Chavismo de a pie visita El Imperio y lanza mensaje de paz en TV

No sé olviden del Chavismo de a pie, ese que no ocupa cargos en el gobierno pero que trabaja diariamente con humildad y ánimo de paz por el progreso y la felicidad de la sociedad entera de acuerdo a los principios establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Desde tierras que llaman "El Imperio" pero donde tambien viven seres humanos con valores y principios que no son nuestros enemigos, hemos desarrollado un recorrido por varios órganos de la prensa con la finalidad de difundir un mensaje de paz, diálogo, democracia, derechos humanos, coexistencia pacífica y no a la guerra entre los pueblos de un mismo continente. Lo hacemos por iniciativa propia y con la esperanza de que estos encuentros así se extiendan a todos los niveles en función de lograr relaciones cordiales basadas en el respeto mutuo y la soberanía. En mi próximo artículo presentaré videos de mi participación en la tv y los diálogos con periodistas de visión totalmente opuesta a lo que nosotros predicamos. Sirva esto como ejemplo de que en el mundo podemos convivir en armonía aun siendo diferentes.

Por lo pronto a quienes no entienden esta política internacional y persisten fracasadamente en un discurso trasnochado de la extinta época de la guerra fría, les dejo la a siguiente reflexión:

El proceso bolivariano en Venezuela implica unidad y confianza entre aliados. Advertimos que por cada crítica ruda o destemplada donde causamos molestias entre aliados socialistas, no menos de veinte veces hemos metido el pecho públicamente en defensa de la revolución, verbigracia durante la enfermedad y deceso del comandante Chávez. Sumar y restar permitirá establecer un balance sobre la conducta de muchos camaradas, que pecan de rebeldes o contestatarios, pero que son gente totalmente honesta y eso vale demasiado.

Para poder servir a Venezuela no hace falta estar en un cargo público, pero si urge vigilar a quien lo ocupa. La crítica debe ejercitarse de modo que le facilite al pueblo abrir los ojos, urge orientar al ciudadano para que haga valer sus derechos, cumpla sus deberes, exija resultados a sus mandatarios, vigile la función pública y defienda sus conquistas. Temo que callar favorece la consolidación de un pueblo manso, ovejas que depositarán su fe a pastores apóstoles impredecibles.

En su libro El papel del individuo en la historia (1898), Gueorgui Plejanov afirma: "Un gran hombre lo es no porque sus particularidades individuales impriman una fisonomía individual a los grandes acontecimientos históricos, sino porque está dotado de particularidades que le convierten en el individuo más capaz de servir a las grandes necesidades sociales de su época".

Si se nos ataca por criticar, exigimos analizar un buen número de nuestras declaraciones, no una evaluación parcial o incompleta de una o dos donde protestamos. Esta es la era que nos tocó vivir, con una revolución amenazada por el imperialismo pero también por problemas internos como burocratismo y corrupción.

Miedo me da el aplauso fácil, terror me causa el silencio de los cómplices, esos llevan a las revoluciones al matadero mediante aparatosas derrotas electorales. Acostumbrémonos a autocriticarnos. La rectificación debe empezar por nosotros mismos. Creo que si trabajamos sin descanso por la revolución sin esperar nada a cambio, tenemos derecho y moral para criticar respetuosamente las fallas burocráticas con fines de incentivar una rectificación a tiempo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1646 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: