La campaña permanente y la decadencia de la revolución

Si en algún tema tiene razón Jorge Rodríguez es cuando invita a un auditorio motivado a buscar el origen del Plan de la Patria: "hay que saber de dónde vino, cómo fue "construido el Plan de la Patria" convidó a sus colegas en la Juramentación de la Red de Concejales Eliezer Otaiza.

Pero, para evitar molestias a su oyentes, es decir, para que no investiguen de verdad cuál es el origen verdadero, les facilitaría el trabajo explicando el mismo, con sus palabras y su inteligencia, cómo fue que comenzó la cosa. Dice Jorge:

"con su mano izquierda de su puño y letra, con lápiz de grafito Chávez escribió cada uno de los artículos (¿?), cada Objetivo histórico, cada uno de los objetivos Nacionales y cada uno de los objetivos estratégicos del Plan de la Patria por tanto no es letra muerta es letra viva en el ejemplo y es el verdadero legado ideológico estructurante del Estado venezolano, del Estado del futuro, del Estado de bienestar, del socialismo bolivariano escrito de puño y letra por Hugo Chávez".

Al tiempo que Rodríguez blandía la edición adulterada del Plan de la Patria. Este Plan, para su aprobación por la Asamblea Nacional, ya muerto Chávez, según dice su "exposición de motivos" en el último párrafo, es una "actualización" del Plan original, mejor lo leen ustedes:

"Es así como se presenta la actualización de la carta estratégica que habrá de guiarnos por la ruta de la transición al socialismo bolivariano del siglo XXI, con este Plan de Desarrollo Económica y Social de la Nación 2013-2019…". G.O. de la República Bolivariana de Venezuela N° 6.118 Extraordinaria, 4 de diciembre de 2013

La pregunta que uno se hace es ¿Qué había que "actualizar" del Plan? A ese mismo Plan que agita Jorge Rodríguez en su discurso, le mutilaron la Presentación completa, escrita con su mano izquierda y de su puño y letra por Chávez y la sustituyeron por esa peorra exposición de motivos, para ese Plan falsificado. La "actualización" del primer Gran Objetivo Histórico del Plan de la Patria es suficiente para darnos cuenta de la pobreza del cambio y de las intenciones del cambio. En el último párrafo del escrito por Chávez dice:

"Es por ello que el primer gran objetivo histórico, para el próximo período de gobierno Bolivariano y socialista será defender y consolidar el bien más preciado que hemos logrado: la independencia política; reafirmar nuestra identidad nacional nuestroamerinaca, así como seguir avanzando en el marco de una audaz goepolítica internacional hacia nuestra plena independencia económica." Publicado por el Comando Carabobo, el 12 de junio de 2012 y firmado por Chávez

Bien la "actualización" introducida como gazapo la divulga Rodríguez en su auditorio, esta vez como el argumento electorero que es, y por supuesto vacío de razones ideológicas y políticas las cuales están en el espíritu de lo dicho por Chávez más arriba.

"Cuando el presidente Chávez se refería a la preservación del bien más supremo de la independencia en el Plan de la Patria – dice Rodríguez- lo hacía bajo la clara aseveración de que "una derrota electoral de la revolución bolivariana siempre significa una amenaza verdadera a la independencia nacional".

¡Qué falta de argumentos verdaderos! ¡Qué falta de honestidad!

Lo primero que hay que tener claro es que una revolución no puede depender de elecciones, que una democracia socialista debe sustituir el sistema de democracia representativa burgués en su totalidad, y ese objetivo hay que alcanzarlo pronto. Es demagogo decir ahora que una derrota electoral significa una amenaza verdadera a nuestra independencia nacional. Eso lo sabía Chávez pero cuando redactó el plan de la patria de seguro que no pensaba en eso como lo primordial. Pero eso lo sabía todo el gobierno cuando comenzó a jugar con la burguesía; a besarse en los labios con la derecha, en estos meses de oscura decadencia revolucionaria… cuando se cree que "se puede ser de derecha, pero querer el lugar donde nació", ¡coño!, da risa.

Hasta cuándo se puede engañar a la población chavista vendiéndole como lucha revolucionaria el tareísmo embrutecedor de buscar votos casa por casa, sin llevar en el morral ningún argumento inspirador, ni siquiera creíble. Ese gobierno de calle, "manejando lo que sea", no es otra cosa que una campaña electoral "permanente" que nos distrae de organizar, planificar, tomar decisiones; estudiar. ¿Acaso uno es tonto para no darse cuenta que quien ocupa el tiempo en una cosa no la ocupa en otra? A menos que se tenga el don de la ubicuidad, y ese es privilegio de dioses. No hay un gobierno claro. Solo vemos espías y chismosos denunciando cualquier cosa, propagandistas, taimados tecnócratas, aduladores y mucho miedo por perder poder.

Ustedes no saben con qué facilidad se desplazan los pícaros entre los polos de poder. Son como metales despolarizados. En lenguaje filosófico, son seres amorales; y político, son burgueses disfrazados. Estamos viviendo una vida que no nos pertenece, abrigando sentimientos que no son nuestros y estamos destinados a sufrir una condena como pueblo por algo de lo que seguro nos van a culpar y vamos a pagar, y sin razón, de a nada. Lo menos que podemos hacer es protestar y exigirle al gobierno que rectifique y cumpla su palabra y avance hacia el socialismo. No se puede hacer la revolución con el Plan adulterado de la Patria, y mucho menos con los planes de Zonas Económicas Especiales. Tampoco disimulando. Mucho menos sosteniendo la ignorancia en la que vive la población de todo lo que se hace y se deja de hacer. No se puede gobernar sin darle respuestas al pueblo; él lo cobrará tarde o temprano. Dicen que la mentira tiene piernas cortas.

!Hasta cuando vomos a votar en la "cuarta"! !que sea esta la última vez!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1515 veces.



Héctor Baíz

http://hectorbaiz.blogspot.com/

 hecto.baiz@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Baiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: