Dar dólares a banca privada es violar la Constitución

Al pueblo hay que hablarle claro con la Constitución en la mano y sin dudas que den espacio a la confusión mediática. Nuestra Carta Magna establece claramente que el Estado tiene la facultad de dirigir la economía nacional, por ello cuando se trata de bienes o recursos vinculados a la utilidad pública e interés social, el Estado tiene potestad para ejercer su administración.
 
Este criterio es el mismo que se aplica con el carácter público y no privatizable de la industria petrolera. Es evidente que la divisa extranjera repartida por el Estado en este caso proviene de la exportación petrolera de modo que es parte integral de la misma industria.
 
En resumen, entregar total o parcialmente tales petro-divisas a  la banca privada, empresas privadas o a sujetos particulares sería una privatización indirecta de la industria petrolera venezolana.
 
Dicha privatización viola la Constitución y es una modalidad neoliberal solapada o encubierta que pretende despojar al Estado de su potestad constitucional de administrar los hidrocarburos para planes, programas y misiones sociales en beneficio de todos los venezolanos.
 
Las recientes medidas económicas, financieras y cambiarias apuntan al restablecimiento del orden constitucional infringido y al saneamiento de la economía nacional en función de la justa distribución popular de la renta petrolera, lo cual obviamente abarca a las divisas que se derivan del negocio petrolero que es propiedad del Estado venezolano.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4523 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: