modelos económicos de desarrollo, aun cuando se está consciente de "la caída de los precios del petróleo, porque el país ha aumentado su dependencia a las exportaciones de este producto, que aportan 96 de cada 100 dólares que ingresan a la economía". Quiere decir que los empresarios en vez de disminuir la dependencia de las importaciones y producir lo que hacen es declarar huelga de inversiones productivas.

Esta dependencia financiera de los dólares no solo es del capital extranjero sino también del capital criollo el cual se sirve de los dólares que produce la nación para beneficio propio de los negocios, pero no así para los consumidores, circulo vicioso que no termina por romper las cadenas de la dependencia del desarrollo, de los productos importados. Roig afirma: "Esa es la tragedia que tenemos los venezolanos, el que haya un solo oferente de los dólares. Tenemos muy poca diversificación y alta dependencia,…será necesario devolverle al aparato productivo nacional su papel en la economía del país". (¿A quien habrá que devolverle el impulso del aparato industrial, si está harto demostrado que el empresariado venezolano no lo ha desarrollado?) Además para Roig, "En Venezuela las cadenas productivas son muy cortas. En alguna parte de tu proceso necesitas algo que es importado…" "Se rompieron las cadenas productivas porque no estás asignando ni vendiendo dólares a todas las partes de la cadena", "según la última cifra de una encuesta de Conindustria, el gremio del sector manufacturero, las empresas están trabajando a un 50% de su capacidad. ´Hay otras empresas que están en cierre técnico´. No han bajado la ´santamaría´ (las puertas), pagan las nóminas, sus gastos fijos, pero no producen nada. No cierran a la espera de que esto pueda mejorar, pero no todo el mundo tiene el mismo pulmón".

Roig tiene razón excepto que la tragedia la sufren todos los venezolanos de a pie y no todos, pero corresponde a la empresa privada independizar su aparato industrial de las divisas, exportar competitivamente para atraer divisas al país, durante más de cuarenta años no lo han hecho, han perdido mucho tiempo, en fortalecer el aparato industrial, diversificar la fuente de los dólares es cuestión de producir y añadir valor a la cadena, como el mismo lo dice, haciendo una diagnóstico de la industria, que el sector tiene muy poca diversificación y alta dependencia tecnológica de la economía del país, siendo así, lo capitalistas empresarios apelando a sus palabras como dice Roig tratan de "justificar lo injustificable", ven falseadamente y buscan la culpa en el otro, (el gobierno), si este produce 96 de cada 100 dólares generados en el país, ellos apenas el 4%, ¿Qué les han impedido generar dólares para el país en los últimos cincuenta años, no es precisamente los controles de hoy?.

J. Roig no corrige el modelo de desarrollo económico, prefiere aflojar de nuevo la tuerca, continuar remando en la dirección equivocada, critica el modelo chavista de desarrollo, por el paternalismo social con las misiones socialistas, según él, "…será necesario devolverle al aparato productivo nacional su papel en la economía del país. En vez de perseguir empresarios tenemos que incentivarlos y en vez de expropiar empresas tenemos que darles todas las facilidades para que produzcan". "Incentivarlos" y darle todas facilidades", ¿No suena esto acaso a "paternalismo económico, a dependencia social de parte del principal presidente del gremio de los empresarios?. ¿Entonces quiere seguir como simple concesionario como dice del gobierno?

¿Qué modelo económico nos vende este caballero sino el del capitalismo de estado, de parasitismo financiero? ¿Estará consciente J. Roig que éste modelo económico hizo aguas por todos lados en el pasado, (el populismo del capitalismo socialdemócrata de estado) pero quiere volver a repetir las lecciones?. Lo dudo, insiste en atacar las consecuencias no las causas. ¿No es ésta visión, la de una economía muy enferma? Roig agrega: "En Venezuela la labor empresarial se ha perdido. Nosotros no somos empresarios, somos una suerte de concesionarios. El gobierno te asigna los dólares y te dice a qué precio te los da, cuántos y por qué puertos del gobierno nacional importas y donde tienes que almacenar y repartir ¿Qué esperaba con el incentivo de los petrodólares del gobierno? ¿Para qué entonces coquetea con el gobierno pidiendo incentivos y todas las facilidades fiscales y monetarias?.

La paranoia política de Roig es "el discurso del enemigo": "Evidentemente no podemos sentirnos tranquilos porque la iniciativa privada está en este momento muy amenazada en el país", dijo al destacar que Fedecámaras forma parte de esta lista de enemigos habituales del lenguaje oficial, como lo es Estados Unidos, España y otros objetivos". ¿Qué podemos decir del pueblo venezolano que se les niega el 65 % del abastecimiento? ¿Puede el pueblo venezolano preguntarse otro tanto, por sus enemigos histórico y habitual de clase, que los explotan en la producción y en el consumo, en el mercado exactamente y su mecanismo perverso de distorsión de precios?. Naturalmente el pueblo no puede estar tranquilo, la iniciativa privada le ha conculcado el derecho a alimentarse, el derecho a la salud, a la vivienda, incluso al empleo, todo lo someten al cálculo económico de la rentabilidad del mercado, inclusive pasando por el derecho a la vida. ¿Qué propone este caballero defensor del capitalismo paternalista del mercado y a su vez del capitalismo neoliberal?

"Fedecámaras plantea que se levanten los controles y haya libertad de cambio, disciplina fiscal y un Banco Central "que le ponga un parao al gobierno" en su práctica de endeudarse con facilidad y sin límite. La palabra clave es la confianza que no la hay, en el discurso del presidente". "El desastre es evidente y la pretensión que tienen para abordar los problemas no son precisamente corrigiendo las fallas sino tratando de eliminar las consecuencias de lo que está ocurriendo. Sin atacar el modelo no se va a resolver el problema". ¡Vaya en hora buena!, levantar controles de cambio, disciplina del gasto social público (recortar el gasto social de las misiones), independencia del banco central que le dé un parao al gobierno. Sucede que Roig quiere abordar el problema, pero nos invita al capitalismo de estado, "armas melladas del capitalismo de ayer", pero propone también libertad cambiaria e independencia de la política monetaria del banco central del gobierno, es como si se le dijera a Fedecamara, que la política de ingresos en sus empresas, es exclusividad del gobierno, además la repartición de la renta empresarial, que ellos no son autónomos en decidir sobre la distribución de los beneficios, que hay que poner un parao a la subida de los precios, al mecanismo perverso de la oferta y demanda, ¿Estarían dispuesto Fedecamara aceptarlo?. No, cada zapatero a su zapato.

El desastre de la iniciativa empresarial es evidente con el desabastecimiento inducido, y es inducido porque al producto no le es rentable satisfacer las necesidades del pueblo a los precios regulados, con el 30% de las ganancias, y prefieren hacer otro producto que no esté regulado, así son los enemigos habituales del pueblo venezolano, quienes colocan al país en zozobra, así lo criminal de esta conducta empresarial es que de acuerdo con el termómetro de la escasez "todo el mundo sabe cuál es la situación La cifra de desabastecimiento es mucho mayor que la última publicada por el gobierno nacional", el año pasado (cuando estaba en torno a 29%). En renglones como cuidado personal e higiene llega hasta 80%. "Un país que no tiene papel higiénico… tú me puedes decir qué clase de sociedad estamos teniendo". Al mismo tiempo, hay graves deficiencias en sectores como aceites, y hay rubros que han ido desapareciendo".

¿Qué clase de sociedad perversa estamos teniendo si no es rentable producir lo que el pueblo demanda?, un país que no produce sus alimentos, sus bienes higiénicos, sus medicamentos, porque de hacerlo les regulan los productos, entonces prefieren no hacerlo, exponiendo a la población a la intranquilidad, con el indicador de que "….tenemos es de más de 65% de desabastecimiento como promedio. De cada 100 veces que vas al supermercado, en 65 no consigues lo que buscas", ¿Por qué no lo consigues, porque los empresarios prefieren producir otros productos que no sean regulados, que les dé más ganancias, más rentabilidad, si repetimos, en qué sociedad viven estos delincuentes saqueadores del salarios de los trabajadores a sabiendas que en renglones de cuidado personal e higiene llega hasta el 80%? Pero no; para Roig "En Venezuela es un delito (…) Tener inventarios" conociendo que el pueblo los necesita para el consumo, el prefiere almacenar los bienes, pero según él los márgenes de ganancias están alterados por la hiperinflación. Claro; "la gente no está contenta con el rumbo que lleva el país" pero incluye el rumbo de las empresas privadas y su política de precios hiperinflacionaria. Veámonos en el ombligo con las decisiones de las empresas privadas, alterar los precios todos los días, hoy preguntas por un precio, mañana otro, aquí y allá, nada es permanente, los precios cambian, no se cómo pide levantar los controles de precios.

¿Qué controles se puede levantar, si hay una total liberación de precios, exceptos los productos que demanda el pueblo, los regulados, que hasta eso les quieren arrebatar al pueblo los rapaces empresarios capitalistas?. Aquí se impone la agenda política de los empresarios, tumbar al gobierno, ¿Cómo? Reduciendo los espacios de las actividades económica, autocensurarnos políticamente en la economía, absolutamente todos los capitalistas, asfixiar al gobierno, desapareciendo empresas, trasladándose a otros ramos de producción, agitando al pueblo a través de bachaqueros capitalistas que sienten que esa es su forma de ganarse la vida exprimiéndolo, saqueándolo, como una forma de vida parasitaria, arrebatándole los productos al pueblo, esos capitalistas bachaqueros siente que "….la cola se ha convertido en una profesión. Ha sustituido a la misión (los programas asistenciales del chavismo) desde el punto de vista social", pero Roig como es buen pronosticador, declara que "Un sociedad de bachaqueros está condenada al fracaso". En verdad, el capitalismo especulativo está condenado al fracaso, la sociedad está muy enferma, producto de una economía muy enferma, distorsionadora del consumo de la sociedad, vale decir del inventario de los hogares de las familias venezolanas.

Fuente:

1.- La Madurada, "¡Lo que viene es peor! El resto de 2015 ya está perdido para la economía, advierte Jorge Roig", 30-04-2015, http://www.maduradas.com/lo-que-viene-es-peor-el-resto-de-2015-ya-esta-perdido-para-la-economia-advierte-jorge-roig/#ixzz3YtCARBAJ

2.- Clara Franco, "Misiones sociales en Venezuela, programas que no eliminan la pobreza", Diario Las Américas, 01-02-2015

3.-Reuters, "General Motors probablemente detendrá ensamblaje de vehículos en Venezuela en julio", América Economía, 30-04-2015.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1874 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a207047.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO